Skip to content

La reacción de la oposición al llamado a la impugnación del Presidente del Tribunal Supremo: “Defenderemos a Rosenkrantz y la división de poderes

La congresista Vanessa Siley presentó un proyecto para investigarlo por su mal desempeño

La reacción de la oposición al llamado a la impugnación del Presidente del Tribunal Supremo:

La reacción de la oposición al llamado a la impugnación del Presidente del Tribunal Supremo: "Defenderemos a Rosenkrantz y la división de poderes

A raíz de la noticia de que el Frente de Todos ha presentado una moción de juicio político contra el Presidente del Tribunal Supremo Carlos Rosenkrantz, la oposición criticó el intento de someter al gobierno y pidió que se defendiera la separación de poderes.

Uno de los primeros en manifestarse públicamente fue la presidenta de la PRO, Patricia Bullrich, quien utilizó las redes sociales para lamentar la “terquedad” de Cristina Kirchner. “Siempre el mismo modus operandi: señalar públicamente a alguien, fagocitar el guión y presentar un juicio político por una decisión que va en contra de lo que ella quiere. Siempre defenderemos a Rosenkrantz y la separación de poderes.

En la misma línea, el jefe del bloque de diputados de la PRO, Cristian Ritondo, dijo: “Tres días después de que Carlos Rosenkrantz apeló al máximo tribunal para tratar con Per Jumpum, solicitado por los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli, la administración pública ha hecho una solicitud para un juicio político contra el presidente del tribunal. Una extorsión que no permitiremos”.

La diputada Paula Oliveto acusó al gobierno nacional de seguir el “modelo Maduro” con respecto al dictador venezolano. “En Argentina, un vicepresidente destituye a los jueces que los investigan y lleva a cabo un juicio político contra el presidente del tribunal. No podrán hacerlo, pero cómo puedes decir que aman al modelo Maduro”, dijo.

En su habitual tono polémico, Fernando Iglesias, diputado, describió a su homóloga Vanesa Siley -autora del proyecto- como una “obsesiva asesina a sueldo de Cristina”

“Empezó a acosar al Tribunal Supremo, especialmente al que la obligó a decidir si aceptaba o rechazaba a Per Saltum. Entonces háblame de chantajear a los jueces Alberto Fernández”, dijo irónicamente.

Por su parte, el diputado Waldo Wollf acusó al gobierno de tener una “agenda medieval” y predijo que “ciertamente comenzará esta semana con la vida privada”. “No les gusta lo que Rosenkrantz está votando, y están saliendo y pidiendo ser removidos de su cargo. Háblame de tolerancia y republicanismo”, concluyó.

“Salen y piden la destitución de Rosenkrantz”, advirtió la diputada de Buenos Aires, Carolina Píparo, denunciando que “la administración hasta ahora sólo ha buscado la impunidad de una banda y ha profundizado todos nuestros problemas”. “Acepta que no hay ningún tribunal que sea adictivo, respeta la democracia”, dijo.

El 25 de septiembre, cuatro días antes de que la Corte Suprema aprobara el Per Jumpum y prohibiera provisionalmente el reemplazo de los jueces que examinaron a Cristina Kirchner, Vanesa Siley, miembro del Frente de Todos, presentó una resolución para promover el juicio político de Carlos Rosenkrantz por “mala actuación”.

Según Siley, “el actual Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dr. Rosenkrantz, ha frustrado gravemente “el ejercicio de los derechos y garantías de la Constitución” alentando y, en muchos casos, asegurando la impunidad de los responsables del terrorismo de Estado mediante sentencias ilegales”.

Mensajes en desarrollo