Skip to content

El sindicato llegó a un acuerdo con las cámaras empresariales y firmó la paridad de 2020

Había sido frenado por un pasante de negocios y pudo ser desbloqueado tras la intervención del ministro Moroni. El acuerdo representa una mejora de entre el 11% y el 12% anual. Incluye un compromiso de revisión salarial en marzo

El sindicato llegó a un acuerdo con las cámaras empresariales y firmó la paridad de 2020

El sindicato llegó a un acuerdo con las cámaras empresariales y firmó la paridad de 2020

Finalmente, la paridad fue firmada para el 2020 por la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), el sindicato más grande del país. Veinte días después del anuncio del acuerdo salarial, y después de la resistencia sorpresiva de una de las cámaras, esta tarde las partes han podido acordar una prima única, no remunerada y extraordinaria de 30.000 pesos, que se pagará en 6 mensualidades consecutivas de 5.000 pesos cada una, junto con los salarios a partir de octubre.

Las negociaciones se aclararon gracias a la intervención del Ministro de Trabajo Claudio Moroni, quien medió después de que el acuerdo original se frustró y tuvo que declarar el arbitraje obligatorio para obligar a los empleadores y a los sindicalistas a buscar una salida a la situación de conflicto.

En relación con el acuerdo de hace 20 días, se canceló una tasa de 5.000 pesos para septiembre y se mantuvo en un total de 30.000 pesos en lugar de las 35.000 pesos acordadas en su momento.

Fuentes empresariales y sindicales afirmaron que de esta forma la mejora acordada sería de entre el 11% y el 12% si los salarios se calcularan entre el último abril y marzo de 2021.

El problema comenzó cuando el sindicato de Cavalieri acordó firmar el acuerdo de paridad, pero una dura situación interna en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que estaba en período legislativo, hizo que esta cámara decidiera repentinamente detener lo acordado.

El acuerdo firmado, se aclaró, establece que las 30.000 pesos no se incluirán en los salarios básicos del acuerdo y sólo afectarán a los salarios adicionales por asistencia y antigüedad.

Al mismo tiempo, se acordó que a partir de septiembre de 2020, las 4.000 pesos concedidas por el Gobierno a través del DNU 14/2020 el pasado enero y las 2.000 pesos acordadas en el examen entre homólogos de 2019 realizado en febrero se incluirían en los sueldos básicos de todas las categorías.

El acuerdo salarial es válido hasta el 31 de marzo de 2021 y las partes han acordado reunirse en enero de 2021 para discutir cualquier fluctuación económica que pueda haber ocurrido.

Cuál era la paridad para 2019

A finales de febrero, la asociación comercial había llegado a un acuerdo salarial para 2019, consistente en una suma de 1.000 pesos para febrero, otra de 1.000 pesos para marzo y otra de 2.000 para abril, lo que resultó en una recomposición del 52% para todo el año pasado.

El hecho es que Cavalieri había firmado un aumento del 30% desde abril del año pasado hasta marzo de 2020 para toda la paridad de 2019, que incluía una cláusula de revisión salarial en enero. En ese momento, el gobierno de Alberto Fernández ordenó un aumento de 4.000 pesos en dos tramos, uno de 3.000 pesos y otro de 1.000 pesos.

Al llevar el comercio básico a esta cantidad, esto significó un aumento del 12%, o del 42% en total, lejos del 52% que Cavalieri había propuesto para su acuerdo. Por eso se añadieron los otros 2.000 pesos, que conforman el 10% restante, alcanzando así la cantidad prometida.

El comercio fue una de las actividades más afectadas por la paralización de las actividades debido a la cuarentena obligatoria: sólo los empleados de los supermercados, considerados imprescindibles, pudieron seguir trabajando, pero se estima que unos 800.000 comerciantes permanecieron sin trabajo y fueron suspendidos con el pago de un subsidio equivalente al 75% del salario neto, según lo estipulado en el acuerdo firmado el pasado mes de abril entre la CGT y la UIA.

En marzo y julio, los trabajadores de supermercados y mayoristas recibieron una “contribución solidaria” de 5.000 pesos como “retribución a los esfuerzos” realizados durante la pandemia.