Skip to content

“Chiche” Duhalde se retiró de la Mesa contra el Hambre y describió la iniciativa del gobierno como “un fiasco”.

"Propuse que fuera más pequeño y con expertos; si no, seguiríamos reuniéndonos para la gilada", dijo el ex senador

"Chiche" Duhalde se retiró de la Mesa contra el Hambre y describió la iniciativa del gobierno como "un fiasco".

La ex senadora Hilda “Chiche” Duhalde dijo que ha decidido dejar de participar en la Mesa Redonda contra el Hambre convocada por el gobierno nacional y aseguró que “no tiene sentido” reunirse con personas que “mostrarán sus rostros sólo porque son conocidos”.

“Sugerí que fuera una mesa más pequeña, sólo con gente que tenga experiencia en tratar con el hambre, porque si no, seguiremos reuniéndonos ‘para la Gilada’, y eso no me interesa”, dijo la ex Primera Dama en una entrevista con el programa Sobremesa, de FM Milenium.

Se mostró entusiasmada por la convocatoria del Ministro de Desarrollo Daniel Arroyo para la reunión y admitió que le parecía “lógico” que a la primera reunión asistieran personalidades de gran repercusión mediática como Marcelo Tinelli.

“Pero a partir de entonces tuve que seguir con los expertos”, dijo Duhalde. Más tarde describió sus experiencias con Arroyo, Andrés “Cuervo” Larroque y el intendente Néstor Grindetti como un “fiasco”.

“Me habían pedido que les ayudara a reorganizar los huertos de manzanas y mi participación en la mesa del hambre; algo que realmente no me gustaba y decidí hacerme a un lado”, dijo.

Como ejemplo, Chiche Duhalde anunció que durante la última reunión a la que asistió, Estela de Carlotto, una referencia de las Abuelas de la Plaza de Mayo, utilizó el tiempo de su discurso para expresar su satisfacción por la negociación de la deuda externa. “¿Tiene que ver con el problema del hambre? No. Entonces estamos perdiendo el tiempo”, dijo, aunque dejó claro que no tenía “ninguna crítica personal” al activista de los derechos humanos.

Durante la última reunión, la Ministra Arroyo informó sobre la implementación de la Tarjeta Alimentar -el primer instrumento del plan argentino contra el hambre- introducida en la primera semana de gobierno y dirigida a madres y padres con hijos menores de 6 años que reciben la Prestación General por Hijo; mujeres embarazadas que reciben la Prestación por Embarazo; y personas con discapacidad que reciben la AUH.

La tarjeta de alimentos llegó a 1,5 millones de titulares y 2,8 millones de niños. Invierte 7.000 millones de pesos por mes, con una inversión acumulada de 52.400 millones de pesos hasta julio pasado.

Aunque no cuestionó la introducción de la tarjeta, Duhalde dijo que esto no resolvía el problema: “Puede que sea un elemento, pero el problema es mucho más grave.

Por esta razón, también reveló que sugirió pasar a un plan social único para mejorar la cobertura y la supervisión. “De lo contrario, será imposible de controlar”, concluyó.