Skip to content

En Juntos por el Cambio no están de acuerdo con el fallo de la Corte: el cumplimiento en el PRO y las críticas en la UCR y la Coalición Cívica

En el partido de Macri creen que dejar a los jueces hasta un nuevo concurso equivale a mantenerlos durante unos dos años. El radicalismo califica la sentencia de contradictoria, y el grupo de Carrió dice que "trata de encontrar un equilibrio para todos".

En Juntos por el Cambio no están de acuerdo con el fallo de la Corte: el cumplimiento en el PRO y las críticas en la UCR y la Coalición Cívica

En Juntos por el Cambio no están de acuerdo con el fallo de la Corte: el cumplimiento en el PRO y las críticas en la UCR y la Coalición Cívica

La dirección de “Juntos por el cambio” tiene opiniones diferentes sobre el fallo de la Corte Suprema sobre los jueces expulsados Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, aunque el tema será analizado este miércoles en una reunión virtual del Comité Ejecutivo Nacional de la coalición opositora, donde se debatirá centralmente el nombramiento del Fiscal General.

El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, dijo que el fallo “no se entiende, es contradictorio, ya que el mismo tribunal ha aprobado la transferencia y ahora dice lo contrario”.

Para la Presidenta de la PRO, Patricia Bullrich, la frase es “bastante buena” porque “lo deja en manos de los jueces hasta que haya un nuevo concurso aprobado por dos tercios, es decir, con el acuerdo de todos”. “Lo único que no me gusta es que tengan que irse en medio del juicio”, añadió, aunque también encontró “perturbador el concepto de inmovilidad, es decir, que el tribunal haya votado en contra del fallo anterior, lo que crea mucha incertidumbre”.

La opinión de Bullrich coincide con otras referencias del ala dura de la PRO, con las que analizó la sentencia durante un zoom, como Mauricio Macri, Humberto Schiavoni y Esteban Bullrich: allí se afirmaba que la sentencia no era ideal y que los compañeros deberían haberse mantenido firmes, pero hubo coincidencias en que “la sentencia podría haber sido peor” y que, como los jueces transferidos “siguen en el cargo, podrían pasar dos años antes de que haya un nuevo concurso para cubrir estos puestos”.

“Con cada día que pasa, el gobierno tiene menos poder y por lo tanto menos oportunidad de hacer cumplir las decisiones con el sello de Cristina Kirchner”, fue una de las conclusiones de la reunión virtual.

Luis Naidenoff, jefe del Interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado, destacó que la resolución de la Corte Suprema “es contradictoria porque en 2018 consideró válidos los traslados de jueces y ahora considera que es lo contrario” e irónicamente se preguntó “si no será necesario crear una especie de tribunal de apelación para unificar la doctrina”. Sin embargo, dijo que “los juicios, nos gusten o no, deben ser obedecidos, porque esto refuerza el estado de derecho”.

“Creo que es bueno establecer de ahora en adelante como criterio orientador el mecanismo para dejar sin efecto las transferencias, y que el camino a seguir es el constitucional, es decir, los concursos, las propuestas y el Consejo de la Magistratura”, dijo el senador de la UCR.

Por su parte, Juan Manuel López, miembro de la Coalición Ciudadana, advirtió que la decisión del tribunal es “un juicio político que trata de establecer un equilibrio justo para todos”, y dijo: “Espero que un día nuestro país tenga un sistema judicial independiente y serio”.

El líder del bloque parlamentario PRO, Cristian Ritondo, dijo que “espera más fuerza en la decisión del tribunal para apoyar a los jueces” y dijo que “la resolución es más política que legal”.

“Al final le darán al gobierno los asientos libres, lo que es contrario a la decisión del Tribunal, y Bruglia y Bertuzzi no permanecerán en las mejores condiciones: Es una suspensión del cargo”, dijo.

Para Ritondo: “Debido a la forma en que está compuesto el Consejo de la Magistratura, los camaradas tienen pocas oportunidades (de permanecer en su puesto) y de ser elegidos cuando están en un trío: Prácticamente tienen un veto para competir por los puestos que ocupan.

A los ojos de Luis Petri, diputado nacional de la UCR, esta fue la “peor de todas las sentencias” porque “el tribunal no cumple su palabra, ignora el 7 de 2018 acordado y los trata como transferencias irregulares”. Añadió que “el tribunal permitió la elección y formación de la casa del ex presidente para resolver los casos” y pidió que “nadie se distraiga porque no fue una decisión similar a la de Salomón, como debe verse”: La mayoría de la corte ignoró sus precedentes y dio un giro de 180 grados.

“Hoy el poder judicial es un poco menos independiente que ayer. Ninguna república es posible sin un sistema judicial independiente”, dijo el legislador de Mendoza.