Skip to content

El embajador Urribarri fue citado a una investigación por contratación irregular con un empresario cercano

Se investigan los supuestos pagos por la contratación del empresario paraguayo Diego Cardona Herreros, cuando era gobernador de Entre Ríos. Actualmente como representante diplomático en Israel

El embajador Urribarri fue citado a una investigación por contratación irregular con un empresario cercano

El embajador Urribarri fue citado a una investigación por contratación irregular con un empresario cercano

Sergio Urribarri, ex gobernador de Entre Ríos y actual embajador de Argentina en Israel, deberá declarar el 13 de octubre en una investigación en esa provincia sobre una serie de contratos irregulares con el empresario paraguayo Diego Cardona Herreros. Los fiscales Patricia Yedro y Gonzalo Badano están investigando posibles sobornos pagados a varios funcionarios provinciales, incluido el ex presidente provincial.

La investigación comenzó en 2017, pero los contratos se firmaron en 2008, cuando Urribarri ya estaba a cargo de la provincia de Entre Ríos. Se cree que el ex gobernador propuso la contratación del empresario paraguayo Diego Cardona Herreros, dueño de la empresa Relevamientos Catastrales, con sede en Buenos Aires.

Después de una redada en el estudio del empresario, los fiscales profundizaron la hipótesis de una posible sobrevaloración de las ofertas. A cambio, se efectuaron pagos irregulares a los funcionarios provinciales implicados, incluido el ex gobernador.

Urribarri está previsto que comparezca como testigo el 13 de octubre a las 9 de la mañana y el empresario Cardona Herreros está previsto que testifique el 11 de octubre. También fueron invitados el actual jefe de la Secretaría de Presupuesto, Luis Erbes, el Director de Ajustes y Liquidaciones, Miguel Ulrich, el ex Secretario de Hacienda, José Humberto Flores, el ex Ministro de Trabajo de la provincia, Guillermo Smaldone, el ex Director General de Informática, Carlos Haidar, Jorge Zanabone y Alfonso Campitelli, (Directores de Agrimensura Catastral), el contador Guillermo Linares y la abogada Miriam Fessia.

Los acusados tienen hasta el 2 de octubre para indicar si desean llevar a cabo las audiencias en persona en la oficina del fiscal o a distancia.

Un total de seis eventos diferentes están siendo investigados.

En la primera operación, la empresa Relevamientos Catastrales habría pagado 3.200.000 pesos extras, más de un millón de dólares, por un contrato con el Estado por 3.218.000 dólares. Según las notas y documentos encontrados en el estudio de Cardona Herreros, los supuestos pagos al Gobernador, a los funcionarios y a la dirección se realizaron entre mayo de 2008 y diciembre de 2010.

En el segundo caso, se trataba de obtener una prórroga del contrato de la empresa para obtener otro sobrepago, que a su vez se pagaría a los funcionarios.

En tercer lugar, se está investigando un nuevo reclutamiento en la empresa Cardona Herrero desde el 11 de agosto de 2010 a un ritmo de 180.290 pesos por mes.

El cuarto evento investigado por la fiscalía se registró en 2011. Dos funcionarios prepararon un presupuesto de 250.000 pesos por mes para 18 meses, con la opción de que la provincia lo prorrogue por otros 18 meses. También había bonos y sobornos.

Además, se está investigando un contrato de la misma empresa con el Ministerio de Economía de la provincia. Relevamientos Catastrales fue otorgado por decreto de Urribarri y el Ministro Diego Valiero con una oferta de 652.800 pesos al mes, incluyendo aproximadamente 130.000 pesos mensuales en forma de recargos.

El último evento sujeto a análisis judicial tuvo lugar en el Ministerio de Trabajo, bajo el mando de Guillermo Smaldone, hijo de Juan Smaldone, miembro del Tribunal Supremo de Justicia (STJ), y amigo personal de la familia Urribarri. Una vez más, se repite la operación de precios inflados y sobornos.