Skip to content

El gobernador de Mendoza mantendrá su decisión de no acatar el regreso a la Fase 1 y buscará reunirse con Alberto Fernández para bajar la tensión

Rodolfo Suárez llegará hoy a Buenos Aires con la idea de ver al Presidente o al Jefe de Gabinete. La reunión aún no ha sido confirmada porque hay mucha inquietud por su decisión de no acatar el decreto que establece una nueva cuarentena estricta en 18 provincias

El gobernador de Mendoza mantendrá su decisión de no acatar el regreso a la Fase 1 y buscará reunirse con Alberto Fernández para bajar la tensión

El gobernador de Mendoza mantendrá su decisión de no acatar el regreso a la Fase 1 y buscará reunirse con Alberto Fernández para bajar la tensión

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, llegará esta mañana a Buenos Aires con la intención de mantener una reunión con el presidente Alberto Fernández, que no fue confirmada hasta anoche, para insistir en un punto de inflexión de cara a la nueva fase de la cuarentena: que su provincia no tiene previsto volver a la fase 1 de aislamiento propuesta en el decreto presidencial para 18 provincias antes del 25 de octubre.

“No volveremos a la Fase 1 en Mendoza, seguiremos como vinimos”, anunció ayer Suárez tras reunirse con los intendentes de las ciudades afectadas por la COVID-19, y tras una reunión con el gabinete hizo un llamamiento urgente para desacreditar las órdenes de la Casa Rosada.

La reacción e inquietud del gobierno ante el llamado a la desobediencia de Suárez no se hizo esperar. El Ministro de Salud Ginés González García escribió en su cuenta de Twitter que “es difícil entender la posición del Gobernador de Mendoza @rodysuarez. Los datos procedentes del sistema provincial han advertido de cómo la propagación del virus ha aumentado en los municipios”.

Así que la visita del Gobernador de Mendoza a la Casa Rosada es probable que sea muy tensa. Ayer por la tarde, los portavoces de Suárez dijeron a este diario que se había solicitado una reunión con Alberto Fernández, ya que la idea del gobernador es explicar al presidente la situación sanitaria de su provincia y pedir una revisión del DNU del presidente, que limita muchas actividades en 18 provincias, incluida Mendoza.

Se suponía que Suárez viajaría a Buenos Aires la semana pasada para reunirse con un secretario del Ministerio de Economía con la intención de firmar un acuerdo para la presa de Portezuelo del Viento y la promesa de respuesta a la pandemia de 3 mil millones de pesos de la Casa Rosada en Mendoza.

Sin embargo, tras el Decreto Presidencial 792/2020, y la negativa de Mendoza a volver a la Fase 1 no fueron solicitados anoche a la Casa Rosada para confirmar que el Presidente o Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibirá hoy a Suárez. De hecho, el orden del día de hoy del Presidente no prevé tal reunión. Alberto Fernández ha planeado un evento en Avellaneda para anunciar las inversiones en la refinería de Raizén, y el Primer Ministro ha programado una reunión con el Ministerio de Cultura.

En Casa Rosada, hay mucha inquietud con el presidente de Mendoza por su reacción no solicitada al nuevo nivel de cuarentena.

Los que se dirigieron al jefe del gabinete ayer dijeron a este diario que Suárez “no entendió o mintió”. Y señalaron que “Mendoza está en la misma lista que Jujuy y la CABA, y ni Gerardo Morales ni Horacio Rodríguez Larreta vinieron a interrogarlo.

El gobierno aseguró que Mendoza había pasado del distanciamiento social al aislamiento social, pero que este movimiento no significaba un regreso a la fase 1 marcada por el Gobernador de Cuyo.

La situación en Mendoza preocupa al gobierno, ya que el sábado pasado el informe de salud contabilizó 573 y el domingo 571, alcanzó un total acumulado de 32.035 casos positivos de coronavirus. Y lo que más preocupa a Ginés González García en Mendoza es la ocupación de las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI), que alcanza el 81% en toda la provincia y el 92% en el área del Gran Mendoza.

“Basándose en la información de salud de la que dispone, el Presidente decidió que la provincia debía entrar en aislamiento. Han ocupado el 95% de las camas de cuidados intensivos de la capital Mendoza”, dijo el funcionario. También subrayaron que sería contradictorio que el Gobierno decidiera volver a la fase 1 y al mismo tiempo fomentara el regreso gradual de los cursos en las aulas y el levantamiento de la prohibición de los vuelos nacionales.

