Skip to content

Juntos por el Cambio cree que el aumento de la pobreza se debe a la estricta cuarentena y a la falta de reformas estructurales

Tanto Cornejo, Ritondo, Ocaña como Juan Manuel López coincidieron en criticar al gobierno por la ausencia de un plan y consideran que Alberto Fernández debe llamar al diálogo multisectorial

Juntos por el Cambio cree que el aumento de la pobreza se debe a la estricta cuarentena y a la falta de reformas estructurales

Juntos por el Cambio cree que el aumento de la pobreza se debe a la estricta cuarentena y a la falta de reformas estructurales

Para el liderazgo de “Juntos por el Cambio”, el principal oponente, el aumento de la pobreza al 40,9% en el primer semestre del año es una reacción a los problemas estructurales de la economía, que se sumaron a una falsa estrategia de cuarentena que exacerbó las cifras ya en descenso.

Tres miembros del Comité Ejecutivo Nacional de JxC, Alfredo Cornejo (UCR), Cristian Ritondo y Juan Manuel López (Coalición Ciudadana) y una integrante del Interbloqueo de la oposición en la Cámara de Diputados, Graciela Ocaña, en diálogo con este diario, acordaron que Alberto Fernández participara en un importante diálogo multisectorial entre los partidos políticos, empresarios y sindicalistas para que analicen alternativas para resolver la situación de 18,5 millones de personas que, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), no pueden satisfacer sus necesidades básicas.

Cornejo, presidente del movimiento radical y ex gobernador de Mendoza, dijo: “Argentina tiene un problema fundamental en su economía, pero el origen del aumento de la pobreza es la estrategia de la cuarentena cerrada que causa estos graves problemas.

Cuando se le preguntó cómo revertir estas tasas impositivas negativas, el diputado nacional no dudó: “Vamos en la dirección opuesta a la del gobierno, es decir, necesitamos dejar que la economía crezca, hacer más efectivo y eficiente el gasto público, no aumentar los impuestos para el sector privado sino reducirlos, además de objetivos como equilibrar nuestro presupuesto y señalar la inversión”.

Según el titular de la UCR, Alberto Fernández “va al mismo lugar donde estaba Cristina Kirchner entonces, con Kicillof e incluso antes que él: represión, alta presión fiscal y ataque al sector privado, lo que llevó a una recesión en esa segunda temporada del ex presidente. Hoy en día se está utilizando la misma receta que no funcionó y terminó mal para los argentinos”.

¿Necesita el gobierno convocar una reunión para encontrar soluciones a estos altos índices de pobreza? Sí”, dice Cornejo, “debería convocar una reunión con la oposición, los sindicatos y las empresas para fortalecer institucionalmente las reformas laborales, pero sobre la base de un programa que fomente la inversión, no de esta manera, sino todo lo contrario.

En la visión del ex gobernador de Mendoza, hay “dos instrumentos generales importantes” a los que el gobierno debe apelar: “Uno es que la economía debe crecer para poder distribuir con un estado inteligente y, dentro de este sistema, llevar a cabo reformas laborales que permitan reducir el desempleo y crear incentivos para que el sector privado cree nuevos puestos de trabajo”.

Sin embargo, Cornejo no ve que haya un plan claro del gobierno. “Obviamente falta un plan, y también falta crear un clima favorable, porque el plan por sí solo no puede ser un punto de poder, y no lo lograrán tratando de meterse con el poder judicial y tratando de imponer la agenda de Cristina Kirchner. Debe haber acuerdos institucionales para aplicar reformas laborales profundas”, concluyó.

La opinión de Cornejo es similar a la de Cristian Ritondo, jefe del bloque de diputados nacionales del PRO, quien dijo: “Lo que hemos propuesto al Presidente en las pocas reuniones que ha tenido con nosotros es que haga un amplio llamado a soluciones y que tenga una oposición responsable para encontrar soluciones a problemas como la pobreza.

recordó que “Juntos por el cambio” advirtió que “el tema de la salud es muy importante, pero que se debe prestar atención a la economía para evitar lo que estamos experimentando”.

