Skip to content

Los alegatos comienzan en el juicio de Telleldín por el atentado a la AMIA

Se le acusa de entregar la furgoneta que se usó como coche bomba. La queja de la AMIA-DAIA pedirá su condena

Los alegatos comienzan en el juicio de Telleldín por el atentado a la AMIA

Los alegatos comienzan en el juicio de Telleldín por el atentado a la AMIA

Los abogados que representan a la AMIA-DAIA solicitaron hoy que Carlos Telleldín sea condenado a 20 años de prisión por entregar la camioneta que explotó en la mutualidad judía el 18 de julio de 1994. Lo hicieron en su argumentación ante el Tribunal Constitucional Federal 3, que condenó a Telleldín, en la que también pidieron la “detención inmediata” de Telleldín en caso de ser condenado, para evitar una posible fuga.

“Telleldín suministró el arma homicida. Su participación criminal en el acto terrorista ha sido probada”, dijo Miguel Bronfman, el abogado del demandante, que representa a la AMIA-DAIA y acusó a Telleldin de agravar con el crimen a las 85 personas que murieron en el ataque.

El alegato es la etapa final en la que las partes presentan las pruebas reunidas durante el juicio y solicitan una condena o absolución para los acusados. este diario dijo que las demandas exigirán que Telleldin sea condenado.

La demanda enumeraba lo que ellos entendían como evidencia para una condena de Telleldin. Señalaron que el motor del camión encontrado en los restos de la AMIA estaba en su posesión y pertenecía a un camión quemado. Este motor estaba en un chasis donde nunca se pudo determinar a qué otro camión pertenecía. Los abogados señalaron que Telleldín -que se dedicaba a la compra, venta y montaje de autos robados- tenía dos o tres camionetas para esconderse en ese momento, e incluso publicó un anuncio al respecto en el diario nuestras fuentes.

“No sabemos cómo Telleldin ensambló el auto, pero eso no impide que la fiscalía lo haga. La única razón por la que no lo sabemos es por las repetidas mentiras de Telleldin a lo largo de 26 años”, dijo Gabriel Camiser, también abogado en el juicio.

Los abogados también dijeron que el boleto para la venta del camión fue falsificado, con una firma apócrifa y un documento de identidad que no existía. También dijeron que el supuesto comprador, Ramón Martínez, era un conocido Telleldín. Y estos testigos afirmaron que Telleldín estaba muy nervioso después del ataque y tenía una actitud que se suponía que le haría creer que el camión había sido vendido. Entre ellos le contó a mucha gente sobre la venta e incluso fue con alguien a la casa del supuesto comprador para buscarlo. “Montó toda una escena para mostrar que había vendido un camión el domingo 10 de julio de 1994. Hay gente que, si le preguntan si Telleldín ha vendido un camión, dirá que sí”, dijo Bronfman

. Para el juicio, estas circunstancias llevaron a Telleldín a huir a la ciudad de Posadas, en la provincia de Misiones, y que tenía la intención de abandonar el país. Los abogados señalaron que esto fue dicho por varios testigos en el juicio sobre la rapidez con la que Telleldín salió de su casa en la ciudad de San Martín en Buenos Aires “con la ropa puesta”.

Los abogados señalaron que no pudieron establecer que Telleldín supiera que la furgoneta iba a ser utilizada para el ataque mismo por un delito grave. En consecuencia, en la denuncia se solicitaba que se condenara a Telleldín a 20 años de prisión por el delito de daño grave doloso, lesiones y daños graves y menores. “El crimen cometido por Telleldín fue el peor ataque de la historia argentina”, dijo Bronfman, pidiendo el “arresto inmediato” de Telleldín en caso de ser condenado, para evitar una posible fuga.

El proceso comenzó en mayo del año pasado, fue interrumpido en marzo por la pandemia de coronavirus y reanudado en junio por el sistema de videoconferencia, que continuará hasta su conclusión. Según el calendario de audiencias antes de fin de año, se anunciará el veredicto.

Telleldín es el único acusado, y la acusación es que entregó el vehículo de transporte que explotó en la AMIA. Telleldín, de 59 años, era vendedor de coches y suministraba el tráfico con el que se llevó a cabo el ataque. Se ha demostrado al poder judicial que se utilizó una furgoneta de reparto con 300 a 400 kilogramos de explosivos. La queja que se planteó en el juicio no se está debatiendo y no hay ninguna disputa sobre cómo se produjo el ataque.

El caso del ataque a la AMIA, en el que murieron 85 personas y 151 resultaron heridas, comenzó con este suceso, y Telleldín fue uno de los primeros acusados. Estaba huyendo hasta que fue arrestado. Pasó 10 años en la prisión de Devoto, donde recibió su título de abogado.

En 2001, comenzó el juicio contra la llamada conexión local del ataque. Eran las personas sospechosas de haber ayudado a llevar a cabo el ataque. Los autores materiales e intelectuales, según la investigación del poder judicial, son iraníes.

Pero este juicio fue declarado inválido. Se constató que durante la investigación judicial llevada a cabo por el juez Juan José Galeano, se cometieron varias irregularidades que se desviaron de la intención de averiguar la verdad. Entre ellos, el magistrado autorizó el pago de 400.000 dólares de la entonces SIDE a Telleldín para implicar falsamente a los policías de Buenos Aires en la posesión del tráfico.

En 2009, la Corte Suprema confirmó la nulidad del caso, con excepción del cargo contra Telleldín por la entrega del camión, y ordenó un nuevo juicio. Comenzó 10 años después.

La mayoría de las pruebas presentadas en el segundo juicio fueron el testimonio de los que habían testificado en el primer juicio.

Tras el alegato de la AMIA-DAIA del miércoles de la próxima semana, es ahora el turno de los familiares de las víctimas de presentar una demanda, dirigida por el abogado Horacio Etcheverry. El miércoles 18 de noviembre, los fiscales Roberto Salum, Santiago Roldán y Santiago Eyherabide presentarán sus argumentos, y en la última semana de noviembre la defensa del Telleldín será presentada por los defensores públicos Verónica Blanco y Verónica Carzoglio. Finalmente, la sentencia de la Corte Federal de Justicia 3, Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Canero.

Telledín ya ha sido condenado. E s de tres años y medio de prisión por cobrar los 400.000 dólares para acusar falsamente a la policía de Buenos Aires. Esta sentencia fue tomada en cuenta en la demanda para solicitar los 20 años de prisión. El juicio se celebró debido a las irregularidades de la investigación. Allí fueron condenados, entre otros, el previamente destituido juez Galeano, los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia y el ex jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy. El ex presidente Carlos Menem fue absuelto.