Skip to content

Con un amplio acuerdo, el Senado votará nueve proyectos de ley del gobierno y la oposición

Por primera vez en una pandemia, hubo un amplio consenso sobre los temas a considerar. La Ley de Bancarrota será aprobada y debe ser devuelta a la Cámara para ratificar los cambios

Con un amplio acuerdo, el Senado votará nueve proyectos de ley del gobierno y la oposición

Con un amplio acuerdo, el Senado votará nueve proyectos de ley del gobierno y la oposición

El Senado se reunirá esta tarde a las 14.00 con una agenda acordada por todos los líderes del bloque. En una reunión de la labor parlamentaria , la primera reunión oficial en relación con una pandemia, todas las fuerzas políticas se pusieron de acuerdo sobre el extenso programa, cuyo proyecto principal es la ley de quiebras, una ley que Juntos por el Cambio venía reclamando desde su aprobación en el Bundesrat el 31 de julio. Con media sanción en la Cámara de Representantes, la ley fue enmendada en comité para que sea devuelta a la casa original para su sanción.

Según fuentes parlamentarias, el objetivo es que el Senado se reúna una vez por semana en un ambiente menos tenso que el que ha tenido en las últimas semanas frente al gobierno y la oposición. Hoy es la cuarta sesión en tres semanas, incluyendo la sesión especial en la que el jefe del gabinete de ministros, Santiago Cafiero, presentó su informe.

La Ley de quiebra es una iniciativa consensuada en la Cámara de los Comunes con un eje en las empresas que han quebrado como resultado de la disminución de la actividad económica bajo el aislamiento forzoso impuesto desde marzo. Entre otras ventajas, pospone los plazos para la bancarrota preventiva.

La ley suspende hasta el 30 de junio de 2021 el cómputo de los plazos en los procedimientos de quiebra y bancarrota (los diputados habían fijado el 31 de marzo como fecha límite) para aquellos sujetos que iniciaron procedimientos después de que el ejecutivo nacional declarara la emergencia sanitaria mediante el decreto 297/20, así como para aquellos que soliciten o inicien procedimientos de quiebra desde la entrada en vigor de la ley hasta el final de la emergencia.

Por otra parte, “no podrán ser beneficiarios aquellos sujetos que, entre el período de sospecha previsto en el artículo 16 de la Ley de quiebras 24.522 y hasta dos años después de la entrada en vigor de la ley, realicen operaciones como “letras de cambio o transferencias al exterior a título de impuesto o por otros motivos, cuando los beneficiarios sean sus propios accionistas, socios, miembros o entidades directa o indirectamente relacionadas (empresas, fideicomisos o similares) y estos fondos no hayan sido repatriados”. Y se excluyen los que “realizan desembolsos a países clasificados como no operativos o con baja o nula tributación”; “compra de valores en pesos para su posterior venta en moneda extranjera o compra de valores en pesos para su posterior liquidación de compras en el exterior”; y “la formación de un activo financiero en el exterior y su repatriación no se ha producido en el plazo previsto”.

Entre otros beneficios, “se suspenden todas las subastas judiciales y extrajudiciales, incluidas las subastas de hipotecas y prendas de cualquier origen”. Y se prohíben nuevos embargos de cuentas bancarias, con la excepción de los procedimientos para la comprobación y el pago rápido de préstamos de trabajo y créditos para alimentos.

Ocho proyectos en discusión

La extensa lista de propuestas, algunas del gobierno y otras de la oposición, incluye la ratificación de dos convenciones internacionales (las enmiendas al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, firmadas en la ciudad de Nueva York; y una enmienda al Convenio Internacional para la Prevención de la Contaminación por los Buques).

A sugerencia del gobierno, se está discutiendo un proyecto de ley de Sergio Leavy, Senador de Salta del Frente de Todos, para enmendar la ley de bomberos voluntarios (25.054). Se estipula que “durante la proclamación de desastres, epidemias y/o pandemias, las empresas prestadoras de servicios vitales no podrán causar la suspensión o el cese de los servicios de electricidad, gas a través de redes, agua corriente, telefonía fija o móvil, Internet o televisión por cable”.

El Frente de Todos también promueve enmiendas al Código Civil y al Código Comercial para reducir las donaciones a los herederos forzosos, y el proyecto de otra funcionaria, Inés Blas, de declarar un terreno en el departamento de la ciudad de Catamarca como sitio histórico nacional.

Habrá varios proyectos relacionados con la salud, uno sobre cuidados paliativos y otro sobre la regulación de la telemedicina. En este caso, se trata de una opinión unificada sobre los proyectos de los senadores de Juntos por el Cambio, Julio Cobos y Mario Fiad, y de Frente de Todos, Antonio Rodas y Cristina del Carmen Valverde. El proyecto trata de regular el apoyo a los pacientes por medios electrónicos que permitan la atención de pacientes a distancia.

Otra iniciativa de oposición que se someterá a consideración del panel es el proyecto de ley del Senador Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa), que modifica la Ley de Protección al Consumidor para adaptar los contratos de prestación de servicios de telefonía móvil según la zona y el servicio a prestar.

En la sesión de esta semana habrá de nuevo al menos media docena de senadores, además de los que están a cargo (el Presidente de la Seguridad Social y los tres Vicepresidentes) del nuevo acuerdo entre Juntos por el Cambio y Cristina Fernández.