Pero Suárez insistió anoche en que Mendoza mantenga las mismas flexibilidades en cuanto a la actividad económica y la recuperación que antes, y que el decreto presidencial lo prohíbe. Sin embargo, dijo que pediría a la Casa Rosada que le permitiera celebrar reuniones familiares al aire libre, ceremonias religiosas y deportes en clubes cerrados.

Suárez también quiere que la nación le permita abrir los vuelos, con la intención de revivir la economía de la provincia.

El decreto 792/2020

estableció que Mendoza Capital, Guaymallén, Luján, Maipú, Godoy Cruz, Las Heras, Tunuyán y Tupungato, así como otras ciudades del país, no están lejos y vuelven al aislamiento social obligatorio.

“Queremos traer tranquilidad a la población. Seguiremos la estrategia para hacer frente a la pandemia”, dijo Suárez y ratificó: “No volveremos a la fase 1″.

Otras provincias

Por otra parte, la situación de las 18 provincias incluidas en el decreto presidencial para la nueva etapa de cuarentena se ajusta a la misma idea de volver al aislamiento social obligatorio para detener el virus. Hay varias provincias que ya han cumplido con el Decreto Presidencial, mientras que otras pedirán explícitamente a la Casa Rosada que abra actividades.

En Salta, por ejemplo, el presidente del Comité de Emergencia, Francisco Aguilar, anunció ayer que solicitarán a la nación varias exenciones de la regulación del cierre total de actividades para abrir obras público-privadas, el sector de la restauración, tiendas y centros comerciales con protocolos estrictos.

“Todas estas excepciones que buscamos están diseñadas para asegurar que la actividad económica no disminuya aún más por ser lo suficientemente mala. Siempre lo exigimos con medidas de protección adecuadas en situaciones sanitarias complejas”, dijo Aguilar.

En Córdoba, el Gobernador Juan Schiaretti informó sobre las actividades logradas por las restricciones para reducir la circulación en seis departamentos de la provincia debido a la escalada de casos de coronavirus. Esto concierne a los departamentos de Punilla, Santa María, Colón, Tercero Arriba y San Martín.

Se ha anunciado que, entre otras cosas, las actividades gastronómicas, las salas de fiestas y de bolos, los servicios religiosos, las reuniones sociales y familiares, los gimnasios y los centros de formación profesional se restringirán en los próximos 14 días. Sin embargo, Schiaretti dijo que el alcance y el tenor de estas medidas pueden modificarse si la situación epidemiológica y sanitaria cambia.

En Tucumán, el gobernador Juan Manzur dijo que acataría el decreto presidencial para la capital, aunque el portavoz del presidente provincial dejó claro que “habrá algunos cambios en los que se está trabajando” para negociar con la nación la apertura de ciertas actividades.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, confirmó anoche a este diario que no aceptará ninguna propuesta sobre el decreto que establece las restricciones de movilidad en su provincia en vista del avance de la COVID-19 a la Casa Rosada, y dijo que comparte todo lo propuesto por la Casa Rosada para la nueva etapa de la cuarentena.

El Gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, destacó que “sólo seguiremos con la restricción de no poder circular entre las ciudades” y evaluó que están analizando algunas aperturas en actividades ya restringidas por el Decreto Presidencial.

En Río Negro, la Gobernadora Arabela Carreras emitió ayer el decreto, que se ajusta a la normativa nacional para el nuevo nivel de aislamiento preventivo, aunque permitió a los intendentes de los distritos afectados solicitar al Ministerio de Salud de la provincia las exenciones previstas por el aislamiento para determinadas actividades y servicios a fin de limitar su duración. También prevé la posibilidad de realizar “una prueba piloto de turismo” en Bariloche bajo estrictos protocolos sanitarios para preparar el período de vacaciones.

Desde Neuquén, el gobernador Omar Gutiérrez, que estaba con el Presidente cuando se anunció la extensión de la cuarentena, explicó que el decreto de aislamiento en 18 provincias había sido acordado con todos los gobernadores.

Así, en Neuquén, la nueva fase de cuarentena estricta se aplicará en 7 localidades, mientras que el resto de la provincia permanecerá en la fase 5. Las camas de cuidados intensivos en las conurbaciones de Neuquén Capital, Plottier y Centenario están ocupadas en un 99%, por lo que no hay lugar para la relajación de la cuarentena.