Skip to content

Después de pasar cuatro horas en detención, Dolores Etchevehere fue liberada y regresó a Buenos Aires:

La mujer salió de la comisaría en el coche de su abogado.

Después de pasar cuatro horas en detención, Dolores Etchevehere fue liberada y regresó a Buenos Aires:

Después de pasar cuatro horas en detención, Dolores Etchevehere fue liberada y regresó a Buenos Aires:

Dolores Etcheverre fue liberada luego de cuatro horas de detención en la sede departamental de la ciudad de La Paz, en Entre Ríos, y ahora viaja con su abogado a Buenos Aires. Lautaro Leveratto, agrónomo y luchador del CTEP, la esperaba en la puerta de la comisaría donde se alojaba. La acompañó durante los 14 días en la estancia “Casa Nueva”, que la policía de Entre Ríos había despejado esta tarde.

La mujer condujo su coche a través de una puerta lateral de la comisaría y se escondió para no ser atrapada por los medios de comunicación. Etchevehere fue detenida en la finca el jueves por la tarde, según estos medios, porque se había resistido a las autoridades cuando se llevó a cabo un importante operativo policial a raíz de la sentencia de la juez Carolina Castagno, que desestimó su denuncia y ordenó su desalojo inmediato.

Fuentes cercanas al fiscal Oscar Sobko confirmaron que la mujer fue liberada después de establecer su residencia y nombrar a sus defensores. Mientras tanto, ha sido informada de la fecha de la audiencia en la que se enfrentará a los cargos de insubordinación judicial, su cargo.

Aunque el resultado judicial no le fue favorable, Leveratto se mostró satisfecha con el resultado obtenido: “Gracias a las medidas que tomamos, le mostramos a la gente de Entre Ríos quiénes son estas mafias, que hacen lo que quieren en la provincia. Hemos revelado sus acciones. Ahora debemos continuar la lucha”.

Unos minutos después del pronunciamiento de la sentencia por parte del Ministerio de Justicia de Entre Ríos, Dolores Etchevehere envió un mensaje de audio diciendo: “No puedo salir de aquí, me tendrán que llevar muerto”.

Y continuó: “Una vez más, el sistema judicial de Entre Ríos ha decidido a favor de los poderosos, a favor de los corruptos. Este es un ejemplo de lo que he experimentado durante estos 11 años en el Calvario. “Cada vez, cada vez que trato de ejercer mis derechos hereditarios, mis derechos naturales, la justicia entrerriana siempre favorece a los corruptos y toma sus órdenes”.

Todo esto sucedió mientras a 800 metros de la granja sus hermanos estaban celebrando comiendo una barbacoa y esperando que comenzara la operación para expulsarlo a él y a los combatientes liderados por Juan Grabois.

Después de que se pronunció la sentencia, Grabois también habló y dijo: “Hemos sufrido una derrota; cumpliremos la sentencia hoy y nos retiraremos a las 7 pm”. Y así sucedió.

En medio de un cordón policial y escoltados por patrullas y camiones de asalto, el grupo de militantes que se había establecido en el rancho hace quince días abandonó el recinto, mientras que los aldeanos que habían venido a apoyar a los hermanos Etchevehere celebraron con fuegos artificiales.

Mientras tanto, sus hermanos Luis Miguel, Juan y Sebastián tomaron posesión de la estancia y pasaron la noche allí. Se les dio permiso para entrar en el local para que Leonor Barbero, la madre de Luis Miguel, Juan, Sebastián y Dolores, pudiera hacer una declaración ante un notario público, dando así efecto a la orden emitida por el juez Castagno.

Según este diario, el ex presidente de la Sociedad Rural Argentina, el lugar estaba en un estado de confusión después de entrar en la casa. “Me sentí herido, pero más allá de esta situación, pasaremos la noche aquí”, dijo.

“Vemos cómo son las cosas por dentro, las cosas cambian de lugar, y ciertamente nos daremos cuenta en el transcurso de las horas si falta algo o no. Tengo el buen presentimiento de que los que cometen delitos pagarán por ellos con la verdad y la ley en sus manos”, añadió.