Skip to content

El día después de la pancarta y la entrevista de Mauricio Macri, Rodríguez Larreta se perdió la reunión semanal de Juntos por el Cambio

Se excusó porque tenía "una agenda de trabajo en la gestión", pero despertó sospechas sobre las diferencias entre los partidarios de la línea dura y los diálogos dentro de la coalición de la oposición. "Tenemos que seguir exigiendo más apertura al gobierno", advirtió el ex presidente.

El día después de la pancarta y la entrevista de Mauricio Macri, Rodríguez Larreta se perdió la reunión semanal de Juntos por el Cambio

El día después de la pancarta y la entrevista de Mauricio Macri, Rodríguez Larreta se perdió la reunión semanal de Juntos por el Cambio

Al día siguiente de la pancarta y la entrevista con Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta no participó en la reunión virtual que cada semana realizan los miembros de la dirección nacional de Juntos por el Cambio. Tampoco lo hizo María Eugenia Vidal, otra oradora del ala de diálogo de la coalición de la oposición, quien, al igual que el jefe de gobierno de Buenos Aires, insiste en una posición “anti-crack” y por lo tanto está en desacuerdo con la radicalización política que representan las movilizaciones contra el gobierno.

Las ausencias fueron sugerentes porque el fuerte impacto de las protestas fue aprovechado por el sector más intransigente de las JxC, como la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que estuvo presente en el obelisco este lunes, y especialmente por Mauricio Macri, que por la noche tuvo fuertes definiciones contra el gobierno y ofreció un mensaje conciliador a Rodríguez Larreta.

“Agenda de trabajo en la gestión”, esa fue la disculpa del Jefe de Gobierno esta mañana por no asistir a la reunión. Su personal aseguró a este diario que “el inicio de la enseñanza frontal lo mantuvo muy concentrado y ocupado.

explicó que Rodríguez Larreta “es muy estricto con su agenda y ha programado estas reuniones los lunes por la mañana, y cuando se mueve los martes, se complica por los compromisos que ha hecho. Esto es exactamente lo que pasó el pasado agosto: El lunes 17 de agosto se hizo una pancarta y al día siguiente el Jefe de Gobierno no se puso en contacto con sus homólogos de Juntos por el Cambio.

En el número de esta mañana del Zoom, la dirección de la oposición analizó la pancarta con una visión general de los apegos que había tenido en todo el país, e incluso se habló de la reaparición de Macri en el programa de Joaquín Morales Solá, cuyas definiciones fueron elogiadas por varios de los presentes.

Sin embargo, nadie mencionó las críticas del ex presidente al ex ministro del Interior Rogelio Frigerio y al ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, que, sin mencionarlos, destacó con pesar porque habían “delegado las negociaciones políticas” durante su gobierno.

Esta mención profundizó otra ruptura en la coalición opositora entre los fieles de Macri y , el ala peronista que funcionó durante su gobierno , e incluso provocó la reacción del diputado Sebastián García de Luca, que está en la línea de este sector disidente del PJ: “Gracias a Monzó y a Frigerio, hemos logrado tener las leyes más importantes y construir la gobernabilidad durante los 4 años de gobierno con una enorme minoría legislativa y estructura política”, dijo.

En la sesión de esta mañana, Macri, como lo hizo en la televisión la noche anterior, siguió adelante con su crítica de “la eterna cuarentena” y las consecuencias negativas para la economía y el empleo, advirtiendo que “debemos seguir exigiendo más aperturas al gobierno”.

Sobre este último punto, los líderes de JxC acordaron elaborar una propuesta detallada para pedir una mayor relajación del aislamiento en el AMBA e incluso en el resto del país.

En su reaparición pública, el ex presidente ejerció la primera autocrítica de su mandato de cuatro años, que había sido exigida por los líderes moderados de su espacio, y envió señales al interior de “Juntos por el Cambio” al revelar que no se ve a sí mismo como candidato para las elecciones del 2021 y que se siente “cómodo acompañando a aquellos que tienen la vocación de liderarlos y ayudarlos a crecer”, como Horacio Rodríguez Larreta, cuyo “crecimiento y consolidación” le da “alegría”.

Durante el zoom también se hizo un seguimiento de los temas que habían quedado abiertos en la agenda legislativa, e incluso hubo un cruce entre los senadores radicales Martin Lousteau y Luis Naidenoff, que mostraron diferentes posiciones en la Cámara de los Lores en las sesiones virtuales. Todos informaron sobre su versión de la discusión en el Inter-Block y cómo Cristina Kirchner cambió su posición sobre el tema. Allí intervino Macri: “Ah, no sabía que Cristina no respetaba lo que firmaba”.

Además de Macri, Lousteau y Naidenoff, participaron en la videoconferencia los presidentes de PRO Patricia Bullrich, Cristian Ritondo y Humberto Schiavoni, los radicales Alfredo Cornejo y Mario Negri, y los miembros de la Coalición Ciudadana Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López. Miguel Angel Pichetto también estaba presente.

Las ausencias de Rodríguez Larreta y Vidal contrastaron con el desarrollo del campus virtual, organizado este sábado por Hernán Lombardi. Allí, después de muchas semanas de intrigas y reuniones de Zoom, el personal de PRO compartió una sala sin testigos, donde hubo muchos momentos de guiños para relajarse. Al igual que Rodríguez Larreta, cuando admitió que los líderes de “Juntos por el cambio” tienen “papeles complementarios”, explicó que “algunos papeles (ejecutivos) como el que tengo en la ciudad”, elogió a Patricia Bullrich y dijo: “Nos va bien”.