Skip to content

Después de un intenso debate, el Senado dio media sanción a la eliminación de la coparticipación de Buenos Aires con los votos del bloque kirchnerista

Mientras que el proyecto oficial asegura que la poda de los recursos es de 24.500 millones de pesos que se destinarán a través del Presupuesto Nacional a la Policía Metropolitana, el bloque de Juntos por el Cambio afirmó que la pérdida será cercana a los 40.000 millones de pesos

Después de un intenso debate, el Senado dio media sanción a la eliminación de la coparticipación de Buenos Aires con los votos del bloque kirchnerista

Después de un intenso debate, el Senado dio media sanción a la eliminación de la coparticipación de Buenos Aires con los votos del bloque kirchnerista

El Consejo Consultivo había garantizado los votos para aprobar el acuerdo que establece la asignación nacional para la ciudad en cuestiones de seguridad en 24.500 millones de pesos. El debate liderado por Juntos por el Cambio para defender los recursos del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta estaba condenado al fracaso. Aunque la oposición considera que la sesión y las actas de la operación a distancia son ilegales, sus senadores necesitaron dos horas y diecisiete minutos para justificar su posición. A las 10.10 p.m. la conexión se cortó. A las 10.17 p.m. la junta registró: 42 votos a favor, 0 abstenciones. “Fue aprobado por unanimidad”, anunció la presidenta interina Claudia Ledesma Abdala en ausencia de la oposición.

Martin Lousteau (Evolución-UCR) acusó a Martin Lousteau (Evolución-UCR) de que el gobierno no escuchó las opiniones en comisión, sino que intentó hacer cumplir el acuerdo sobre la transferencia gradual de poderes y funciones de seguridad en todos los asuntos no federales ejercidos en la capital a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: “Usted cree que está castigando al jefe de gobierno o a un distrito políticamente evasivo, pero está castigando a millones de argentinos”. Algo similar dijo Laura Rodríguez Machado (PRO) de Córdoba, quien describió la iniciativa como “un ultraje contra el kirchnerismo”. “Estamos en contra de este proyecto porque lo que se hace hoy con la CABA se hace también con las demás provincias, que es creer que los recursos corresponden a la nación, sin respetar las autonomías de las provincias”, criticó el vicepresidente de la Cámara de los Lores. El ex ministro de finanzas estima que los recortes definidos por Alberto Fernández para la Nación a la Ciudad podrían llegar a 40 mil millones de pesos.

En el recurso de apelación presentado por la Ciudad al Ministerio de Justicia, se señaló que la cantidad destinada a la coparticipación de la Confederación en los impuestos a expensas de la seguridad era insuficiente para cubrir todas sus necesidades: 75.819.974.263 pesos.

Lousteau, que en 2015 compitió en la primera y segunda ronda contra Horacio Rodríguez Larreta como candidato al puesto de Jefe de Gobierno de la ECO, fue su más constante defensor: “Crees que estás castigando al jefe de gobierno, estás castigando a un distrito políticamente elusivo, pero estás castigando a los tres millones de argentinos que viven en la ciudad de Buenos Aires, estás castigando a los tres millones de argentinos que trabajan, se educan, cuidan su salud o viajan por la ciudad todos los días, y estás castigando a los siete millones de argentinos que visitan la ciudad. “El presidente decidió tomar el dinero de la ciudad”, se le escuchó enfadado. Y sobre el fondo de administración de Axel Kicillof, dijo que “la provincia de Buenos Aires es una provincia que ya ha recibido mucho más que otras provincias, ha recibido casi lo mismo que el resto de las 23 provincias en lo que va de año, pero cuando la administración no es buena, el dinero se escapa por las rendijas”. Y señaló que “muchos argentinos consideraron las repetidas fotos del presidente, el jefe de gobierno y el gobernador, donde el presidente, el jefe de gobierno y el gobernador trabajan juntos, como uno de los mejores signos políticos, pero ese día el presidente decidió hacer pedazos esta foto, lo hizo en medio de la emergencia sanitaria, en medio de la emergencia política y social”.

Por otra parte, Mariano Recalde, también ex candidato a la jefatura del gobierno, ha asumido la defensa del acuerdo que prevé la reducción de la coparticipación de Buenos Aires, definiendo los puntos y la forma de actualización. Dijo que los recursos no fueron a parar a los porteños y presentó una larga lista de ayudas sociales y financieras de la nación durante la pandemia. “La ciudad necesita una administración que piense en los que más la necesitan, necesita una reparación histórica para los que viven en la zona sur de la ciudad, que tantas veces se ha retrasado”, concluyó.

Como Luis Naidenoff, jefe del Interbloqueo de los Juntos por el Cambio, Julio Martínez (La Rioja) y Humberto Schiavoni (Misiones) también llegaron desde sus provincias, esperando poder sentarse en sus bancos. “Debemos trabajar seriamente en estos problemas. La ley federal de sociedades es otro instrumento en la conformación de este país que debemos abordar juntos. Por eso el diálogo es tan importante”, exigió el misionero principal del bloque PRO.

Gladys González, senadora de Buenos Aires, pero ex funcionaria de la ciudad, apeló al legado de Mauricio Macri cuando asumió como jefe de gobierno: “Vi lo que recibimos, gente que esperó 5 o 6 horas en el edificio de El Plata para hacer los trámites” y señaló los cambios que trajo la “buena gestión” y que “me gustaría ver en mi provincia”. Justificó su posición contra el traslado de la capital, que va a ir a un fondo para Buenos Aires: “Defiendo los fondos para mi provincia, pero nunca lo haré en detrimento de otra jurisdicción”. “Esto es un parche, no resuelve el problema”, añadió Esteban Bullrich, el otro senador de Buenos Aires y ex ministro de la ciudad.

