Skip to content

Fernando Espinoza recorrió una casa y una cocina comunitaria en Rafael Castillo con el obispo de Laferrere

El intendente de La Matanza se reunió con Monseñor Jorge Torres Carbonell, recientemente asumido como obispo local, y visitó la Casa Solidaria de Itatí, donde 300 familias vienen a comer todos los días

Fernando Espinoza recorrió una casa y una cocina comunitaria en Rafael Castillo con el obispo de Laferrere

Fernando Espinoza recorrió una casa y una cocina comunitaria en Rafael Castillo con el obispo de Laferrere

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, se reunió con Monseñor Jorge Torres Carbonell, , recientemente nombrado Obispo de Laferrere , para discutir la situación del distrito y coordinar las medidas y políticas públicas relacionadas con la crisis exacerbada por la pandemia del coronavirus. También visitaron una casa donde más de 300 personas comen diariamente.

“Con nuestro querido Monseñor Jorge Torres Carbonell nos reunimos para charlar y hacer un recorrido por la Diócesis de Laferrere, para visitar hoy a Nelly, que es una de las mujeres emblemáticas de La Matanza, por todo esto, que ha producido con mucho amor y solidaridad”, dijo Espinoza sobre “La Casa Solidaria Itatí” en el pueblo de Rafael Castillo, una casa fundada y dirigida por Nelly Souza, una vecina de la zona que también trabaja como cocina comunitaria.

“Nelly es un ejemplo de lo que puede hacer para ayudar a otras personas, con su excelente, increíble e impresionante trabajo, como en este lugar, ‘La Casa Solidaria Itatí’. Y esto es lo que se está multiplicando en toda la comunidad. Si hay algo que caracteriza y distingue a La Matanza, es la solidaridad de la población”, dijo el intendente.

“Esta es la primera vez que vengo y es una alegría saber lo que están haciendo con el Padre Gabriel, así que muchas gracias”, dijo el Obispo Carbonell. “Gracias, Intendente, por visitar y asistir a este comedor, que es tan importante en este momento”, dijo.

Con respecto al trabajo en la casa, el obispo dijo que “estas acciones son fundamentales para mantener la esperanza que la gente necesita. “Creo que esto es lo que nos ayuda a ir más lejos juntos, y con esta difusión, también dando a conocer que gestos similares se multiplican en otros lugares, en otros barrios, además de que los que están por aquí saben dónde pueden conseguir ayuda o incluso contribuir, porque todo encaja”, añadió.

Mientras tanto, Nelly Souza explicó que “todo comenzó por la gran necesidad de algunos abuelos. “Hubo un programa en el que llegó una caja de La Plata y hubo un momento en el que pasaron cuatro meses y no llegó y los abuelos vinieron a recogerla”, explicó. Mientras tanto, explicó: “Entregamos la mercancía, los zapatos y la ropa, y nos dijeron: ‘¿Qué vamos a comer? Así que le dije al padre Jorge Rearte: “Prepararé un comedor”. Así es como comienza la historia. Todo esto se hizo sin dinero, trabajando todos los días. Estoy agradecido.

Con respecto a la situación actual, explicó que “ahora que la pandemia es un poco menos grave”, 300 familias están siendo atendidas. “Hemos llegado a 400 familias”, dijo. “Esta obra de amor que Nelly acaba de decirnos tiene que ver con lo que es el emblema y la síntesis de lo que sentimos y cómo se forjó La Matanza”, añadió el intendente.

“Somos un país de inmigrantes. Después de la Primera y Segunda Guerras Mundiales nuestros abuelos vinieron de Europa, y después del primer peronismo de Perón y Evita vinieron del interior de nuestras provincias. Nacimos en este crisol de La Matanza, y esto es lo que nos caracteriza: una fuerza y un esfuerzo que tal vez sólo se ve en algunos lugares”, señaló.

“Vine aquí una vez, y el barrio era diferente,” continuó, “puedes ver el increíble progreso que toda esta área, toda esta parte de Rafael Castillo y La Matanza ha tenido. Las carreteras pavimentadas y el megahospital son el resultado del trabajo conjunto de toda la comunidad.

Espinoza también elogió el hecho de que “300 familias son apoyadas desde este comedor. “Esto también significa que poco a poco el trabajo y la economía comenzarán a recuperarse y estará terminado cuando la vacuna aparezca. Hay esperanza que vemos”, añadió. Mientras tanto, concluyó: “Simplemente desde el fondo de mi corazón muchas gracias por todo a Nelly, a Mónica, a todos los voluntarios, al Padre Gabriel, a Cáritas de Laferrere, sin olvidar a Monseñor por todo lo que hacen cada día, y en nombre de La Matanza muchas gracias a todos.

SIGUE LEYENDO

Alberto Fernández: “Sin igualdad de oportunidades para todos, no basta el mérito”

Diferencias de opinión en el gobierno respecto a la obligatoriedad de la vacuna contra el coronavirus