Skip to content

El Senado se ocupará de 30 hojas de nuevos jueces y una batería de proyectos de ley con consenso de la oposición

Esta tarde se aprobará la designación de Raúl Bejas, ex apoderado del PJ en Tucumán, como compañero electoral

El Senado se ocupará de 30 hojas de nuevos jueces y una batería de proyectos de ley con consenso de la oposición

El Senado se ocupará de 30 hojas de nuevos jueces y una batería de proyectos de ley con consenso de la oposición

El Senado Nacional aprobará unos treinta nuevos jueces en la sesión de hoy. Entre ellos, el más controvertido y cuestionado por la oposición es Raúl Daniel Bejas, que será nombrado para completar la Cámara Nacional de Elecciones. Bejas fue desafiado por el PRO porque había servido como representante del Partido de la Justicia en su provincia entre 1984 y 1986.

La otra apelación contra Bejas fue su elección, cuando una jueza, Alejandra Lazzaro, recibió el puntaje más alto en la competencia por el puesto de juez electoral. “En este senado se sancionó una ley contra la violencia política contra la mujer, que se ejerce con hechos, omisiones, etc. Esta es una rendición a las banderas que se están construyendo día tras día. Se quedan en el habla”, se molestó Naidenoff hace unos días. A pesar de la posición de su bloque, el Frente de Todos tiene los votos para nombrar al tucumano que defendió su partido la semana pasada.

Con la excepción de la ley Bejas y un proyecto de ley para ampliar el plazo de las solicitudes de indemnización de dos a tres años, el resto fue acordado entre el gobierno y la oposición. En este último caso, se modificó el artículo 256 de la Ley de contratos de trabajo y se estableció el carácter descriptivo y el efecto retroactivo de las reclamaciones salariales derivadas de delitos de lesa humanidad.

La sesión, que comienza a las 14 horas, tratará de la modificación de la regulación especial del contrato de trabajo del personal de casas particulares, cuyo autor es el radical Julio Cobos. El proyecto establece el 18 de diciembre como fecha para el pago de la segunda cuota de la prima de Navidad, de modo que los trabajadores domésticos reciban la prestación de la misma manera que todos los trabajadores cubiertos por la Ley de contratos de trabajo.

Como se indica en el decreto de nombramiento de Cristina Fernández de Kirchner, otro proyecto que debe ser discutido es la creación de un régimen especial de seguridad social para los trabajadores y empleados del sector vitivinícola y para los contratistas del sector vitivinícola y frutícola, cuyo autor es el Senador del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti de Mendoza, ex candidato a gobernador de su provincia. En este caso, se está estudiando la posibilidad de ofrecer prestaciones laborales y sociales: un sistema de pensiones similar al de los trabajadores agrícolas, con la posibilidad de jubilarse a la edad de 57 años, al tiempo que se amplía el pago mensual de los contratistas a 12 meses.

En la reunión, que se celebrará como una sesión intensiva, también se debatirá una enmienda a la ley de protección integral de los derechos de los niños y los adolescentes, que prevé el uso gratuito de líneas telefónicas y/o teléfonos móviles para proporcionar información, apoyo y asesoramiento en casos de violencia, maltrato y abuso.

Entre otros temas del orden del día figuran el braille escrito por Roberto Basualdo y los carteles parlantes en los ascensores de Juntos por el Cambio, una enmienda a la ley sobre el Programa Nacional de Diagnóstico Precoz y Deficiencia Auditiva, la creación del Foro Permanente de la Infancia y la Juventud y la proclamación del Día del Donante de Órganos el 29 de agosto, proyecto aprobado por los diputados.

Este jueves se desempolvaron algunos proyectos de ley antiguos y se abrió la sesión a propuestas de la oposición, como la de Juan Carlos Romero (Interbloque Parlamentario Federal) que apunta a cambiar la ley de protección integral de los discapacitados por el uso de barbijos o barbijos transparentes que permitan a los sordos y a los duros de oído leer los labios.

La agenda de consenso tenía una razón: la parte oficial daba prioridad a la opinión sobre el presupuesto , que fue firmada este miércoles después de sólo dos reuniones del comité. Juntos por el Cambio se abstuvo, y aunque expresó sus críticas, asumió que no tendría objeciones a su tratamiento días antes de la llegada de una nueva misión del Fondo Monetario Internacional.