Skip to content

El Gobierno autorizó reuniones sociales en casas particulares para un máximo de 10 personas en La Pampa

La medida entró en vigor el lunes, tras la publicación en el Boletín Oficial de la Decisión Administrativa 1639/2020

El Gobierno autorizó reuniones sociales en casas particulares para un máximo de 10 personas en La Pampa

El Gobierno autorizó reuniones sociales en casas particulares para un máximo de 10 personas en La Pampa

En el marco de las nuevas flexibilidades de la cuarentena en las distintas regiones del país, el gobierno nacional aprobó a partir de este lunes “reuniones familiares de hasta diez personas en domicilios particulares” en toda la provincia de La Pampa. La medida entró en vigor con la publicación de la decisión administrativa 1639/2020 en el Boletín Oficial.

Con la firma del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del Ministro de Salud, Ginés González García, se aprobó este tipo de reuniones a puerta cerrada, pero según un protocolo especial aprobado por las autoridades sanitarias.

El documento también aclaró que “bajo ninguna circunstancia se podrá utilizar el transporte público” para permitir que la gente participe en estos eventos sociales, a menos que el gobernador local, Sergio Ziliotto, “así lo decida”.

Por otra parte, el Gobernador Provincial debe “dictar” “las normas necesarias para el desarrollo” de estas reuniones, que puede “aplicar, suspender o reanudar gradualmente” “dentro de los límites de su competencia territorial” y sobre la base de las recomendaciones de su equipo de salud.

De esta manera, la Casa Rosada aprobó una solicitud de la Pampa para eximir de la disociación social, preventiva y obligatoria que se aplica a este distrito a quienes deseen reunirse en casas particulares, con un máximo de 10 personas presentes a la vez.

Esta provincia, que el presidente Alberto Fernández visitó a principios de junio, fue una de las provincias que a finales de agosto evaluó el retorno a la fase 1 de cuarentena durante 15 días por el aumento de las infecciones, aunque la situación se había estabilizado recientemente y el domingo sólo se detectaron cuatro nuevos casos positivos de coronavirus, según las cifras oficiales.

Según la decisión administrativa del lunes, es responsabilidad del gobierno local, junto con el departamento que dirige Ginés González García, “vigilar el desarrollo epidemiológico y las condiciones sanitarias correspondientes”.

En este sentido, la administración de Ziliotto debe informar semanalmente al Ministerio de todos los datos necesarios “para evaluar el curso de la enfermedad” y la capacidad del sistema de salud para atender a la población, y si se identifica “una situación de riesgo”, se revertirá con esta nueva autorización.

En los considerandos se señaló que fue el Poder Ejecutivo de La Pampa el que “una vez más solicitó una exención” de las prohibiciones “para que las reuniones familiares de hasta diez personas se realicen en domicilios particulares”, siempre de acuerdo con un “protocolo pertinente” “aprobado por la autoridad sanitaria nacional”.

Recientemente, el Gobernador de esta provincia decidió “aislarse preventivamente” después de reunirse con un oficial de seguridad oficial, quien a su vez “está en estrecho contacto con un caso positivo en la ciudad de Santa Rosa”. Según el informe, el gobernador es “asintomático, y el momento” de su detención “depende de la evolución y los estudios realizados sobre el empleado que puede estar infectado”.

Desde el comienzo de la pandemia, se han registrado un total de 226 casos positivos de coronavirus en este distrito del país, de los cuales 37 permanecen activos, 3 han muerto como resultado de la enfermedad y 186 se han recuperado según el último informe epidemiológico.

Actualmente, 8 personas están confirmadas para la COVID-19, tres de ellas en la Clínica Médica del Hospital Gobernador Centeno y las otras cinco en el Centro de Asistencia Respiratoria de Emergencia de la ciudad de Santa Rosa.

“Se ha creado una conciencia social muy importante. Esto nos permite reflexionar sobre cómo suavizaremos gradualmente la cuarentena. Siempre miramos cuál es nuestro estado de salud. Le dije a la sociedad que todas estas medidas que se han tomado tienen como principal garantía no tanto los controles del Estado como la responsabilidad social. Hemos sido muy estrictos”, había dicho Ziliotto en una entrevista con este diario a mediados de mayo.