El legislador señaló que “no había ningún criterio para que la economía pudiera seguir funcionando de ninguna manera, y cada vez que lo planteábamos se interpretaba como algo desafiante, pero hoy, como nunca antes, estamos viendo la dura realidad de los argentinos debido a los datos del Indec, que puede incluso empeorar”.

Ritondo consideró que “es urgente que el Presidente tome medidas activas en la economía, muchas de las cuales hemos propuesto”, y destacó que “es inaceptable que el Senado no haya tratado hasta ahora la Ley de Quiebras o la Ley de Economía del Conocimiento, que es el tercer sector que más exporta y produce más ingresos de divisas para la Argentina”.

¿Por dónde deberíamos empezar a resolver el problema de la pobreza? Según este presidente de PRO, “en primer lugar, hay que dar garantías a los que quieren invertir, porque el impuesto pandémico que quieren imponer a los que tienen más de 200 millones de pesos sólo intenta impedir la posibilidad de conseguir trabajadores formales a tiempo”.

“Hoy hay que ver cuántos argentinos han perdido su trabajo a pesar de la doble indemnización, además de las empresas que se van del país y los jóvenes que quieren irse al extranjero”, dijo. Es imposible imaginar una Argentina con una grieta a través de la cual el gobierno corte una estaca cada día para hacerla más grande”.

Por su parte, la diputada nacional Graciela Ocaña dijo que “las cifras de pobreza que acaba de reportar el Indec nos alarman, ya que 1 de cada 10 argentinos son indigentes y 4 de cada 10 son pobres, y todo esto en medio de la ayuda del gobierno a través de diversos programas sociales.

“Necesitamos unir a todos los argentinos para salir de la pobreza, y para ello necesitamos inversión y creación de empleos”, dijo la legisladora de la Confianza Pública, tras lo cual dijo que “el presidente debe llamar a la oposición a aportar ideas para crear empleos reales y dejar de insistir en las reformas judiciales para salvar a su vicepresidente”.

Su colega de la Coalición Ciudadana, Juan Manuel López, dijo que “nadie tiene la receta” para superar el dramático cuadro de la pobreza, pero estaba “seguro de que el gobierno no está dando una sola señal de cómo salir de esta situación” porque “nuestro deterioro tiene que ver con un problema estructural y también con una cuarentena sin alternativas, es ambas cosas”.

dijo que Alberto Fernández “no ha hecho nada para resolver el problema estructural” porque “tenemos muchas reformas que hacer, especialmente en términos de impuestos y el rescate del Estado.

Incluso para López “hay problemas causados por la desconfianza, que el gobierno debería remediar porque las señales que da van en otra dirección: No da una sola señal de confianza.

Estuvo de acuerdo en que la Casa Rosada “debe esforzarse por un diálogo multisectorial, pero lo que también debe hacer es dar dos o tres señales claras de que se ocupará de las cuestiones importantes y estructurales y no dará mensajes engañosos, por ejemplo, con respecto a la propiedad privada.

El legislador de la Coalición Ciudadana fue aún más lejos, al afirmar que “deben dar una clara señal institucional de que no habrá más intentos de cambio que lleven al país a un mundo similar al de Venezuela”, por lo que señaló que “la decisión del Tribunal Supremo de Justicia le da una oportunidad al Presidente”: Debería decir que esta agenda ha llegado tan lejos y que se esfuerza por una agenda de diálogo.

En este sentido, dijo que esta agenda también debería incluir debates con los sindicatos y las empresas sobre “una reforma laboral que no sea de flexibilización, sino que ofrezca seguridad jurídica a quienes quieran invertir para crear puestos de trabajo”. “Hoy en día no hay clima para que nadie cree ni un solo trabajo, ni siquiera la apertura de un quiosco”, dijo López.