Skip to content

Varados entre Tahití y la Isla de Pascua por el coronavirus: historias de personas atrapadas por la pandemia lejos de casa

Durante 6 meses, docenas de personas estuvieron atrapadas en el lugar equivocado. Ahora un avión militar francés los devolverá a sus hogares.

Varados entre Tahití y la Isla de Pascua por el coronavirus: historias de personas atrapadas por la pandemia lejos de casa

Varados entre Tahití y la Isla de Pascua por el coronavirus: historias de personas atrapadas por la pandemia lejos de casa

Unos 25 residentes de la remota Isla de Pascua que han estado separados de sus seres queridos por más de seis meses debido al coronavirus podrán finalmente regresar a casa esta semana en un avión militar francés.

El grupo está varado en Tahití, Polinesia Francesa. Muchos habían llegado en marzo para pasar unas semanas, pero quedaron varados cuando el virus se propagó por todo el mundo y sus vuelos de regreso con la aerolínea LATAM fueron cancelados.

Un segundo grupo de unos 15 tahitianos tampoco pudo salir de la Isla de Pascua debido a cancelaciones de vuelos.

Las autoridades francesas anunciaron el martes que utilizarían un turbopropulsor Airbus A400M Atlas para repatriar a ambos grupos en un vuelo de unas seis horas en ambas direcciones.

La Isla de Pascua, también conocida como Rapa Nui, es un territorio chileno situado a mitad de camino entre la Polinesia en el Pacífico Sur y Sudamérica.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia anunció que había lanzado la misión a petición de las autoridades chilenas y que se llevaba a cabo en estrecha coordinación con la Embajada de Francia en Santiago de Chile. La aeronave está actualmente en Tahití con el ejército francés.

El grupo de residentes de la Isla de Pascua ha estado pidiendo ayuda a las autoridades en español, francés e inglés durante meses. Incluso habían escrito al presidente chileno Sebastián Piñera. La Associated Press escribió sobre su situación por primera vez el mes pasado.

“Estoy tan feliz”, dijo la líder de grupo no oficial Kissy Baude en un mensaje de WhatsApp a AP. “Estamos tan felices y aliviados de poder finalmente volver a casa y saber que los tahitianos varados en Rapa Nui también volverán con la misma misión.

Baude agradeció a las autoridades de Francia, Polinesia Francesa, Chile e Isla de Pascua por organizar la logística, incluyendo la gestión del aeropuerto y una cuarentena de 14 días para el virus, que pasarán en un centro de salud a su regreso a Isla de Pascua.

Entre los varados se encuentra una madre de 21 años que dio a luz a su segundo hijo hace unos días sin que su marido estuviera cerca porque había regresado a casa. No estaba claro si ella y el bebé recién nacido podrían volver con el vuelo del jueves.

La Isla de Pascua, donde viven alrededor de 8.000 personas, es un pequeño lugar en el vasto Océano Pacífico conocido por sus altísimos moai, enormes cabezas talladas en roca volcánica por sus habitantes hace cientos de años. Para los isleños de Pascua, Tahití ha sido durante mucho tiempo una escala, un enlace con el resto del mundo.

Hasta la llegada del virus, LATAM tenía una ruta de vuelo regular de regreso desde Santiago de Chile a la Isla de Pascua y Tahití. LATAM dijo que suspendió la ruta en marzo debido al virus y que no se fijó una fecha para reanudarla. Ninguna otra aerolínea ofrece un servicio similar.

“La reanudación de este vuelo depende del desarrollo de la pandemia y de las actuales restricciones de viaje”, dijo la aerolínea en un comunicado el mes pasado.

por Nick Perry Russell, Associated Press

Elisa Carnelli

ap