Skip to content

El Ministro de Seguridad acusó a la Policía Municipal del asesinato de Roldán

Sabina Frederic aseguró que había gente de Buenos Aires en la zona que no intervino. Ella también señaló lo mismo. "El atacante era un enfermo mental y un enfermo mental no es un criminal", analizó

El Ministro de Seguridad acusó a la Policía Municipal del asesinato de Roldán

El Ministro de Seguridad acusó a la Policía Municipal del asesinato de Roldán

La Ministra de Seguridad Nacional, Sabina Frederic, en su análisis de los hechos que rodean a , señaló el asesinato del policía Juan Roldán en plena Avenida de Figueroa Alcorta contra el gobierno de Buenos Aires.

Como le dijo el oficial a Ernesto Tenembaum en una entrevista en Radio Con Vos, había varios miembros de la policía municipal en el área donde se cometió el crimen que evitaron interferir con el evento, aunque la seguridad de las calles de la capital federal depende totalmente de ellos.

“El agresor era un enfermo mental, y un enfermo mental no es un criminal. Por lo tanto, mi consideración es la siguiente: Por qué no aparecieron ni SAME ni la policía de la ciudad”, se preguntó, añadiendo: “Esta persona era conocida en el barrio, ya había pasado la montaña en medio de su delirio. (…) La policía que debe actuar es la policía municipal, y la policía federal resolverá el problema omitiendo a otros actores, tuvieron que caminar 200 metros”.

El Ministro también señaló que ni las fuerzas armadas de Buenos Aires ni ninguna otra fuerza policial provincial tienen prohibido obtener y usar armas Taser. Al mismo tiempo, señaló que Sergio Berni no le había pedido oficialmente a que utilizara este tipo de armas no letales, aunque había afirmado públicamente lo contrario.

“A finales de febrero, 100 Tasers llegaron al Ministerio de Seguridad, y estoy revocando el protocolo de (Patricia) Bullrich porque era ambiguo, porque nombra a las Tasers como armas no letales, y es una definición errónea, son armas menos letales, y hemos autorizado su uso ( , supuestamente para grupos especiales, como GEOF ) La Policía Federal no hace trabajos de seguridad para los ciudadanos, sino la Policía Metropolitana, y no sé por qué no tienen una pistola paralizante”, dijo el oficial.

Después de estas declaraciones, la ex Ministra de Seguridad Patricia Bullrich criticó una vez más a su sucesor en el cargo: “Si tiene respeto por el asesinato de Juan Roldán, deje de lado la confrontación política, ministro Frederic. Un oficial al que se suponía que estabas cuidando ha muerto, y si no actuó, fue por la falta de apoyo que sientes. Su comentario genera odio y no soluciones”, dijo sobre las redes sociales.

Ayer, los restos del inspector Roldan fueron enterrados con una guardia de honor y una ceremonia en el cementerio de Chacarita. El cortejo fúnebre partió después de las 10.30 a.m. de la Funeraria O’Higgins en el distrito de Belgrano, donde sólo se despidieron sus parientes más cercanos, incluyendo su madre Elba, su esposa Carolina y su hijo de 4 años.

El auto que transportaba los restos llegó al cementerio después de las 11:15 a.m., custodiado por motocicletas y hasta por un helicóptero, y entró por la entrada de la avenida Jorge Newbery y Caldas, donde fue recibido con aplausos por decenas de compañeros y vecinos mientras tocaba la banda de la Policía Federal Argentina (PFA). A su entrada, se observó un minuto de silencio y se escuchó la marcha fúnebre mientras la guardia de honor daba el saludo. También en la formación de honor estaba “Místico”, el caballo que cuidaba Roldán y al que se le asignó como miembro de la policía montada.

Roldán tenía 33 años – nació el 19 de julio de 1987 en Capital Federal -, era padre de un niño de 4 años y se incorporó a la PFA el 1 de febrero de 2006. Durante su estadía en el establecimiento trabajó en las siguientes dependencias: 52ª Comisaría, 5ª Comisaría, Delegación San Martín, ex Departamento de Prevención Municipal de San Martín, Subdelegación 25 de Mayo y la Policía Montada.

En cuanto a Rodrigo Facundo Roza (51), el agresor que mató al policía y murió horas después, según fuentes judiciales este diario, aún no se ha dado el caso de que fuera una persona con problemas psiquiátricos. La familia del acusado aseguró que sufría de esquizofrenia y que estaba bajo tratamiento de un servicio médico prepago cuyas oficinas la jueza Alejandra Provitola ordenó a la policía de la ciudad que buscara su historial médico. Además, se encontraron cajas de medicinas vacías en el asalto al apartamento de la calle Salguero, que Roza compartía con su madre.

Además de Federico, el Ministro de Seguridad, Eduardo Villalba, también se refirió a la tragedia y especialmente a la discusión sobre el uso de las armas Taser, asegurando que los líderes que “ofrecen una excusa” para este tipo de armas “están haciendo una disculpa” están llevando a cabo un “carancheo” y quejándose de que “ninguno de ellos lo puso en manos de un oficial de policía”.

“Estas armas nunca fueron usadas aquí. Los que defienden el uso de las pistolas paralizantes nunca las han puesto en manos de un oficial de policía”, dijo el funcionario nacional a Radio Futurock en declaraciones, quejándose de que “a veces la gente habla por fantasía o carancho”: Ocurrió un hecho desafortunado, y dos horas después ya había líderes tuiteando sobre las Tasers.

En este contexto, subrayó que “la jurisdicción que quiera comprar armas Táser y también prohibir la legalidad de su uso puede utilizarlas”.