Skip to content

El Primer Ministro de Cambio Climático de América Latina asume hoy en Misiones: “Tenemos que empezar a poner en valor la biodiversidad argentina”.

Patricio Lombardi ocupará el ministerio creado por el Gobernador Oscar Herrera Ahuad, en un acontecimiento histórico para la política nacional y latinoamericana. "Voy a salir con mi maletín bajo el brazo para decirle a nuestros deudores que nos paguen. Porque están haciendo daño al planeta. Ese es mi objetivo número uno", dijo en un diálogo con este diario

El Primer Ministro de Cambio Climático de América Latina asume hoy en Misiones:

El Primer Ministro de Cambio Climático de América Latina asume hoy en Misiones: "Tenemos que empezar a poner en valor la biodiversidad argentina".

“El tema es difícil y más conectado de lo que parece. Sé que parto de una causa compleja. Pero no se debe trabajar con el miedo, sino con la comunicación por amor. Porque es la única manera de mejorar este planeta. Las palabras pertenecen a Patricio Lombardi. El nombre y apellido de quien dirigirá el primer ministerio de cambio climático en América Latina, a partir de este miércoles.

El ministerio fue creado por el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, para su provincia, convirtiéndolo en un acontecimiento histórico para la política nacional y latinoamericana. Lombardi, que ha sido Ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Misiones hasta hoy, tendrá la tarea de izar la bandera de una lucha mundial que se ha convertido en una causa pública, impulsada por artistas, políticos e intelectuales.

“Misiones tiene el 52% de la biodiversidad de toda Argentina. Esto lo convierte en el número uno en cuestiones ambientales. Es el líder”, subraya Lombardi en un diálogo con este diario. Dejó atrás una carrera que lo llevó a los poderes ejecutivo y legislativo en la década de 1990 como asesor de asuntos exteriores. También vivió durante 12 años en los Estados Unidos, donde fue nombrado viceministro de relaciones con América Latina en el estado de Florida durante el mandato de Jeb Bush, hijo y hermano de ex presidentes de los Estados Unidos.

A principios del milenio Lombardi conoció a Charly Alberti, el baterista de Soda Stereo en los Estados Unidos. En ese momento sufría de cáncer de piel, cambió el desarrollo normal de su vida, comenzó una amistad con el músico y tuvo un acercamiento a los temas relacionados con el cuidado del medio ambiente.

En 2007 regresó a la Argentina. Un año más tarde, junto con Alberti, fue invitado por el entonces Gobernador de la Misión, Carlos Rovira, a dar una conferencia sobre el medio ambiente. En ese momento comenzó la construcción de la historia, que lo colocará en el flamante ministerio de hoy. Su enfoque de las misiones y su clara intención de poner la preocupación por el medio ambiente en la agenda.

“Dimos una presentación a 800 personas. Charly habló durante dos horas sobre la protección del medio ambiente. Había 15 preguntas. Nadie se refirió a Soda Stereo. Fue la primera vez que Charly entró en el escenario después de que el grupo se separó. Ese día nos dimos cuenta de que este era el camino que teníamos que seguir”, dijo. En 2009, fundaron la Fundación Revolución 21, que tiene como objetivo difundir la crisis ambiental mundial, y comenzaron a hacer visible el tema.

Lombardi decidió vivir en Misiones y se casó con una misionera. Se estableció en la provincia de Mesopotamia y entró en el circuito político. No tenía intención de volver a la administración pública, pero, como definió en la conversación con este medio, “esto no es política, es el medio ambiente, y es en el medio ambiente donde tengo mi corazón”.

“Queremos empezar por mejorar la biodiversidad de Argentina. Producimos servicios de ecosistemas en Misiones, donde se encuentra el 52% de la biodiversidad del país. Nadie nos paga por ellos”, dijo Lombardi, quien definió su objetivo advirtiendo que lo que quieren crear es “una criptomona verde”.

