Skip to content

El mensaje del gobierno al duro kirchnerismo y a Venezuela: “Argentina seguirá defendiendo los derechos humanos sin importar quién los viole

El Ministro de Asuntos Exteriores Felipe Solá ratificó de nuevo el reciente voto contra el régimen de Nicolás Maduro en la ONU. Además, el funcionario negó que haya un éxodo de argentinos al exterior

El mensaje del gobierno al duro kirchnerismo y a Venezuela:

El mensaje del gobierno al duro kirchnerismo y a Venezuela: "Argentina seguirá defendiendo los derechos humanos sin importar quién los viole

onu-aprobo-con-el-apoyo-de-argentina-la-resolucion-que-condena-las-violaciones-de-los-derechos-humanos-en-venezuela/”>

El Ministro de Relaciones Exteriores Felipe Solá dijo hoy que “la defensa de los derechos humanos de Argentina será permanente, quienquiera que viole estos derechos humanos”. Esta es una expresión directa y una nueva defensa del reciente voto del gobierno contra Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas,

Durante una videoconferencia ofrecida en el marco del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), el Canciller destacó que “nuestra posición es la misma con respecto a Venezuela, la no injerencia y también la denuncia de bloqueos o sanciones por parte de otros países”, agregó, en una especie de diferenciación de la posición de Estados Unidos, Brasil y otros países pertenecientes al Grupo de Lima.

Solá dejó claro, sin embargo, que “lo que está sucediendo en Venezuela crea responsabilidad, especialmente la situación económica y social. Pero la defensa de los derechos humanos será permanente desde Argentina, quienquiera que los viole”. Este comentario fue en respuesta a una consulta interna de grupos eclesiásticos tras el voto de Argentina contra Venezuela en la ONU.

En este sentido, el Canciller señaló que el gobierno cree que actualmente hay certeza jurídica para entender que las violaciones de los derechos humanos son un problema mundial.

Además. En su presentación a los miembros del CARI, el Sr. Solá destacó la labor que el gobierno ha realizado durante la pandemia con los varones varados, detallando que se han gastado alrededor de 5 millones de dólares en su atención, de los cuales más de la mitad de este fondo se ha utilizado para los vuelos charter para repatriar a los argentinos.

En otro pasaje de su mensaje, el funcionario rechazó la idea de que en la actualidad hubiera un éxodo de argentinos a otros países en medio de la crisis y se detuvo en el caso de Uruguay.

“No hay evidencia de un éxodo masivo en Argentina. En los últimos días ha habido 502 personas que han pedido salir de la AFIP, y sólo 200 de ellas fueron a Uruguay. Esto no es un éxodo masivo. Hay situaciones en las que algunas personas quieren respirar en medio de la pandemia, pero no se puede hablar de un éxodo”, dijeron los argentinos que recientemente pidieron quedarse en el país vecino.

Con respecto a las posibilidades de desarrollar una vacuna contra la COVID-19 en la Argentina y México mediante un acuerdo entre la Universidad de Oxford y el Laboratorio Astra Zeneca, el Canciller Solá fue categórico: “No puede haber tratos sobre la vacuna. La iniciativa con México va bien a pesar de algunas interferencias. Y llamó a estas supuestas “interferencias” en el desarrollo de la vacuna “mentiras que responden a la guerra psicológica”.

En otro contexto, Solá se pronunció nuevamente a favor del multilateralismo, lamentando “la falta de contención que tiene el multilateralismo hoy en día”. Destacó que el gobierno de Alberto Fernández quería desarrollar “un multilateralismo en el que la palabra solidaridad es fundamental, que es realista en la posición en la que se encuentra todo el mundo”.

En el seminario anual del CARI, que se realizó bajo el lema “La estrategia global de Argentina en tiempos de incertidumbre”, Solá también expresó su agradecimiento por el apoyo del Consejo a la propuesta del gobierno de América Latina de dejar al BID en propiedad, aunque al final esto no ocurrió porque la posición quedó en manos del funcionario estadounidense Mauricio Claver-Carone.

“La crisis financiera no tuvo un resultado general. Hoy vemos las consecuencias de esta crisis. Hay más deuda en los países en desarrollo y esto ha socavado las oportunidades de desarrollo”, dijo en un pasaje de la exposición de Solá, exponiendo la fórmula provisional para salir de la crisis: “La única manera de cumplir los compromisos asumidos con la deuda es generar un crecimiento de las exportaciones”.

