Skip to content

Axel Kicillof se comprometió ante seis intendentes de Juntos por el Cambio a ponerse al día con la distribución de los fondos

Liderados por Jorge Macri y Néstor Grindetti, los líderes de la comunidad mantuvieron una videoconferencia con el gobernador de Buenos Aires que tuvo un ambiente cordial. La única respuesta negativa del presidente fue que todos los municipios deberían compartir los recursos que la Nación le ha enviado.

Axel Kicillof se comprometió ante seis intendentes de Juntos por el Cambio a ponerse al día con la distribución de los fondos

Axel Kicillof se comprometió ante seis intendentes de Juntos por el Cambio a ponerse al día con la distribución de los fondos

Incluso , aislado por el estrecho contacto con un caso de COVID-19 , Axel Kicillof de mantuvo una videoconferencia con seis intendentes de Juntos por el Cambio, quienes exigieron más fondos, y en contra de lo esperado, la conversación de casi dos horas fue cordial, aunque llena de promesas más que de hechos por parte del gobernador de Buenos Aires.

Los intendentes trabajando juntos Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Julio Garro (La Plata) y Jaime Méndez (San Miguel), así como Maximiliano Suescun (Rauch) y Miguel Fernández (Trenque Lauquen), pudieron plantear al Presidente de la Provincia los puntos de una carta que le habían enviado hace dos semanas pidiendo una reunión de emergencia.

Junto con Kicillof, participaron en la videoconferencia la Ministra del Gobierno de la Provincia, María Teresa García, el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el Ministro de Hacienda de la Provincia, Pablo López.

“Le expresamos al Gobernador nuestra fuerte vocación de trabajar en equipo y ayudarlo a hacer crecer la provincia, pero también le transmitimos la necesidad de que los fondos que reciben de Nación sean compartidos con todos los municipios sin distinción política”, dijo Macri luego de la videoconferencia.

Este punto, el de los recursos participantes, fue el único que Kicillof les dio un claro rechazo. El problema, explicó el gobernador, es que la provincia tiene un déficit muy grande y estos recursos nacionales apenas alcanzan para pagar los salarios y los gastos esenciales.

Sobre las demás cuestiones planteadas, hubo acuerdos y compromisos entre las dos partes, siempre en buen entendimiento. Por ejemplo, los jefes de los municipios acordaron con el Gobernador acortar el plazo lo antes posible para los municipios que aún no habían firmado el FIM (Fondo Provincial de Infraestructura) y, por otra parte, le pidieron que pagara los anticipos de las obras ya prometidas y firmadas.

Mar también acordó que los seis intendentes de JxC tendrían una reunión de trabajo la próxima semana con el Ministro de Hacienda de Buenos Aires para “ordenar y verificar” las deudas del gobierno con estos municipios y también para elaborar un calendario de los pagos anticipados.

Los funcionarios de Buenos Aires explicaron que el impago de la deuda se debe a que “los procesos administrativos son muy lentos”, pero los intendentes advirtieron que están endeudados desde principios de año.

Otro punto crítico fue la distribución del fondo COVID-19, que según los intendentes de la oposición sólo se detuvo en manos de las comunidades gobernadas por los peronistas. En este caso, los dirigentes municipales de Juntos por el Cambio tuvieron en cuenta la promesa del gobernador de ser tenidos en cuenta en la distribución de los fondos, e incluso recibieron la promesa de que serían tenidos en cuenta para que los fondos llegaran “rápidamente”, aunque no había detalles al respecto.

También se habló de la educación en la provincia. Los intendentes expresaron su preocupación por el impacto negativo que tiene sobre los niños tanto tiempo de aislamiento y la necesidad de buscar mecanismos para volver, aunque sea parcialmente, a la educación presencial. Kicillof no está muy convencido, pero prometió revisar la situación y darles una respuesta.

Como destacó el intendente de Vicente López, se recordó al gobernador “la importancia de que las escuelas privadas reciban apoyo económico de la provincia para poder sostenerse por sí mismas”. “El Senado ha dado al proyecto media sanción, y esperamos que el bloque de diputados del gobierno también acompañe el proyecto”, se le dijo.