¿Qué es la criptología verde? ¿Están tratando de procesar a los que dañan el medio ambiente? El nuevo Ministro de Cambio Climático de Misiones dio definiciones concretas para entender el plan de acción que tiene en mente y que está tratando de implementar desde su nuevo cargo.

“Eres una compañía petrolera, dañas el medio ambiente. Con tus acciones cambias el clima. Tienes que comprar bonos. Con estos bonos se compensa y se mitiga el daño. Es una forma de compensar el daño ambiental o la huella ecológica que la empresa causa”, explicó.

“Un bosque produce oxígeno, une el carbono, es un hábitat para los animales, es medicina, fija el suelo y hace llover. Para poder monetizarlos, debemos valorarlos. Lo que proponemos es revolucionario. Pondremos un valor a estos bonos. Ya estamos trabajando en ello con las Naciones Unidas y los bancos europeos. Le daremos valor a la selva misionera”, dijo.

A lo largo de los años, Lombardi ha comprendido que el cambio climático es causado por varios factores interrelacionados. Uno de estos vínculos, dijo, está relacionado con la alimentación y la producción de alimentos. “He sido vegetariana durante 32 años. Doy la bienvenida a la causa del medio ambiente también desde la perspectiva de la alimentación. El cambio climático tiene mucho que ver con la forma en que comemos”, dijo

Lombardi, que vino a este ministerio para comunicarse. Por eso profundizó en su mensaje sobre la protección del medio ambiente durante la presentación. “Tenemos que ser más conscientes, comer más alimentos orgánicos, alimentos de las granjas familiares. Debemos tener un jardín, buenas prácticas ambientales, amar el planeta y no creer en la cima de la cadena”, dijo.

“Somos creyentes. Salgo con mi maletín bajo el brazo para decirle a nuestros deudores que nos paguen. Porque dañan el planeta. Ese es mi objetivo final. La segunda es comunicar todos los enormes problemas que el cambio climático trae consigo desde una perspectiva medioambiental. Trabajando con los intendentes y las fundaciones. Haciendo visible lo que está sucediendo”, explicó el nuevo funcionario.

El ministerio, que estará compuesto por ocho personas, siete de ellas mujeres, no tiene aún un presupuesto asignado, pero tiene el guiño del gobierno nacional. Esta tarde, el Ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, asistirá a la ceremonia de juramento en Lombardía, que determinará cómo se darán los primeros pasos: “Debemos comenzar lentamente y con buenas prácticas ambientales. Debemos pensar globalmente y actuar localmente. Esta es la clave. Todo está interconectado. Esa es la mano del hombre. Debemos hacer cosas revolucionarias para cambiar eso.

En febrero de este año Lombardi, en su calidad de Subsecretario de Relaciones Internacionales, acompañó a Herrera Ahuad a Roma para visitar al Papa Francisco. En una sesión de 40 minutos, el Gobernador habló durante casi media hora sobre temas medioambientales, un tema de interés para el Papa. Se enfrentó a la realidad misionera y del país en este asunto. Le explicaron el alto nivel de deforestación que existía en el Paraguay y el Brasil y las anteojeras que quedaban en las misiones y la importancia de mantenerlas.

Le explicaron la sanción de una ley provincial de defensa del medio ambiente, en la que los niños de 7º grado se comprometen a jurar sobre el medio ambiente. Francisco se interesó por el tema y poco después organizó un evento en Misiones, junto con Escolás y la Primera Dama, Fabiola Yáñez. Fue una señal de interés en los problemas y el trabajo del gobierno misionero.

Al final de la entrevista con estos medios, Lombardi declaró su dirección y su visión de cómo avanzar en la lucha por la protección del medio ambiente: “Debemos dar pequeños pasos. No puedes decir, “Basta de todo” y luego cambiar de la noche a la mañana. Esto se hace paso a paso. Lo que tenemos que hacer es ser conscientes de ello. Y entender que la naturaleza es medicina, que es sabia y que es amor”.