En este sentido, sin embargo, el Ministro de Relaciones Exteriores reconoció que es difícil que los países altamente endeudados salgan sólo con exportaciones en mercados que tienden a cerrarse. “Esto significa que los países que tratan de restablecer su capacidad financiera están atrapados en esta situación”, dijo.

El Ministro de Relaciones Exteriores también elogió la idea del gobierno de marchar hacia la apertura comercial con apertura financiera como equivalente a un retorno al mundo. “Pero no nos endeudaremos, así que debemos centrarnos en sus exportaciones”, dijo.

destacó en este contexto el papel comercial que debe desempeñar el Ministerio de Relaciones Exteriores, como lo hizo cuando Domingo Cavallo fue Ministro de Economía durante el gobierno de Carlos Menem. “Es un papel esencial”.

En su crítica directa a la política exterior del gobierno de Mauricio Macri, Solá se expresó sin rodeos: “En el gobierno anterior se abandonaron todas las políticas de integración en América Latina. Sólo había acuerdo sobre lo que pensaban de Venezuela”.

En este sentido, dijo que el gobierno no renunciaría al Mercosur. “Debemos volver al camino perdido y retomar la agenda primero con el Mercosur y luego con la región”.

“El Mercosur es un logro enorme y no lo abandonaremos. Los acuerdos firmados por el anterior presidente tienen continuidad jurídica”, dijo Solá sobre el bloque regional, aunque dejó claro que Argentina no quiere firmar acuerdos comerciales apresurados con otros bloques.

Pandemia y Multilateralismo

El Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz, que también asistió a la videoconferencia del CARI, declaró por su parte que “actualmente estamos viviendo en un estado de emergencia único que requiere sabiduría y prudencia.

Béliz también dijo que la pandemia está profundizando las grietas. “Un mundo con desavenencias sociales y sin consenso se presenta con un debilitamiento de todas las organizaciones multilaterales”, Béliz describió la situación actual en la Argentina y en el mundo.

En este contexto, el Secretario de Asuntos Estratégicos dijo que actualmente hay fuertes tendencias hacia la tecnopolarización y que esta situación “nos obliga a trabajar con prudencia y sabiduría”.

Como Solá, Béliz habló de la crisis del multilateralismo y luchó por su reconstrucción con “multisolidaridad”. Como ejemplos de ello, citó el mensaje enviado recientemente por el FMI cuando declaró que no aceptaría ningún ajuste en las negociaciones con la Argentina sobre la deuda, ni la emisión de bonos de solidaridad que la Unión Europea ofrece a sus miembros como muestra de esta necesaria solidaridad.

Por otra parte, Béliz señaló en su presentación que durante la pandemia, el gobierno tuvo una experiencia sui generis de ingreso básico universal con atención complementaria a la AUH, que había permitido evitar que muchas personas cayeran en el umbral de la pobreza.

“Es necesario desarrollar una nueva política pública sobre el ingreso básico universal junto con el desarrollo tecnológico”, dijo el Secretario de Asuntos Estratégicos para reforzar la idea.

Béliz también destacó que “la educación para el trabajo es el motor de un país con justicia social. Por eso el presupuesto de 2021 se centra en la inversión en la educación y la industria del conocimiento”. Y trató de rechazar la idea de que la economía es inútil si no es popular. “No creemos en una economía populista, pero creemos en la construcción de un capitalismo solidario como política de estado”, dijo.

Adalberto Rodríguez Giavarini, presidente del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales, en su introducción a la conferencia de Béliz y Solá, destacó la pluralidad del CARI y expresó que “no hay ruptura cuando se une el interés nacional”.

Por último, recordó que el Consejo ha defendido recientemente la posición de Argentina de que el BID debe permanecer en manos de un representante latinoamericano, y mencionó la encíclica del Papa Francisco Fratelli Tutti para hacer hincapié en la igualdad de los pueblos. “Nadie se salva sólo por la pandemia”, dijo en apoyo de esta idea.

Continuar leyendo:

Argentina permanece en el Grupo de Lima, pero rechaza una declaración contra Venezuela

La SIP también rechazó la creación de NODIO, la agencia estatal que supervisaría las noticias que se publican