Skip to content

Educación en espacios abiertos, servicio doméstico y compras: Las prioridades de Rodríguez Larreta para la próxima etapa

Entre hoy y mañana el Gobierno de Buenos Aires terminará de definir la propuesta que presentará a la Nación. La reducción de la tasa de infección permitiría avanzar con el plan de flexibilidad

Educación en espacios abiertos, servicio doméstico y compras: Las prioridades de Rodríguez Larreta para la próxima etapa

Educación en espacios abiertos, servicio doméstico y compras: Las prioridades de Rodríguez Larreta para la próxima etapa

El próximo domingo 11 de octubre, en el AMBA, finalizará la actual fase de aislamiento forzoso, y las autoridades del gobierno de Buenos Aires se preparan para una semana de arduas negociaciones con sus contrapartes en el país para aclarar las próximas actividades que serán posibles.

Como señaló el Ministro de Salud Fernán Quirós en su última conferencia de prensa, la ciudad de Buenos Aires se mantuvo por debajo del límite de 1.000 infecciones diarias durante toda la semana y acumuló una tendencia descendente durante un mes.

En este contexto, Horacio Rodríguez Larreta se prepara para impulsar su plan de “construcción” de la ciudad, pero mantiene el regreso de la enseñanza presencial como una prioridad principal.

A principios de la semana pasada, la ministra Soledad Acuña Nicolás Trotta presentó un segundo protocolo -el primero había sido rechazado- para el regreso a clases de cuatro grupos prioritarios: los 6.500 niños identificados por la ciudad como los que han perdido todo contacto con la escuela, los de primer grado que están empezando a aprender a leer y escribir, los de quinto grado que terminarán su educación obligatoria en diciembre, y los adultos que tendrán que hacer un examen personal para obtener un título en una profesión.

Al final de la reunión, la ministra Trotta reconoció que había habido “progreso”, pero insistió en la necesidad de “parámetros objetivos” para determinar cuándo era posible volver al aula.

El gobierno de Buenos Aires cree que ahora “la pelota está en la cancha de la nación”. Están esperando la respuesta del Ministerio de Educación para decidir cómo proceder. Sin embargo, señalan que no puede transcurrir un año sin que los niños de la escuela se pongan de pie y consideran esencial que vuelvan a la escuela “gradualmente” este año.

En el frente económico, los detalles se trabajarán entre el lunes y el martes en varias reuniones ya programadas.

De acuerdo con la información proporcionada a este diario, examinarán a fondo la posibilidad de abrir las compras de capacidad limitada. Esto significa el mismo sistema que se aplica actualmente a los supermercados: una vez que se alcance la capacidad máxima, se cerrará la entrada y sólo podrán entrar más personas cuando los registrados salgan de la tienda.

Por último, la última actividad que podría incluirse en las negociaciones es el transporte nacional, con restricciones en el uso del transporte público.

En este caso, una de las variables estudiadas es definir si es conveniente autorizar el trabajo en varios hogares, ya que los trabajadores domésticos suelen trabajar en varios hogares debido a las características de la actividad. A pesar de los rumores y las amenazas, los gimnasios y los campos de fútbol 5 tendrán que esperar un poco más.

Hasta ahora están asegurando al cuartel general en Uspallata que nada está definido. Aún está pendiente el análisis de los últimos datos epidemiológicos y la finalización de las definiciones. Como la última vez, las negociaciones serán dirigidas por el Jefe de Gabinete de Buenos Aires, Felipe Miguel.

La relación entre el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Quinta de Olivos se ha visto gravemente dañada a raíz de la reducción de los recursos que la Ciudad recibe como copartícipe. La estrategia de Rodríguez Larreta fue llevar su reclamo directamente al poder judicial. Aunque dejó claro que el trabajo coordinado en temas de salud no se interrumpiría, parece difícil que el próximo viernes se repita la foto conjunta con Alberto Fernández y Axel Kicillof.