Skip to content

El gobierno dará 5.000 millones de pesos a las provincias para hacer frente a la pandemia: Lanzamiento del plan de asistencia de telemedicina a distancia

El programa "Impulsa" tiene como objetivo digitalizar los registros médicos e imponer un software para la atención a distancia. Existe la preocupación de que los niveles de contagio de COVID-19 en el interior no están disminuyendo

El gobierno dará 5.000 millones de pesos a las provincias para hacer frente a la pandemia: Lanzamiento del plan de asistencia de telemedicina a distancia

El gobierno dará 5.000 millones de pesos a las provincias para hacer frente a la pandemia: Lanzamiento del plan de asistencia de telemedicina a distancia

A pocas horas de que se fije la nueva fase de cuarentena en todo el país, la Casa Rosada, junto con un grupo de gobernadores, lanzó hoy el programa federal “Impulsa”, que tiene por objeto digitalizar el sistema de salud y enviar más fondos a los hospitales provinciales y a los trabajadores de la salud para luchar contra la pandemia con un nivel de infección que no disminuye en el interior del país.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto con el ministro de Salud, Ginés González García, recibió hoy a un grupo de dirigentes provinciales en el Salón Norte de la Casa de Gobierno y mantuvo una reunión virtual con otros gobernadores, donde acordaron la puesta en marcha del programa “Impulsa”, que según anunciaron promoverá el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para ofrecer servicios de salud más accesibles, personalizados, de calidad y equitativos en todo el país.

“La iniciativa promueve la reducción de las brechas tecnológicas entre las jurisdicciones, el fomento de la gestión de los servicios de salud y la integración de los subsistemas públicos y privados en el sector de la salud”, dijo el Jefe de Gabinete, en un contexto en el que los casos de COVID.-19 en el interior del país no han disminuido y el promedio de ocupación de las camas de cuidados intensivos se mantiene en torno al 80%.

El plan acordado por Cafiero y González García con los presidentes provinciales prevé la introducción de historias clínicas digitales en los establecimientos de salud, el acceso a Internet y las computadoras, al tiempo que prevé una inversión de 5.000 millones de pesos para la instalación de hardware, software, asistencia técnica, capacitación, conexión y transferencia de fondos a las provincias.

A la reunión en la Casa Rosada asistieron los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni y San Juan, Sergio Uñac. Los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) siguieron la presentación por videoconferencia; Raúl Jalil (Catamarca), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La pampa), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Arabela Carreras (Río Negro) y los Ministros de Salud de Tucumán, Rossana Chahla y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fernán Quirós.

Durante la reunión de los ministros con los gobernadores, se discutió la situación de la pandemia, que no está disminuyendo internamente. Muchas provincias hablaron de una “meseta” de infecciones de coronavirus que no se ha detenido, y hubo un panorama bastante sombrío de algunos líderes provinciales, donde observan que el virus no se ha detenido.

En este contexto, la Casa Rosada está evaluando la ampliación del decreto del nuevo nivel de cuarentena, que en algunos casos se mantendrá como antes bajo un esquema de aislamiento estricto.

En contraste con este complicado escenario, que se puede ver en el interior, el AMBA muestra una disminución en el número de casos, y se espera una mayor flexibilidad en la cuarentena.

En el último decreto 792/2020, Alberto Fernández definió una extensión de la cuarentena, que expira el próximo domingo para las provincias de Salta, Santa Cruz, Jujuy, Tierra del Fuego, La Rioja, Santiago del Estero y Chaco. Mientras tanto, se ha introducido un sistema más flexible de distanciamiento social en el AMBA.

El Ministerio de Salud informó a este diario de que hay más infecciones en el interior del país y acordó que la nueva etapa de cuarentena debería continuar con un esquema de restricciones y aislamiento en muchos lugares. Incluso mencionaron posibles “esquemas mixtos” de confinamiento, que podrían ocurrir en algunas provincias, donde la fase 1 se mantiene los fines de semana y es posible una mayor libertad de movimiento o de actividades durante el resto de la semana.