Skip to content

Desalojo de Guernica: con más de 4.000 soldados, Sergio Berni prepara la mayor operación policial para intervenir en una toma de tierra

Con el aval de Axel Kicillof, se emplearán agentes de diferentes departamentos y la medida se aplicará entre el 15 y el 30 de octubre. La tensión entre los funcionarios debido a la posibilidad de incidentes

Desalojo de Guernica: con más de 4.000 soldados, Sergio Berni prepara la mayor operación policial para intervenir en una toma de tierra

Desalojo de Guernica: con más de 4.000 soldados, Sergio Berni prepara la mayor operación policial para intervenir en una toma de tierra

El Ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, organiza la mayor operación policial de la que se tenga memoria para levantar la detención de Guernica. En principio, el oficial pidió una plantilla de 4.095 soldados de diferentes departamentos, desde los grupos especiales Halcón y GAD hasta oficiales forenses y de infantería.

La información del

es procesada bajo siete llaves por los hombres más cercanos al ministro y a la oficina del gobernador. Es un tema delicado que crea tensión, especialmente en la valoración de las posibilidades de confrontación con los grupos de izquierda y las organizaciones sociales que hasta ahora han prometido oponerse al “arranque” ordenado por el juez de garantías de Cañuelas.

La medida, que ha sido prorrogada en dos ocasiones, debía llevarse a cabo “el día 15 o adicionalmente el 16 o 19 o 20 o 20 o 21 o 23 o 23 o 26 o 27 o 27 o 29 o 30 de octubre de este año”, según la última decisión del juez Martín Miguel Rizzo. En otras palabras, para el último día del mes, las 100 hectáreas tomadas en Guernica por el partido del Presidente Perón deberían estar despejadas.

Como pudo saber este diario, Berni cree que la fecha límite debería posponerse lo más posible – se le oyó hablar del 26 de octubre – para poder reclutar el tren de tropas que necesita para la enorme extensión de la zona, con varias salidas, arroyos y terreno escarpado.

Sin embargo, la fecha exacta aún no ha sido fijada. De hecho, el pronóstico del tiempo predice lluvia para el 26, y el magistrado ha prohibido estrictamente la “salida” en malas condiciones. Tampoco es seguro que la medida se lleve a cabo en un solo día. El ministro, un coronel médico, está a favor de una evacuación gradual, dejando los lemas de la policía “en la zona liberada”.

Axel Kicillof, el Gobernador de Buenos Aires, recordó que más allá de las intenciones del Ministro de Seguridad, el juez dará la aprobación final para el desalojo.

Originalmente, el séquito del Ministro había hecho circular que se había llamado a unas 500 personas uniformadas en cuadriciclos, furgonetas y caballos. La semana pasada, Berni se quejó a los medios de comunicación de que le era imposible reunir los “tres mil soldados” que necesitaba para llevar a cabo el desalojo antes del 15 de octubre.

Sin embargo, según la documentación a la que tiene acceso este diario, una operación mucho más grande ya está en marcha en la provincia de Buenos Aires. Entre la última estimación, basada en fotografías aéreas tomadas por la policía de Buenos Aires, y las familias que estiman que no se retirarán pacíficamente, así como los militantes que pueden estar uniendo fuerzas para resistir el desalojo, Berni y sus socios cuentan con 4.095 policías.

Para el mayor operativo de desalojo registrado en la provincia de Buenos Aires, se espera que se vean afectados 550 efectivos en la capital regional, 40 grupos de la Dirección de Grupos de Apoyo Departamental (G.A.D.), que tiene la misma formación que el Grupo Halcón, y unos 112 efectivos bajo la responsabilidad del director de esta fuerza.

También hay 39 miembros del Grupo Halcón, divididos en tres niveles. El equipo negociador se implica allí si es necesario establecer una especie de diálogo con los líderes de la toma de posesión que se niegan a ser expulsados. La Dirección de Unidades Tácticas de Acción Inmediata (UTOI) también participará en el impresionante redespliegue de tropas, que se realizará junto con otros 100 efectivos uniformados.

También habrá 800 oficiales de policía de infantería; 50 motocicletas “gemelas”, es decir, 100 tropas más. Dadas las características del lugar, que es escarpado, con varias salidas, un arroyo que lo atraviesa y zonas pantanosas, habrá también por lo menos 50 tropas montadas, dependiendo de la Dirección de Caballería, y otros 450 policías, la mayoría de los cuales vendrán de las escuadras internas de la provincia, que aún no se han movilizado para el traslado.

Una de las quejas públicas de Berni fue que ni siquiera tenía un grupo para transportar las tropas al lugar de Guernica. “No puedo encontrar cuatro vehículos de cuatro ruedas que funcionen. No tengo un autobús para transportar a la policía”, había dicho Berni a America Channel, y antes de consultar al periodista Luis Novaresio, el funcionario de Kicillof mencionó la “falta de logística” para llevar a cabo la orden judicial. También sostuvo que “los efectos del coronavirus se están sintiendo” por la mayor fuerza de seguridad del país.

Estos grupos incluyen ocho móviles de la calle con dos oficiales superiores; 2 expertos forenses responsables de la dirección científica, 77 miembros del Siniestral; 13 móviles de la Superintendencia; 24 miembros del Departamento de Bomberos, un camión de bomberos y una camioneta de reparto; 17 miembros del Departamento de Riesgos Especiales con una camioneta de reparto; 12 expertos del Departamento de Explosivos con tres móviles y otros 19 policías del Departamento de Ecología con otros tres vehículos.

Seguridad Rural también contratará 45 personas para tareas de seguridad. Llegarán dos unidades de la UTIM de los servicios sociales con un conductor, una enfermera y un médico y una ambulancia completa para posibles traslados.

Berni no quiere dejar nada al azar. Toda la operación de evacuación será grabada por él y su equipo de asesores y será monitoreada en vivo. Para ello, tendrá a su disposición el Ck 7 Mobile con cúpula, 100 teléfonos móviles, un dron con operador y cámara corporal; todo el equipo será operado por unos 90 efectivos y otros 80 se sumarán a las tareas de seguridad.

Para cualquier eventualidad, se espera que también participen 1.276 efectivos de los cursos de la Escuela Juan Vucetich, 4 Superintendentes, 24 oficiales superiores, casi 100 Comisionados, casi 200 Subcomisionados y 960 efectivos de otras divisiones. En total, una fuerza de 4.095 hombres fuertemente armados con órdenes de no disparar, mucho menos con armas de fuego, en vista de las esperadas provocaciones.

La impactante operación planeada para la evacuación de Guernica no deja de crear tensiones dentro del gobierno provincial. Tanto el gobernador como el Ministro de Desarrollo Local, Andrés “Cuervo” Larroque, encargado de tratar con los usurpadores, ya han pedido al coronel de medicina que tome medidas extremas para que la orden judicial se ejecute en la medida de lo posible sin incidentes más allá del día en que fue emitida. Berni y su jefe de policía, el comisario general Daniel García, saben que un motín podría costarles el trabajo.

Hasta ahora, Larroque y su equipo han logrado persuadir a 600 familias para que renuncien a sus ingresos a cambio de subsidios de costos de construcción o pagos de alquiler durante al menos seis meses hasta que la solución final esté disponible en forma de terrenos con servicios.

Sin embargo, el núcleo duro de la usurpación insiste en que no creen a “los políticos” y dicen que no se moverán, a pesar de la presión que Berni ha estado ejerciendo con los sobrevuelos de helicópteros de la policía y las patrullas alrededor de la propiedad incautada desde el pasado 20 de junio.