Skip to content

Los bolivianos que viven en Argentina votaron para elegir a su nuevo presidente

Los dos principales candidatos son Luis Arce del MAS y Carlos Mesa de Conciencia Ciudadana

Los bolivianos que viven en Argentina votaron para elegir a su nuevo presidente

Los bolivianos que viven en Argentina votaron para elegir a su nuevo presidente

Más de 142.000 bolivianos que viven en Argentina fueron a las urnas el domingo para elegir a su nuevo presidente. En las elecciones se enfrentarán el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, apoyado por Evo Morales, y el liberal Carlos Mesa, candidato de la Conciencia Cívica, popular entre las clases medias y altas del Oriente de Bolivia.

Aunque Arce aparece como el ganador más probable en las encuestas, sus posibilidades de ganar en una segunda ronda el 29 de noviembre son mucho menores si no gana el 40% de los votos con 10 puntos.

Se asignaron un total de 22 instituciones educativas en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, así como en las ciudades de Córdoba, Mendoza, Lules (Tucumán), San Salvador de Jujuy, Salta, Rosario (Santa Fe), Comodoro Rivadavia (Chubut) y Puerto Madryn (Chubut).

El tercer candidato que podría influir en el resultado es el ex prefecto de Santa Cruz de la Sierra Luis Fernando Camacho, que se presenta a la candidatura de Creemos y representa a la derecha más radical y elitista.

Evo Morales, a quien se le ha concedido asilo político en Argentina, no podrá votar debido a la prohibición de inhabilitación impuesta por el gobierno encabezado por Jeanine Áñez.

En medio de este clima de polarización política, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ratificó ayer que no aplicará el sistema de difusión de resultados preliminares (Direpre) y sólo se referirá al recuento oficial.

En marzo de este año, el TSE reemplazó el sistema de transmisión de los resultados preliminares de las elecciones (TREP), en el que los informes de los colegios electorales se fotografiaban y enviaban por Internet para preparar el recuento preliminar, con la Direpre, que según los críticos retrasa el proceso y puede llevar a la difusión de resultados parciales que podrían encender la mecha de una reacción.

El Presidente del TSE, Salvador Romero, informó que “por responsabilidad hacia el país” se decidió no aplicar el sistema de difusión de resultados preliminares (Direpre), ya que se consideró que en un “clima de alta polarización” no era deseable crear incertidumbre en los bolivianos.

también dijo que la población puede estar presente durante el recuento de los votos y tomar fotografías de las actas redactadas por los órganos electorales, mientras que los delegados políticos pueden recibir una copia y los resultados se pueden comprobar cada minuto en el sistema de recuento, incluida la fotografía de las actas y la transcripción de los resultados.

Por su parte, los observadores internacionales expresaron su apoyo a las EET, mientras que la OEA, el Centro Carter y la Unión Interamericana de Organizaciones Electorales (Uniore) destacaron en un boletín que la medida “privilegia la certeza y busca no poner en peligro la correcta difusión de los resultados”.

Los bolivianos que viven en el extranjero ejercieron recientemente su derecho al voto en 2009. Históricamente, la Argentina es uno de los mayores receptores de la inmigración boliviana. Las elecciones anteriores mostraron un apoyo hegemónico al MAS del ex presidente Evo Morales Ayma en las elecciones.