Skip to content

El Consejo Nacional del PJ confirmó que otorgará la presidencia del partido a Alberto Fernández

Fue definido anoche por líderes del partido, gobernadores, funcionarios nacionales, intendentes y legisladores. El 17 de octubre, concretarán en un acto la entrega del mando del partido al jefe de estado

El Consejo Nacional del PJ confirmó que otorgará la presidencia del partido a Alberto Fernández

El Consejo Nacional del PJ confirmó que otorgará la presidencia del partido a Alberto Fernández

En un nuevo gesto dirigido a obstaculizar a Alberto Fernández como jefe del Partido Justicialista (PJ), el Consejo Nacional del partido pro-gobierno decidió anoche por unanimidad proponer al jefe de Estado como jefe del partido.

En una reunión que tuvo lugar virtualmente, la dirección del PJ reafirmó que al presidente se le ofrecerá la presidencia del partido en una ceremonia que se celebrará en la CGT el próximo 17 de octubre, aunque se replicará virtualmente en todo el país.

“Hemos decidido ofrecer la presidencia del partido a nuestro gran presidente Alberto Fernández para que acompañe el camino de la reconstrucción de nuestra querida Argentina”, dijo el actual presidente del PJ, el diputado José Luis Gioja de San Juan.

De esta manera se ha cerrado todo, para que en el acto previsto en la CGT para el Día de la Lealtad Peronista y en todo el país, se anuncie de manera virtual la presidencia del partido de Alberto Fernández. Administrativamente, esto tendrá lugar en diciembre, cuando se renueven las autoridades del partido, pero este 17 de octubre será el día simbólico de la entrega del pleno poder al jefe de Estado.

Además del Presidente de Gioja en la sesión virtual del Consejo Nacional de PJ, ayer estuvieron presentes los siguientes gobernadores: Axel Kicillof, de Buenos Aires; Gildo Insfrán, de Formosa; Ricardo Quintela, de La Rioja; Alberto Rodríguez Saa, de San Luis y Juan Manzur de Tucumán, así como la vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario, entre otros. Por parte de los sindicatos estaban, entre otros, Héctor Daer por la CGT, Hugo Yasky por la CTA, Ricardo Pignanelli por Smata y José Luis Lingeri por Obras Sanitarias. Y los intendentes de la región de Buenos Aires, Mariano Cascallares, del Almirante Brown; Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas; Marisa Fassi, de Cañuelas; Fernando Espinoza, de La Matanza; y Gustavo Menéndez, intendente de Merloy y presidente de la JP de la provincia, entre otros.

Para que Casa Rosada diera su aprobación a este paso político, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el ministro de Salud, Ginés González García, dieron su aprobación.

Las legisladoras nacionales Lucía Corpacci y Cristina Alvarez Rodríguez, entre otras, participaron en la votación unánime. El ex gobernador y actual embajador de Brasil en Brasil, Daniel Scioli, también dio luz verde.

Como anunció ayer este diario, la operación para hacer presidente del PJ a Alberto Fernández ha cobrado fuerza y ha sido acordada en las últimas horas con los nuevos pasos dados por la Casa Rosada, los gobernadores y la dirección de la CGT. El objetivo es entronizar al jefe de estado como líder del partido el 17 de octubre, el día de la lealtad peronista.

Alberto Fernández dijo a sus allegados que estaba dispuesto a asumir el reto de presidir el PJ “si es la voluntad de la mayoría del partido”, según los que estuvieron con el presidente durante estos días.

Gioja había hecho este acuerdo con Cafiero para dar forma al acta del 17 de octubre en la CGT y para ratificar la idea de anunciar que Alberto Fernández sería el próximo presidente del PJ.

“Estamos trabajando por la unidad del peronismo, y Alberto Fernández, como líder del partido, es el único que hoy puede garantizar esta unidad”, dijo Gioja a este diario.

Entre los pasos que ha dado el diputado de San Juan está la creación de un gran evento virtual que tendrá su epicentro en la sala Felipe Vallese de la CGT, en el que participará Alberto Fernández. Sin embargo, el cambio de autoridades no tendrá lugar hasta el 20 de diciembre.

Los peronistas creen que la imagen de Alberto Fernández como líder del partido también servirá para mostrar unidad y ganar poder de cara a las elecciones parlamentarias del próximo año, en las que el partido gobernante no quiere perder ningún escaño en el Congreso.

El 17 de octubre , la Confederación General del Trabajo (CGT) tiene previsto reunir entre uno y dos millones de personas para el evento del Día de la Lealtad Peronista , que se celebrará virtualmente con gobernadores, sindicatos, legisladores y funcionarios del gobierno.

Al mismo tiempo, en la conversación de Cafiero con Gioja, también se acordó que una serie de reuniones virtuales del presidente con varios gobernadores del PJ y sindicalistas se celebraría antes del 17 de octubre para dar forma a la idea de la nueva dirección del partido.

Gioja también discutió el tema con la Vicepresidenta Cristina Kirchner para obtener su apoyo a este paso. Los dos hablaron por teléfono hace dos semanas, y el Vicepresidente apoyó plenamente la idea de que Alberto Fernández asumiera la dirección del partido. Y no sólo eso. Con la idea de mostrar un bloque monolítico en la dirección de PJ, la ex presidenta también mostró su voluntad de unirse a esta estrategia de La Campora.

Paralelamente a estos esfuerzos, el promotor más activo de la operación “Alberto Presidente del PJ” del mismo gabinete nacional es el Ministro de Defensa, Agustín Rossi. Desde enero pasado, ha planteado la necesidad de que el presidente asuma la dirección del partido peronista.

En los últimos días Rossi tuvo una reunión con Alberto Fernández para discutir este tema y el propio jefe de estado estaba dispuesto a aceptar la idea, que fue discutida por los gobernadores del PJ, Gioja y la dirección de la CGT.

El objetivo principal del PJ es dar al jefe de Estado más poder político y mantener el máximo dominio de la tradición peronista, que establece que quien gobierna el país lidera el partido. Esto es lo que le pasó a Carlos Menem, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner cuando estaban en la Casa Rosada. Sólo Cristina Kirchner se opuso al mandato del PJ durante sus dos mandatos, porque en ese momento impulsaba el proyecto de transversalidad del partido, que en una primera fase incluía al radical Julio Cobos como vicepresidente.