Skip to content

La lucha continúa por las grabaciones de los arrepentidos en el caso Cuadernos: un alegato del fiscal Pleé fue rechazado porque no fue a una audiencia clave

La decisión fue tomada por la Jueza Ana María Figueroa, como presidenta de la Cámara Federal de Casación Penal I

La lucha continúa por las grabaciones de los arrepentidos en el caso Cuadernos: un alegato del fiscal Pleé fue rechazado porque no fue a una audiencia clave

La lucha continúa por las grabaciones de los arrepentidos en el caso Cuadernos: un alegato del fiscal Pleé fue rechazado porque no fue a una audiencia clave

La batalla detrás de los registros por el testimonio de los penitentes en la bolsa del cuaderno que acusan a la Vicepresidenta Cristina Kirchner aún continúa. En una carta acordada por este diario, la Presidenta de la Primera Sala de la Cámara de Casación, Ana María Figueroa, rechazó el lunes la petición del fiscal Raúl Plee de pedir a que deje de buscar estos registros. ¿Qué argumento utilizó para rechazarlo? Dijo que el fiscal no fue a la audiencia en la que se cuestionó la ley de arrepentimiento y su aplicación en el caso de las grabaciones de Oscar Centeno.

“Tal como lo solicitó el representante del Ministerio Público en su Dictamen Nº 20.823, presentado el 29.9.2020, no es procedente, ya que la medida ordenada es competencia de la Mesa de esta Sala en la conducción de las actuaciones y, por lo tanto, el tenor de las declaraciones realizadas es típico de las que deberían haberse realizado en la audiencia de los informes exigidos por el artículo 29/9/2020. 465 CPPN, que se celebró el 24.9.2020, fue debidamente notificada a las partes, en la que no participó ni el Fiscal General ni ningún otro representante del Ministerio Público que sea miembro”, respondió Figueroa, de acuerdo con las alegaciones de la abogada Laura Fechino, defensora del ex funcionario Hernán Gómez.

Las condiciones del viaje de ida y vuelta del fiscal y el juez muestran el clima de tensión que ha surgido en el caso de los cuadernos desde que comenzó la búsqueda de estos documentos. El hecho es que las declaraciones de los “arrepentidos” constituyen el núcleo del caso de los cuadernos y todos sus derivados. Cuando eso cae, todo puede caer.

En su conferencia, Pleé – un historiador del Comodoro Py, que fue mencionado en su momento para obtener el poder general durante el Makrismo – había pedido “la suspensión de las deliberaciones”. “Deseo informar a la Corte que las actas de todas las colaboraciones de los imputados, que estuvieron sometidos al régimen de la Ley 27.304, han sido incluidas en sus respectivos expedientes en forma de protocolos firmados por estos imputados, sus defensores y los fiscales de primera instancia; expedientes a los que también se adjuntan los protocolos de homologación firmados por las mismas personas y por el juez de primera instancia, homologando así los acuerdos mencionados”, explicó. Pero, además, el fiscal dijo antes de la casación que los protocolos del arrepentido “no tienen relación con el objeto del recurso que se está tramitando aquí”, porque hay un debate sobre si la ley del arrepentido y su aplicación en este caso es constitucional o no. El caso promete escalar hasta la Corte Suprema.

Mientras tanto, Figueroa espera la respuesta del Tribunal Oral Federal 7, que tiene el caso de los cuadernos. El TOF ya ha remitido la consulta sobre los cuadernos a la fiscal Fabiana León, después de que el fiscal investigador Carlos Stornelli afirmara que “las notas descritas en el artículo 6, que estaban reservadas para esta oficina, fueron enviadas al fiscal interviniente, la doctora Fabiana León, el 5 de noviembre de 2019, para su debida custodia y reserva”.

A pedido de la defensa de Julio De Vido, ex ministro de Planificación, acusado de ser el organizador de la asociación ilícita, que -según la investigación- fue dirigida por Cristina Kirchner, la Casación se propuso buscar los registros digitales de las más de 30 confesiones hechas por empresarios y ex funcionarios entre 2018 y 2019 ante el fiscal Carlos Stornelli y confirmadas por el juez Claudio Bonadio.

El juez Marcelo Martínez De Giorgi, sucesor de Bonadio ante su tribunal, ya informó a la Casación que “en el presente caso no existen grabaciones en película o en formato digital de los testimonios de los arrepentidos en el marco del acuerdo de cooperación previsto por la Ley 27.304”.

Está claro que no hay grabaciones de cine o de sonido. Y que los testimonios de los empleados acusados fueron presentados en detalle en varios minutos. La cuestión de si se ha cumplido el artículo 6 de la Ley 27304, aprobada en 2016, que establece que “las declaraciones hechas por los acusados arrepentidos en virtud del acuerdo de cooperación deberán registrarse por cualquier medio técnico adecuado que garantice su posterior explotación”, es controvertida. ¿Se ha violado la ley o no si no se hace ninguna filmación? Eso lo decidirán los jueces Figueroa, Daniel Petrone y Diego Barroetaveña.

Mientras tanto, otro tribunal de apelación, el Tribunal III, decidió la semana pasada dejar una de las acusaciones contra Cristina Kirchner, ex-funcionaria y un grupo de empresarios, entre ellos Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri. Este es uno de los casos abiertos tras el testimonio de los arrepentidos en el caso Cuadernos y tiene que ver con la cartelización de las obras públicas durante los años del gobierno kirchnerista. Todo ya ha sido elevado a TOF 7 y está esperando la audiencia oral, que aún no tiene fecha.