Skip to content

Felipe Solá se reunió con representantes de la Unión Europea y les exigió que mantuvieran su posición sobre la soberanía de Malvinas

La reunión fue en la Embajada Alemana. También discutieron la pandemia de coronavirus y el impacto de las elecciones en los Estados Unidos.

Felipe Solá se reunió con representantes de la Unión Europea y les exigió que mantuvieran su posición sobre la soberanía de Malvinas

Felipe Solá se reunió con representantes de la Unión Europea y les exigió que mantuvieran su posición sobre la soberanía de Malvinas

El miércoles, durante una reunión con la representante de la Unión Europea en nuestro país, Aude Maio Coliche, y 21 de los 27 embajadores que tienen representación diplomática en Argentina, el canciller argentino Felipe Solá insistió en que los países que integran la UE mantengan su posición de no reconocer la soberanía británica sobre las Islas Malvinas en el marco de las negociaciones de Brexite.

Además de las Islas Malvinas, esta reunión, que tuvo lugar en la Embajada de Alemania en Villanueva 1055 en el distrito de Belgrano, incluyó un diálogo sobre el impacto de la pandemia de Covid 19 a nivel global y continental, los planes de Argentina para su recuperación económica y el futuro del acuerdo Mercosur-UE firmado en julio de 2019. También se presentaron opiniones comunes sobre cuestiones como los derechos humanos, la igualdad entre los géneros y el cambio climático, y se analizó la evolución de las elecciones en los Estados Unidos.

Esta fue la primera actividad que Solá realizó fuera de la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Palacio de San Martín, desde marzo. El cónclave duró dos horas en una sola ronda, respetando la distancia social, todo con la boquilla adecuada debido a la pandemia.

Solá, quien habló después del diplomático francés que ha sido el representante de la UE en Argentina durante tres años, destacó las iniciativas de cooperación relacionadas con la pandemia mundial. La Unión Europea y sus Estados miembros reafirmaron su apoyo a la Argentina en su lucha contra el Covid-19 y sus consecuencias a través de la iniciativa “Team Europe”, creada para responder al impacto de la pandemia a nivel mundial y que ya está llevando a cabo numerosas acciones en todo el territorio nacional. Una de las acciones más importantes ha sido apoyar el suministro de agua potable en las provincias del norte de Argentina. En su discurso, el Ministro de Relaciones Exteriores enumeró las medidas adoptadas por el gobierno para mitigar los efectos de la pandemia en la Argentina.

Con respecto a las Islas Malvinas, el funcionario argentino se refirió al posible impacto que la futura asociación entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido podría tener en los territorios argentinos, que se encuentran bajo una disputa de soberanía con el Reino Unido. La Argentina no quiere que los productos exportados de las Islas Malvinas (Falkland Islands) a Europa estén exentos de derechos de aduana.

También se subrayó la necesidad de proceder con los pasos institucionales para aprobar el acuerdo entre el Mercosur y la UE. “El Mercosur se ocupa actualmente de once países o grupos de países con diferentes niveles de progreso. La Argentina participa en todos los escenarios de negociación actuales. Pero también creemos que no es posible avanzar en todos ellos simultáneamente y a la misma velocidad. Creemos que la mejor respuesta a las tendencias anti-integracionistas en estos tiempos de incertidumbre global debería ser el fortalecimiento de las relaciones entre bloques con valores similares, como es el caso del Mercosur y la UE”, dijo Solá.

Por su parte, la embajadora de la Unión Europea en Argentina, Aude Maio-Coliche, subrayó que “La UE y sus Estados miembros mantienen relaciones muy estrechas con Argentina, que reflejan la proximidad de sus ciudadanos, los intercambios culturales y comerciales y una visión compartida del mundo en el que queremos vivir. Durante esta reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores Solá, pudimos subrayar la voluntad de los europeos de seguir centrándose en la Argentina después de la crisis de Covid-19 y de establecer una agenda común para una recuperación económica verde”.

Los representantes diplomáticos se refirieron a los valores comunes de Argentina y la UE: Apoyo al multilateralismo, defensa de los derechos humanos, lucha contra el cambio climático e igualdad de género. En cuanto a las elecciones en Estados Unidos, hubo coincidencias en destacar las peculiaridades del sistema electoral utilizado, y Solá analizó que el resultado demostró que “la fuerza de la ruptura se siente en todos los países de Occidente”, aludiendo a la polarización surgida entre el candidato republicano y actual presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden.

Solá asistió al evento acompañado por su Jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves, y fue recibido por el Embajador de la República Federal de Alemania, Ulrich Sante, y la Embajadora Aude Maio-Coliche. Asistieron a la reunión los embajadores o representantes de Austria, Bélgica, Bulgaria, la República Checa, Croacia, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, España y Suecia.

Varios de estos representantes extranjeros sugirieron al equipo de la Cancillería que se celebraran reuniones personales para algunas cuestiones específicas, como la entrada de ciudadanos europeos que trabajaban en las distintas embajadas, y todos fueron invitados a reuniones virtuales más regulares con la Cancillería.

Como una de sus próximas actividades, Solá está planeando una reunión con el embajador peruano, Peter Camino Cannock, y el domingo (en lugar del sábado, como se dijo hace unos días) viajará a Bolivia en el avión presidencial y acompañará al Presidente de la Nación, Alberto Fernández, a la toma de posesión de Luis Arce como nuevo Presidente del país vecino.