Skip to content

El diputado de PRO repudia la creación de NODIO: “Pone en peligro la libertad de expresión

El legislador nacional Gustavo Álvarez González presentará un proyecto de declaración en la próxima sesión. "La censura vuelve a imponer pensamientos que distraen y compensan los errores de las políticas que este gobierno lleva a cabo", denunció

El diputado de PRO repudia la creación de NODIO:

El diputado de PRO repudia la creación de NODIO: "Pone en peligro la libertad de expresión

Para celebrar el 11º aniversario de la aprobación de la ley de servicios de comunicación audiovisual, El kirchnerismo NODIO creó , un observatorio sobre la desinformación y la violencia simbólica en los medios y plataformas digitales, que tiene por objeto proteger a los ciudadanos de los mensajes falsos, malintencionados y engañosos.

En respuesta a esta iniciativa oficial, el representante nacional de PRO, Gustavo Álvarez González, dijo que “NODIO pone en peligro el derecho a la libertad de expresión consagrado en nuestra constitución nacional” y anunció que presentaría un proyecto de declaración en la Cámara de los Comunes para expresar su profunda preocupación al respecto.

“Como representantes del pueblo, tenemos el deber de proteger y defender los derechos de todos los argentinos. No podemos permitir que este gobierno imponga sus medidas antidemocráticas, típicas de los gobiernos totalitarios que, en nombre de la defensa del pueblo, subyugan sus derechos y los ponen de rodillas para mantenerse en el poder”, dijo el diputado.

El argumento de la Defensoría del Pueblo para la creación de este nuevo organismo se basa en el hecho de que NODIO es la respuesta a la preocupación del público por la distribución de noticias cargadas de violencia y desinformación en las redes sociales y los medios de comunicación.

“Esto significa, por un lado, que los argentinos son incapaces de distinguir entre la verdad y la mentira y, por otro lado, que la censura vuelve a imponer ideas que distraen y compensan los errores de las políticas que este gobierno está llevando a cabo”, dijo Álvarez González al publicar el proyecto de declaración, que será discutido en la próxima sesión.

“Lamentablemente, esta medida está causando una profunda preocupación entre los ciudadanos que ven amenazado su derecho a la libertad de expresión, mientras que al mismo tiempo están siendo testigos de una clara determinación por parte de la burocracia hacia un Estado paternalista que no sólo quiere que confiemos en su caridad, sino que ahora quiere decirnos qué información es verdadera y cuál es falsa, basándose en criterios que carecen de objetividad”, dijo el diputado.

La legislatura nacional dijo que era “más conveniente y conveniente” para el Estado proteger a los argentinos de los criminales, no de las noticias falsas. “Cada argentino debe ser libre de pensar y expresar lo que quiera. El derecho a la libertad de expresión es uno de los derechos civiles reconocidos explícitamente en la constitución nacional”, subrayó.

Y especificó que el artículo 14 establece que todos los residentes de la nación tienen derecho a publicar sus ideas sin censura previa de la prensa. “Las publicaciones que implican un delito son punibles y el delito debe ser probado, pero no se puede ejercer de antemano el control sobre las ideas y expresiones porque eso sería claramente una violación de la Ley Suprema”, dijo.

subrayó que “la libertad de pensamiento y de expresión es la piedra angular de toda sociedad democrática” y recordó que, a nivel internacional, la Convención Americana de Derechos Humanos, en su artículo 13, atribuye un valor muy alto a la libertad de expresión.

El mencionado artículo 13 de la Convención Americana garantiza el derecho de toda persona a la libertad de expresión y establece que este derecho comprende “la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sean orales, escritas, impresas, en forma artística o por cualquier otro medio de su elección”.

El diputado también considera importante recordar que el principio 7 de la Declaración sobre la Libertad de Expresión adoptada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2000 establece que condiciones previas como la veracidad, la posibilidad o la imparcialidad de los Estados son incompatibles con el derecho a la libertad de expresión reconocido en los instrumentos internacionales.

“No protegen el derecho a la propiedad, ignoran la separación de poderes y ahora prohíben pensar de manera diferente. Debemos prevenir esto. Por lo tanto, expresamos nuestra profunda preocupación por la creación de este órgano y reafirmamos nuestra obligación y deber de defender la libertad de expresión. Por todas estas razones, pido a mis colegas que apoyen este proyecto de declaración”, concluyó en su carta.