Skip to content

Alberto Fernández respondió a Mauricio Macri: “En los últimos cuatro años la mentira fue una constante”.

El Presidente cuestionó la gestión de Cambiemos a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires. Ayer el ex jefe de Estado había calificado los primeros diez meses de gobierno del Frente de Todos como "muy perjudiciales".

Alberto Fernández respondió a Mauricio Macri:

Alberto Fernández respondió a Mauricio Macri: "En los últimos cuatro años la mentira fue una constante".

El presidente Alberto Fernández aprovechó un acto en Avellaneda para responder al ex jefe de Estado Mauricio Macri, quien reapareció ayer después de mucho tiempo sin dar entrevistas, y dijo que “el vicepresidente está dirigiendo el gobierno como todos imaginamos que sería” También cuestionó la gestión del Frente de Todos durante los meses de la pandemia.

En este contexto, Fernández dijo que “en los últimos cuatro años la mentira ha sido una constante” y que su gobierno está tratando de “mostrar seriedad”, primero “haciendo compromisos” basados en “la palabra que empeñas”.

“La palabra ha sido severamente devaluada en la política argentina, porque en los últimos cuatro años la mentira ha sido una constante: hubo presupuestos que fueron presentados siete días después y cambiados completamente, y planes de reemplazo que explotaron después de cinco días”, dijo el presidente en referencia al gobierno de Cambio.

Fernández, refiriéndose a la administración del ex presidente Mauricio Macri, agregó que “estos cuatro años son inexplicables y son una metáfora del olvido: Habla de una época en la que el gobierno se ha olvidado del pueblo, y eso es imperdonable.

“Pensé que después de la dictadura militar, que dejó a YPF en una enorme crisis, era imposible dejar esta empresa en la crisis en la que la dejaron, pero pudieron hacerlo”, dijo el presidente en referencia al gobierno que le precedió.

En la entrevista que Macri concedió ayer, también dijo que “el peronismo está siendo secuestrado por Cristina Kirchner” y que esto “significa que está siendo cooptado por la irracionalidad y que por lo tanto es muy difícil sentarse y hablar con ellos”.

También se refirió a los 10 meses que Alberto Fernández ha estado al frente del gobierno, calificándolos de “muy perjudiciales” porque ha adoptado “una actitud de miedo mezclado con autoritarismo”.

“Todos esperábamos que el kirchnerismo volviera después de aprender algo, pero cuando empezó a subir los impuestos, a despreciar la propiedad privada despojando a Vicentin, a tomar todo tipo de regulaciones, a dejar caer la ley de la economía del conocimiento, a atacar el sistema institucional, destruyó la credibilidad”, analizó en diálogo con TN.

Alberto Fernández dijo hoy que estaba en contra de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, a quien no nombró, pero se refirió a la anterior administración de la provincia de Buenos Aires. “Abrí hospitales en La Matanza, que estarán terminados en 2015, y alguien decidió no construir más hospitales, y estaban en funcionamiento, pero se cerraron sin ser utilizados”, dijo.

En la misma línea mencionó que durante su mandato “entregamos casas construidas en 2015 donde alguien había decidido durante cuatro años no entregarlas a los argentinos que necesitaban vivienda. Además, refiriéndose a su anuncio, afirmó que las inversiones se harían en el área del Gran Buenos Aires, “que fue completamente olvidada durante todo este tiempo”.

“Cristina tenía razón cuando asumimos la Presidencia y dijo: ‘Presidente, escuche a la gente. No escuchen lo que escriben y no presten atención a lo que dicen los poderosos. Presta atención a la gente’, dijo Fernández al encabezar el anuncio de las inversiones en la refinería de Raízen, una empresa de Shell, por más de 700 millones de dólares en tres años.

El Presidente añadió: “Allí encuentro gente que todavía está buscando y necesita trabajo. que necesita las casas. que necesita la salud. Tuvimos que multiplicar el número de camas por dos veces y media para mantener a la gente tranquila ante la pandemia”. De este modo, destacó los esfuerzos del gobernador Axel Kicillof, que le acompañó en la ceremonia.