Skip to content

Juntos por el Cambio advirtió que los anuncios económicos servirán temporalmente pero no resuelven los problemas subyacentes

Leading critics such as Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich, Maximiliano Ferraro, Luciano Laspina, Alfredo De Angeli, Federico Angelini, Ricardo Buryaile, Maricel Etchecoin and Hernán Reyes agreed

Juntos por el Cambio advirtió que los anuncios económicos servirán temporalmente pero no resuelven los problemas subyacentes

Juntos por el Cambio advirtió que los anuncios económicos servirán temporalmente pero no resuelven los problemas subyacentes

Al mismo tiempo, la dirección de “Juntos por el cambio” criticó los anuncios económicos del gobierno: creía que sólo eran una medida temporal y que no tendrían un impacto positivo en los problemas macroeconómicos del país, que se vieron agravados por la cuarentena.

El Presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, dijo a este diario que “en un contexto complicado, es evidente una improvisación total” y consideró que “las medidas son inconsistentes y engorrosas y no crean la confianza necesaria para reactivar la economía del país”.

“Necesitamos señales claras para el sector productivo, pero en este momento Guzmán no las está dando”, dijo.

La jefa de PRO, Patricia Bullrich, sostuvo que “la disminución de las reservas por un período tan corto no es un buen incentivo” y que “ya hay soja de propiedad de los exportadores, por lo que esta disminución no se trasladará a la cadena”. “La concentración de las ventas hace bajar los precios, por lo que al final puede ser algo que no sirva al gobierno ni estimule la producción”, dijo a este diario.

destacó que, por otra parte, “la caída del 19,1% del PIB se debe principalmente al hecho de que la inversión ha disminuido en un 38% y no es posible predecir cómo se estimulará esta inversión”. Como aspecto negativo también señaló que “no se ha anunciado ningún descenso a las economías regionales que lo necesitan urgentemente”.

La Coalición Ciudadana, a través del titular de la Cámara de Diputados, Maximiliano Ferraro, y el experto en economía Matías Surt, aseguró que “los anuncios son un conjunto de medidas de baja integridad y no están a la altura del problema macroeconómico que enfrenta el país, y que el gobierno se ha deteriorado con el manejo de la cuarentena y un ataque caprichoso y persistente a la actividad privada”.

Después de señalar que “las medidas podrían tener un impacto mínimo en ciertos sectores, pero no son relevantes para la economía en su conjunto”, el partido fundador de Elisa Carrió señaló que “no es sano ni fiable que el gobierno siga echándole la culpa de todo a la pandemia” porque “los datos que hemos visto en las últimas semanas muestran que, por ejemplo, la caída del empleo en el país fue la tercera más grande del mundo”.

“El equipo económico perdió la mayor oportunidad que tenía para tratar de canalizar la estabilidad macroeconómica con la presentación del presupuesto del Estado, que tiene proyecciones poco realistas, y se sumó a la confirmación, que el superávit total actual de pesos del próximo año de al menos 1,2 billones de pesos no contribuirá a la calma del sector privado, que es el único que podrá reactivar, mantener y crear puestos de trabajo en la economía argentina”, concluyó.

Para Ferraro y Surt, “ninguno de los anuncios de hoy tiene por objeto corregir el núcleo del actual desorden económico, a saber, un desequilibrio fiscal muy fuerte financiado por un desequilibrio monetario, que está ejerciendo presiones sobre el tipo de cambio que el BCRA no parece ser capaz de afrontar.

también añadió que “además de esta difícil situación a corto plazo, también hay signos muy negativos a largo plazo de inversión y previsibilidad”.

Con respecto a los anuncios para el sector agroindustrial, el CC estimó que “la reducción de la retención de tres meses es una expresión de la escasa comprensión por parte del Gobierno del funcionamiento del sector agroindustrial, que requiere previsibilidad y horizontes a largo plazo”.

“La liquidación de la soja pasaría de 51 pesos a 53 pesos en octubre: La brecha con otros tipos de cambio sigue siendo demasiado amplia para fomentar la liquidación”, dijeron Ferraro y Vicente Surt. El único objetivo es conseguir unos pocos dólares de las compañías de grano, pero no afectará a los productores o a la próxima plantación. Los reembolsos a los pequeños productores son una promesa repetida que se hizo a principios de este año y que aún no se ha cumplido. Por último, las diferentes retenciones de impuestos en el complejo de la soja ya nos han causado problemas en el pasado debido a las denuncias de dumping internacional. No es aconsejable cometer el mismo error de nuevo’.

El senador nacional del PRO y líder rural Alfredo De Angeli, publicó en su cuenta de Twitter “las medidas para las zonas rurales sólo se adaptan a las necesidades del gobierno porque el agujero negro que la falta de dólares crea en ellas y son transitorias”.

“La devolución de las deducciones es sólo una pequeña parte de la enorme presión fiscal a la que está sometido el sector”, advirtió.

Ricardo Buryaile, ex ministro de Agricultura del gobierno de Mauricio Macri, fue sintético y enérgico por su parte: “Si esperaban una avalancha de liquidaciones de soja, mejor que cierren los grifos hasta el final”, dijo. Y añadió: “anuncios con preferencia por poco y nada”.

Para Luciano Laspina, representante nacional de JxC y presidente del Comité de Presupuesto y Finanzas de la Cámara de los Comunes, dijo a este diario: “Espero que (las medidas) funcionen. Pueden ayudar a ganar tiempo, pero este tiempo debe ser utilizado para restaurar la confianza y elaborar un plan económico. Sin eso, sólo será un parche temporal.

Maricel Etchecoin, diputada de Buenos Aires y líder de la Coalición Ciudadana (CC) de la provincia de Buenos Aires, dijo que “el gobierno debe abordar el problema de fondo, es fundamental promover la producción, el empleo y la inversión y lograr un trabajo coordinado con el sector”.

“Estas medidas son temporales – añadió – el país necesita diferentes tipos de decisiones y reformas para un problema estructural”.

En la visión de Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente de PRO, “la economía argentina está atravesando un momento muy complejo debido a la falta de confianza, la disminución de la actividad y el consumo y el agotamiento permanente de las reservas, por lo que el gobierno anunció un paquete de medidas para que los diferentes sectores exportadores puedan generar divisas”.

dijo que “los productores agrícolas son uno de los sectores más afectados por la presión fiscal y la brecha entre el dólar ‘campo’ y el dólar financiero, por lo que en los próximos días veremos si esta caída temporal de la retención trae el resultado que ellos esperan”.

“Aunque es positivo reducir la carga tributaria, el gobierno sigue dando señales contradictorias al respecto y no presenta un programa económico integral, pero sigue insistiendo en remendar una economía que necesita urgentemente un cambio de rumbo para recuperar la credibilidad, la inversión y el crecimiento”, dijo Angelini.

En este sentido, Hernán Reyes, diputado del Comité Central de Buenos Aires, dijo que “es inexplicable afilar el lápiz para contener la mayor crisis económica de nuestra historia, al mismo tiempo que se propone una reforma judicial que añadirá más de 10 mil millones de pesos al año al presupuesto.

Según el legislador, “los dogmas de la Iglesia están en crisis, se dan cuenta hoy en día de lo estratégico que es la agricultura para mantener el nivel de divisas, pero todavía están a medio camino: ni chicha ni limonada”.