Skip to content

Después del fallo de la Corte, aseguran que el concurso para reemplazar a los jueces Bruglia y Bertuzzi será en seis meses: el promedio es de más de 3 años.

Esto lo dijo el presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones. El Tribunal Máximo informó que el promedio de los concursos es de 1.300 días hábiles

Después del fallo de la Corte, aseguran que el concurso para reemplazar a los jueces Bruglia y Bertuzzi será en seis meses: el promedio es de más de 3 años.

Después del fallo de la Corte, aseguran que el concurso para reemplazar a los jueces Bruglia y Bertuzzi será en seis meses: el promedio es de más de 3 años.

El concurso para nombrar a Mariano Llorens en la Primera Cámara de la Cámara Federal duró 10 años. Y el procedimiento para llenar las dos vacantes de la Cámara II llevó más de dos años. No hay una sola cifra, pero ayer el Tribunal Supremo citó un estudio que habla de un promedio de 3 años y 6 meses para los concursos. En este contexto, el Presidente del Consejo Judicial, Alberto Lugones, ha dicho hoy que el procedimiento de selección para cubrir las dos vacantes de la Cámara I de la Cámara Federal, ocupada ahora por Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, durará seis meses. Lo formuló como un “desafío”.

“Tenemos que hacer seis de esta competencia en el ejecutivo, ese es el gran desafío”, dijo en una entrevista con Radio El Destape. Añadió: “Debemos ponernos los pantalones, las competiciones deben ser rápidas y al mismo tiempo transparentes, somos capaces de cumplir con plazos más razonables”.

En la misma entrevista, Lugones admitió que el concurso para elegir a Mariano Llorens duró diez años. “Es vergonzoso decir esto”, se lamentó.

En el día de ayer, la Corte Suprema citó un estudio del Laboratorio de Estudios sobre la Administración del Poder Judicial, que muestra que la duración promedio del concurso es de 1327 días calendario (667 días desde la publicación del concurso y la elaboración de la lista de los tres candidatos; 364 días desde la recepción de la lista de los tres candidatos por el Ejecutivo y el proyecto de acuerdo; y 296 días calendario desde la recepción de la lista de los candidatos por el Senado hasta el decreto de nombramiento).

A esta pregunta Lugones respondió: “Es cierto, pero no tan cierto. Pienso en concursos que duraron cuatro o cinco meses”, lo que significa que el procedimiento de selección para cubrir las vacantes de la Sala I podría llevarse a cabo con el sistema actual.

Más allá del procedimiento administrativo, hay otras especias políticas que pueden retrasar una competencia. . Para aprobar el orden de mérito ante el pleno del Consejo de la Magistratura se requieren nueve votos de los 13 miembros del órgano . El Consejo de la Función Pública tiene seis y podría añadir el de la diputada Graciela Camaño, que es una aliada en algunos temas clave. De hecho, con su voto ha aprobado la revisión de los traslados de Bruglia y Bertuzzi.

Ayer, , la Corte Suprema ordenó que estos dos jueces permanezcan en sus cargos hasta que se realicen nuevos concursos para definir a los jueces naturales . Respondiendo al fallo, Lugones dijo que “intenta pasar por el medio”. “No lo entiendo del todo, pero lo aceptamos. Si (los jueces) están en el ínterin, han perdido los plazos para estar en posición en el ínterin. Son internos que han sido aprobados por el tribunal”, dijo.

La mayoría votó con Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y – simultáneamente – Elena Highton de Nolasco. El Presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, votó en desacuerdo con la reinstauración completa de los jueces.

En su parte dispositiva, la sentencia declara inconstitucional el reglamento sobre el traslado de jueces del Consejo de Jueces y Fiscales, adoptado en 2000 y enmendado el año pasado. E insta al Congreso Nacional a aprobar una nueva ley sobre el tema. Esta situación pone en peligro la situación de docenas de jueces.

Más allá de lo que hace el Consejo de Justicia, Bruglia y Bertuzzi retrasaron su regreso a la Cámara Federal. . De hecho, hoy han vuelto a pedir una licencia para evaluar cuáles serán sus próximos pasos. Ambos están de licencia desde mediados de septiembre, cuando el Senado rechazó sus traslados porque no asistieron a la audiencia a la que fueron convocados, y el ejecutivo emitió inmediatamente el decreto de cancelación de sus pasaportes.

Lo mismo ocurrió con el juez del Tribunal Constitucional Federal 7 Germán Castelli, cuyo caso se resolverá en el acuerdo de mañana.