Skip to content

Beatriz Sarlo: “El silencio de Cristina Kirchner es una forma de no perder la centralidad”

El escritor se refirió a la ausencia del vicepresidente en los últimos actos del Día de la Lealtad

Beatriz Sarlo:

Beatriz Sarlo: "El silencio de Cristina Kirchner es una forma de no perder la centralidad"

Tras la ausencia de Cristina Kirchner de los acontecimientos del 17 de octubre, día en que se celebra la “lealtad peronista”, la escritora y ensayista Beatriz Sarlo sintió que la vicepresidenta “se ocupaba de su imagen y de su silencio”, lo que “despierta una altísima expectativa de todos los pasos posibles que podría dar en el futuro”.

“El día que escuchemos de ella un tweet sobre una opinión electoral tendrá un peso fenomenal porque dirá: ‘Ella finalmente ha hablado. Los opositores, porque querían que lo hiciera, para seguir criticándola a ella y a sus partidarios, para recibir este mensaje espiritual que les está dando”, señaló el autor de los libros, como escenas de la vida postmoderna.

Durante una entrevista en el programa Truth Consequence, que se transmite por TN, Sarlo dijo que “el silencio es una forma de no perder la centralidad” para entender las razones por las que el ex presidente nacional no suele aparecer en público.

“Ella está en el Senado, y sabe cómo hacer el trabajo. No digo que lo haga según lo que le guste a un sector u otro, pero si hay algo que Cristina sabe, es la política parlamentaria. Así que está ahí esperando”, advirtió el ensayista.

En este contexto, recordó que en las últimas elecciones, el Presidente de la Cámara de los Lores cedió “parte de los votos” al Presidente Alberto Fernández, por lo que “tiene una posición importante en este gobierno y en algún momento quiere embolsarse sus beneficios”, aunque señaló que ya lo había hecho “extensamente con (la elección de funcionarios en) los ministerios”.

“No sé si es lo mismo, hay que recordar que Aberto dejó el Kirchnerismo, pero su peso carismático desarrolló en los años siguientes una contracción de su dimensión propagandística, que tiene que hacer grandes discursos, pero muy medidos. Sucedió el 17 de octubre, cuando dijo ‘unidos, unidos, unidos’, dio más,” criticó.

Resultó que la vicepresidenta fue invitada a participar en los actos del “Día de la Lealtad”, pero no lo hizo, y el papel principal quedó en manos del actual jefe de Estado, que encargó a el cierre de las celebraciones en la CGT.

“El peronismo era una profunda oposición ideológica, pero no sé si esto sigue siendo así porque el partido radical explotó. Por un lado, tenemos el peronismo, con todo lo que siempre ha sido, y por otro lado, tenemos un radicalismo que, no sé…”, Sarlo analizó la situación actual del justicialismo.

Para el escritor, “La Argentina no está dividida en dos partes”, porque “si lo estuviera, tendríamos un partido republicano y uno demócrata, o un PJ y (el ex presidente Mauricio) Macri habría fundado algo nuevo, o algún otro líder de la derecha lo habría hecho”.

Finalmente, se refirió a la cuarentena y volvió a cuestionar las restricciones de movimiento que se aplican especialmente a los ancianos, afirmando que es “una especie de selección por edad” con la que “no está ni ética ni teóricamente de acuerdo”.

“No pretendo ser el anciano que llena las calles de Buenos Aires y se prueba toda la ropa y zapatos que pueda, pero estoy en contra de la exclusión legal porque va en contra de la Constitución”, concluyó.