Por otro lado, el Frente de Todos escuchó más discursos de lo habitual para mostrar el apoyo de las diferentes provincias a la ley. Al principio, María de los Ángeles Sacnun, Presidenta del Comité de Asuntos Constitucionales, y Carlos Caserio, Presidente del Comité de Presupuesto, argumentaron. Adolfo Rodríguez Saá habló de “los enormes privilegios de los que ha gozado Buenos Aires” y Martín Doñate consideró que “este debate sirve para poner las cosas en su justo lugar desde el punto de vista jurídico, institucional y político y para corregir un poco los graves desequilibrios que hemos sufrido en la evolución de nuestra historia, en esta hermosa Argentina que se dice federalista”.

A diferencia de Gladys González, el senador bonaerense del Frente de Todos, Jorge Taiana, destacó que “la Provincia de Buenos Aires viene perdiendo recursos desde hace años en relación con la coparticipación, pero con la pandemia se ha agravado la desigualdad y los problemas estructurales que la falta de recursos ha causado a la provincia”.

Taiana dio su discurso desde un banco de después de que el Frente de Todos votara un cambio en el protocolo de control remoto (que Juntos por el Cambio rechazó y consideró inválido) , permitiendo la presencia física de dos senadores por cada interbloqueo. “La Ciudad de Buenos Aires recibió casi el triple de la cantidad de fondos necesarios para la transferencia de la seguridad. Fue un precio para la ciudad y un brote de Macri, que dio a Rodríguez Larreta miles de millones bajo la mesa sin hacer declaraciones y sin enviarlo al Congreso. Lo hizo en secreto porque sabía que esta maniobra no prosperaría”, acusó y continuó, “que no se daba dinero a los porteños”. Se lo dio a su socio político, Horacio Rodríguez Larreta, a cambio de los favores que había recibido durante la campaña presidencial.

“No nos amenacen con per saltum y amparos, ejercemos el poder que la Constitución otorga al Congreso de la Nación, le daremos a la CABA la atención que merece para que haya seguridad para todos los ciudadanos”. dijo el catamarán Dalmacio Mera. “Cuando no hay base, las acciones son arbitrarias. Lo que estamos haciendo aquí es cuantificar lo que la CABA tiene derecho a hacer. No queremos reabrir viejas luchas y antinomias, no hay ningún problema con la CABA o sus vecinos”, dijo en respuesta a la oposición.

Hubo 28 oradores, muchos con voces fuertes, incluyendo el debut de algunos senadores que nunca hablan. Este fue el caso de Antonio Rodas de Chaco, que llamó a la oposición “Juntos por la Mentira”. También denunció que durante el gobierno de Mauricio Macri “nos obligaron a retirar los carteles de las obras del gobierno de Cristina Kirchner para colocar los carteles del Plan Belgrano, el plan inexistente. Acusó al grupo de la oposición de “querer desestabilizar” y luego advirtió: “Defenderemos la democracia hoy, mañana y siempre”. Nunca nos derrotarán.

lo siguió en la lista de oradores de Alfredo de Angeli de Entre Ríos, quien se sorprendió: “La verdad es que nunca había escuchado un discurso animado del Senador del Chaco” y cuestionó el proyecto de transferencia porque “quieren empobrecer la ciudad de Buenos Aires”.

Al final, el bonaerense Mariano Recalde, también ex candidato a la jefatura del gobierno, cuestionó el traslado de Macrista, “que no se hizo por una ley del Congreso, sino por un decreto de Macri”, así como el PRO de Buenos Aires defendió la ciudad y cuestionó el fondo que se establecería para su provincia. Estamos corrigiendo una transferencia mal hecha”.

“Es inconstitucional, infundado y exagerado”, subrayó en relación con la falta de datos sobre los recursos necesarios. “Y también es injusto”, concluyó, señalando que “la política de Mauricio Macri siempre ha sido para los más ricos y sus decisiones siempre han favorecido a la ciudad más rica. “Si Macri hubiera enviado esta cantidad de recursos cuando la ciudad estaba gobernada por alguien de una persuasión política diferente”, continuó, explicando por qué votaría en contra del decreto de transferencia de Macri. “Es un error”, dijo sobre la posibilidad de menos recursos para “la gente de la ciudad de Buenos Aires”. “No llegaron, una cosa es lo que recibió el gobierno de Larreta y otra muy distinta es cómo llegaron a la gente de la ciudad de Buenos Aires. Lo único que ha aumentado en estos cuatro años han sido los gastos para pagar los intereses de la deuda”, advirtió, enumerando una lista de “gastos innecesarios y superfluos que le quitan a los porteños para dárselos a sus amigos” durante la pandemia, tales como honorarios de consulta, barbijos con suplementos, aceras en Costanera, equipos deportivos para disparar, y muchos otros. Por el contrario, mencionó las figuras de la asistencia social y de la ATP, por ejemplo, de la nación a los porteños.

Se agrega al Decreto Presidencial el acuerdo sobre la transferencia gradual de las facultades y funciones de seguridad en todas las materias no federales que se ejercen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires , que también reduce en un punto por decreto los puestos asignados por Mauricio Macri.

El texto establece las transferencias en 24.500 millones de pesos al año, que se actualizarán cada tres meses. La actualización se basa en un índice compuesto por el 80% del índice nominal del salario medio de la Policía Federal y el 20% del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que elabora la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires.

Esta vez no hubo fricciones con Cristina Fernández de Kirchner, que sólo estuvo presente al principio de la sesión y luego se fue. Regresó a las 10.18 p.m. para discutir el régimen de rendimiento de la economía del conocimiento.