Skip to content

La Corte Suprema dio una licencia extraordinaria de 30 días a Bruglia y Bertuzzi, los jueces que el gobierno quiere desplazar

Los jueces lo habían solicitado hasta que el Tribunal Supremo decidió el caso

La Corte Suprema dio una licencia extraordinaria de 30 días a Bruglia y Bertuzzi, los jueces que el gobierno quiere desplazar

La Corte Suprema dio una licencia extraordinaria de 30 días a Bruglia y Bertuzzi, los jueces que el gobierno quiere desplazar

La Corte Suprema de la Nación otorgó hoy una licencia extraordinaria de 30 días a los jueces federales Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. El Tribunal Supremo decidió ayer ocuparse del per saltum que habían presentado ante el avance del kirchnerismo para destituirlos.

Fuentes judiciales dijeron a este diario que los cinco jueces de la corte han concedido a los jueces las licencias que solicitaron hasta la decisión de la Corte Suprema. Lo habían hecho hace 10 días cuando el gobierno nacional publicó los decretos que invalidaban sus traslados a la Cámara Federal de Komodoro Py y les exigían que volvieran a sus tribunales de origen.

“En vista de la crítica situación de inestabilidad descrita anteriormente, pedimos también que se considere la posibilidad de conceder una licencia extraordinaria”, dijeron Bruglia y Bertuzzi en su nota del 17 de septiembre.

Pero en ese momento el tribunal no decidió y envió la solicitud de licencias a la Cámara Federal de Casación Penal, que tampoco lo decidió, porque las licencias extraordinarias corresponden al más alto tribunal. Los jueces solicitaron entonces una licencia ordinaria en los tribunales a los que regresaron.

Ahora el tribunal les ha concedido la licencia. “Los jueces Leopoldo Oscar Bruglia y Pablo Daniel Bertuzzi considerarán una licencia con bienes a partir del 18 de septiembre de este año y por un período de 30 días”, dice la resolución firmada por los jueces Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

Por lo tanto, los jueces no deben estar en sus tribunales orales originales hasta que la Corte Suprema haya aclarado sus preguntas. Bruglia y Bertuzzi habían solicitado la licencia para no volver a sus tribunales de origen tras la decisión del Senado de no aceptar su traslado y la decisión del Ejecutivo de validarlos con la publicación del decreto. Bruglia está de licencia en el Tribunal Municipal Federal 4 en Komodoro Py y Bertuzzi en el Tribunal Municipal Federal 1 en La Plata.

También en licencia ordinaria está Germán Castelli, el tercer juez transferido para revisar esta decisión. Castelli ha sido trasladado al Tribunal Oral Federal 7, donde se está llevando a cabo el juicio de los cuadernos de corrupción, en el que se acusa a la Vicepresidenta Cristina Kirchner.

El Tribunal Supremo aceptó ayer tratar el per saltum que los tres jueces han apelado contra su aplazamiento de los cargos transferidos . Los cinco jueces del tribunal aceptaron la ruta per saltum porque entendieron que se trata de un caso de gravedad institucional.

“La decisión del caso va mucho más allá del interés de las partes y se proyecta no sólo en el interés de todo el universo de los jueces transferidos hasta ahora, sino también en el interés general de preservar el sistema republicano de gobierno”, dijo el Tribunal Supremo, añadiendo: “No cabe duda de que la intervención inmediata de este tribunal es el único recurso efectivo para evitar tanto el daño individual a los derechos de los actores como, sobre todo, el daño a las instituciones de la República. Si, como se denuncia, estuviéramos en presencia de acciones de los poderes públicos contrarias a la Constitución, su prolongación en el tiempo provocaría una violación de los derechos individuales de los jueces afectados, cuya plena reparación futura, si no se interviene inmediatamente, es por lo menos incierta”.

El Tribunal dictaminó que el Consejo Nacional de la Judicatura – el órgano que inició la discusión sobre los traslados – había respondido a la denuncia de los jueces y que el Fiscal General, Eduardo Casal, había dictaminado en respuesta. Con este fin, la Corte Suprema ha acortado todas las horas de la corte y su fallo se espera para la próxima semana.