Skip to content

Después del acuerdo entre Cristina Kirchner y Luis Naidenoff, habrá una sesión de consenso en el Senado y se tratará la Ley de Bancarrota

Por primera vez en el contexto de una pandemia, la sesión de mañana a las 2 p.m. será "regular" en lugar de "especial". Los temas fueron acordados en una reunión de todos los líderes del bloque

Después del acuerdo entre Cristina Kirchner y Luis Naidenoff, habrá una sesión de consenso en el Senado y se tratará la Ley de Bancarrota

Después del acuerdo entre Cristina Kirchner y Luis Naidenoff, habrá una sesión de consenso en el Senado y se tratará la Ley de Bancarrota

Cristina Fernández de Kirchner y Luis Naidenoff acordaron y jugarán al fútbol Fue la metáfora que el vicepresidente de la nación usó cuando bebieron café la semana pasada. En esta presentación hizo un llamamiento al diálogo y acusó a los senadores de los principales oponentes de ir a un partido de fútbol con una cereza de rugby. sopesó el fallo del tribunal contra Juntos por el Cambio , que también cuestionó la virtualidad de los diputados y el contexto de la crisis, que obliga a una reducción de las tensiones. Finalmente, se acordaron las reglas y este acuerdo se plasmó en la primera reunión de todos los líderes del bloque. Tendremos que ver, porque todo el mundo sospecha, si no habrá sorpresas o nuevas fricciones en la reunión de mañana.

Este café para el senador radical de Formosa le costó la molestia de seis senadores de su bloque, encabezados por Martin Lousteau, que prefirieron no asistir a la última sesión porque, entre otras cosas, se discutieron nuevos jueces y dos viajes. Sin embargo, el formoseño logró la aprobación de la mayoría del interbloqueo de “Juntos por el cambio”, y el acercamiento será, por primera vez en relación con la pandemia, en una sesión “ordinaria” este jueves 14 hasta ahora todas las sesiones fueron “especiales”, es decir, el vicepresidente fue convocado a petición de un grupo de senadores, siempre de su propio partido. Esta vez, sin embargo, los nueve temas a discutir fueron acordados por todos los jefes de los bloques que forman la Cámara de los Lores en una reunión remota esta mañana.

Lo que debería haber sido un evento regular se ha convertido hoy en un evento político. Entre las 9.30 y las 10 de la mañana. 10 este miércoles, la Presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, el jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, el jefe del bloque radical y el inter-bloque de los Juntos por el Cambio, Naidenoff, se reunieron por zoom; el jefe del bloque PRO, Humberto Schiavoni; el líder del Partido Federal de los Peronistas, Juan Carlos Romero; la senadora Magdalena Solari Quintana del Frente de Renovación de la Concordia de Misiones y el ex gobernador y senador Alberto Weretilneck del Partido Provincial Juntos por Río Negro. Marcelo Fuentes, Secretario Parlamentario y un hombre muy cercano a Cristina Kirchner y Juan Pedro Tunessi, Secretario Parlamentario para el Radicalismo, también estuvieron presentes.

Según varios participantes, la sesión de trabajo parlamentario estuvo lejos de las acaloradas reuniones de las últimas semanas, en las que la oposición se había desentendido para no aprobar sin consenso reuniones distantes, la metodología de convocatoria y la destitución de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli . Ni de los puntos culminantes de las diversas sesiones y comisiones, ni de las intempestivas adiciones de última hora a la reforma judicial, ni de la protección jurídica que Juntos por el Cambio presentó contra la votación del Reglamento de sesiones a distancia, ni de los repetidos cruces entre senadores de la oposición y el Vicepresidente de la Nación. Parecía, a juzgar por un senador que no es miembro de los partidos mayoritarios, que tanto Mayans como Naidenoff habían hablado antes y que con lo que dirían estaban preparados para evitar nuevas peleas.

Abdala presentó la sesión de trabajo, los mayas propusieron seis temas, incluyendo la ley de bancarrota, y Naidenoff presentó los suyos, tres proyectos acordados el martes por la tarde en una reunión de su interbloqueo: la ley de cuidados paliativos, la telemedicina y una ley de defensa del consumidor. Todos aceptaron sin problemas lo que los demás presentaron.

La reunión de hoy confirma el apoyo a las reuniones a distancia de la semana pasada tras la firma de un nuevo decreto del Vicepresidente, para que además de dos senadores por cada bloque de la oposición, las demás fuerzas políticas puedan estar representadas en el recinto.

también discutió el impacto del COVID-19 en cada provincia, en los problemas de la frontera con Paraguay y Brasil y también en el tipo de cambio. “Todo es muy técnico”, dijo uno de los participantes.

Para evitar más fricciones, se dejaron de lado cuestiones contradictorias, como las especificaciones judiciales, que fueron impulsadas por el ejecutivo, y los traslados de los jueces, que se trataron en la misma audiencia en la que Bruglia, Bertuzzi y Castelli estuvieron ausentes mientras se dirigían al tribunal, que aún no ha resuelto la cuestión.

La ley de bancarrota será uno de los temas más importantes. La ley, esperada por muchos sectores afectados por la recesión económica desde el comienzo del aislamiento social, fue enmendada en comisión para que vuelva a la Cámara de Diputados después de la votación de mañana para insistir en el texto original o aceptar las enmiendas.

Entre las modificaciones se estableció la suspensión del plazo de quiebra desde el 31 de marzo de 2021 hasta el 30 de junio de 2021 y se incluyó el procedimiento de quiebra iniciado desde la declaración de la emergencia sanitaria. Por otra parte, las empresas que transfieren dinero al extranjero no tendrán acceso a los beneficios. En consonancia con otras iniciativas que se están debatiendo actualmente en los parlamentos, se ha hecho hincapié en los países con impuestos bajos o nulos, además de las operaciones realizadas con arreglo a la modalidad de “efectivo con efectivo” o MEP.