Skip to content

El Gobierno evalúa la apertura de centros comerciales en la ciudad y la provincia de Buenos Aires

Ambas jurisdicciones también podrían autorizar al personal doméstico a volver al trabajo. La CABA también solicitó autorización para las actividades culturales al aire libre

El Gobierno evalúa la apertura de centros comerciales en la ciudad y la provincia de Buenos Aires

El Gobierno evalúa la apertura de centros comerciales en la ciudad y la provincia de Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires serían autorizadas por el gobierno nacional a abrir los centros comerciales a partir del próximo lunes 12 de octubre, según un estricto protocolo ya presentado. También podrían ofrecer una garantía de que los trabajadores domésticos podrían volver al trabajo sin utilizar el transporte público una vez finalizada esta fase de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO), que terminará el próximo domingo.

El jefe de gabinete Santiago Cafiero se reunió con sus homólogos provinciales y municipales Carlos Bianco y Felipe Miguel a última hora de ayer en la Casa Rosada. Los dos últimos hicieron una petición similar en ambos aspectos, ya que en ambos distritos hay una disminución muy lenta pero demostrable de la tasa de infección. En la CABA se necesitan aún más semanas.

El protocolo para la apertura de las tiendas sería con “capacidad”, es decir, con un número máximo de personas y el uso obligatorio de barbijos para caminar por los pasillos y prestar el servicio de alcohol en gel en zonas designadas. Un argumento que han abordado ambas jurisdicciones es que los centros comerciales están permitidos, por lo que parece lógico que se permitan entonces los centros comerciales, ya que son aún más grandes y tienen techos muy altos, lo que facilita la circulación del aire.

Sin embargo, las áreas de restauración no se permitirían, ya que los restaurantes tampoco están permitidos, a menos que puedan servir en el exterior. En Buenos Aires, se supone que es posible considerar esta apertura para la próxima extensión del ASPO, que comenzaría a principios de noviembre.

Por otra parte, para la siguiente fase, la CABA tiene como objetivo abrir actividades culturales al aire libre, en anfiteatros y/o calles de algunos barrios que estarían cerrados exclusivamente para la representación de teatro o música, después de montar un escenario y con la colocación de sillas especialmente colocadas a distancia social.

En lo que respecta al servicio doméstico, la CABA y la PBA coinciden en que las condiciones para el regreso del personal a sus puestos de trabajo están dadas, habiéndose observado una disminución del empleo formal e informal en este sector. Según las cifras oficiales, se perdieron unos 20.000 empleos en blanco, mientras que la Unión de Personal Auxiliar de Casas Particulares (Upacp) estimó que el número de trabajadores despedidos, incluidos los trabajadores no registrados, podría ser del orden de 50.000 a 55.000.

En todo caso, Nación autorizaría el regreso de las trabajadoras domésticas a su lugar de trabajo aunque no pudieran utilizar el transporte público, por lo que tendrían que hacer arreglos para que sus empleadores las trasladaran en bicicleta, motocicleta o algún tipo de servicio de remo o taxi.

Finalmente, quedó claro que la mayoría de la reunión, que fue llevada a cabo por Cafiero y Miguel personalmente y por Bianco a través de videoconferencia, aislada por un contacto cercano infectado con COVID, estaba dirigida a analizar el inicio gradual de la enseñanza en ambos distritos. El Jefe del Estado Mayor del gobierno nacional pidió a sus homólogos que le ayudaran a tomar una decisión rápida sobre el asunto, lo que requerirá la participación de los sindicatos de profesores, que hasta ahora se han mostrado reacios a volver a las aulas, aunque estén organizadas al aire libre.

Se espera que el Ministro de Educación, Nicolás Trotta, asista a la reunión que sostendrá hoy a las 18.00 horas con una propuesta específica sobre este tema, que ha sido aprobada por el gobierno nacional y ya discutida con los sindicatos.