Skip to content

Felipe Solá se reunirá con representantes de la Unión Europea: el coronavirus, el vínculo comercial y el impacto de las elecciones en EE.UU.

La embajadora de la comunidad política, Aude Maio Coliche, y los representantes diplomáticos de 21 de los 27 países europeos con embajadas en Argentina se reunirán con el canciller argentino este miércoles en la embajada alemana

Felipe Solá se reunirá con representantes de la Unión Europea: el coronavirus, el vínculo comercial y el impacto de las elecciones en EE.UU.

Felipe Solá se reunirá con representantes de la Unión Europea: el coronavirus, el vínculo comercial y el impacto de las elecciones en EE.UU.

La embajadora de la Unión Europea, Aude Maio Coliche, y los representantes diplomáticos de 21 de los 27 países europeos con embajadas en Argentina se reúnen con el canciller argentino, Felipe Solá, en la embajada alemana en el barrio de Belgrano.

En este cónclave, en particular, se analizan las repercusiones mundiales de la pandemia COVID-19 y el desarrollo ulterior del vínculo comercial entre la UE y el Mercosur sellado en julio de 2019. Las estrategias climáticas y la seguridad jurídica en la Argentina también serán algunos de los temas que se debatirán. Otro tema de la reunión será la evaluación de de los resultados de la elección presidencial en los Estados Unidos entre el candidato republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden.

Otro tema que planteará el Canciller argentino es que la Unión Europea respete la soberanía de Gran Bretaña sobre las Malvinas en las negociaciones de la brexita

El francés Maio Coliche, quien representa a la UE en nuestro país desde hace tres años, es el coordinador de los Estados del Viejo Continente en las relaciones políticas con la Argentina. La reunión no tendrá lugar en la sede de la UE en la ciudad autónoma de Buenos Aires, que se encuentra en Las Heras y Ayacucho, sino en la Embajada de Alemania, porque es más grande y la distancia social correspondiente se respeta mejor debido a la pandemia.

En cuanto a la cuestión del coronavirus, la UE, con la participación de Maio Coliche, junto con los embajadores de Alemania, Austria, Bélgica, Eslovenia, España, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, los Países Bajos y Rumania, lanzó el 25 de septiembre pasado el Equipo Europa, un “mecanismo para la acción conjunta en respuesta a la profunda crisis sanitaria causada por la pandemia”. Se trata de una iniciativa mundial para apoyar a los asociados de todo el mundo en la lucha contra el Coronavirus y comenzó a principios de abril. Reúne recursos de la Unión Europea, sus Estados miembros y las instituciones financieras, en particular el Banco Europeo de Inversiones, para responder al impacto de la pandemia.

A través del Equipo Europa, se han creado nuevos ejemplos de cooperación con el gobierno argentino. Hubo donaciones de drogas COVID-19 y de equipos de protección y detección a diversas instituciones en varias provincias, intercambios con expertos europeos sobre el desarrollo de la pandemia y apoyo a la investigación de nuevos tratamientos.

En este contexto, los Jefes de Estado y de Gobierno de todos los Estados miembros de la Unión Europea decidieron el pasado 29 de octubre reforzar la coordinación de las pruebas, el rastreo y las vacunas contra el coronavirus, analizando el impacto y las consecuencias mundiales en América del Sur y especialmente en la Argentina. En la UE, están de acuerdo en que las pruebas y el rastreo son la clave para detener la propagación del virus. A nivel continental, también debatieron la armonización de la duración de la cuarentena y el fortalecimiento de la cooperación cuando se disponga de una vacuna para detener la propagación del virus. Hubo acuerdo en que debería haber cuatro esferas principales: distribución equitativa entre los Estados Miembros, criterios para determinar los grupos prioritarios, problemas y estrangulamientos logísticos y comunicación sobre las vacunas.

El alcance y la reactivación del histórico acuerdo entre el Mercosur y la UE será una de las cuestiones clave. Porque la pandemia ha impedido que los diplomáticos europeos se reúnan con Solá de antemano para escuchar sus impresiones y estrategias al respecto.

Este acuerdo, firmado en Bruselas, proponía fortalecer las relaciones políticas, culturales y económicas entre las dos partes, crear un entorno económico, reglamentario e institucional moderno, aumentar las oportunidades de inversión y también promover las exportaciones.

Entre las medidas aprobadas el año pasado, la Unión Europea eliminó los derechos de aduana sobre los bienes para el 92 por ciento de las exportaciones del Mercosur y concedió acceso preferencial para un 7,5 por ciento adicional. A cambio, el Mercosur suprimió los derechos de aduana en el 91% de las importaciones de la UE. En lo que respecta a la venta de servicios, la Argentina se ha beneficiado de la exportación de los relacionados con el conocimiento, y ahora que se han eliminado las barreras existentes, puede competir en igualdad de condiciones en el mercado europeo.

La delegación de la Unión Europea en nuestro país se abrió en noviembre de 1991 y tiene delegaciones en otros 130 países. Desde su inauguración, ha representado oficialmente a la Comisión Europea ante la Argentina y, desde el 1º de diciembre de 2009, a la Unión Europea en su conjunto. Maio Coliche reemplazó al español José Ignacio Salafranca a mediados de 2017. Antes de eso, el diplomático trabajaba en Venezuela.