Skip to content

Los delegados de las familias que usurparon las tierras de Guernica pidieron a Alberto Fernández que no los desalojara o reprimiera

En una carta abierta, en la que solicitan una audiencia, le piden que "avance en soluciones concretas asignando lotes a las familias" asentadas en el Presidente Perón

Los delegados de las familias que usurparon las tierras de Guernica pidieron a Alberto Fernández que no los desalojara o reprimiera

Los delegados de las familias que usurparon las tierras de Guernica pidieron a Alberto Fernández que no los desalojara o reprimiera

Pocas horas antes del plazo fijado por la justicia para el abandono de las tierras usurpadas en el municipio de Presidente Perón, los delegados de las familias que aún se encuentran allí escribieron una carta abierta al Presidente Alberto Fernández con el título: “Guernica: Tierra para vivir – Ni expulsión ni represión”, en la que, entre otras cosas, exigen su intervención urgente.

En uno de los puntos centrales, los dirigentes de los partidos y organizaciones sociales de izquierda que monopolizan las asambleas de los cuatro barrios de 20 de Julio, La Unión, San Martín y La Lucha, piden al jefe de Estado que solicite al juez Martín Miguel Rizzo “que deje sin efecto la orden de desalojo y que promueva soluciones concretas, asignando ya lotes a las familias que viven en Guernica”.

La solicitud de audiencia de Fernández coincidió con la publicación de la megapolítica de este diario, integrada por unas 4.000 personas de una docena de distritos y que será llevada a cabo por Sergio Berni, Ministro de Seguridad de Buenos Aires, para el desalojo de las 200 familias que quedan en la toma.

En este sentido, y ante la oposición de las organizaciones sociales por los preparativos de Berni para llevar a cabo el desalojo por orden de la Municipalidad, el Gobernador Axel Kicillof, en declaraciones al canal TN, apoyó a su Ministro y aseguró que la Provincia de Buenos Aires no solicitará una nueva prórroga del desalojo, como lo hizo en dos oportunidades. En este sentido, el presidente provincial recordó que “quien aclara las condiciones y el camino” es el magistrado, y también confirmó que alrededor de ya 600 familias han aceptado retirarse pacíficamente de la toma , y que el Ministro de Desarrollo Municipal, Andrés “Cuervo” Larroque, sigue negociando para sumar el mayor número de las 200 familias que aún se niegan a renunciar a la toma.

“Somos familias que se han quedado sin trabajo durante la pandemia, madres cabeza de familia sin ingresos, algunas de nosotras hemos huido de situaciones de violencia familiar”, explican al Presidente de la Nación en una carta abierta, asegurando que “tuvimos que decidir si seguir pagando el alquiler o alimentar a sus hijos”.

En otro párrafo, los delegados de la Usurpación de Guernica escribieron: “Sr. Presidente: si, como usted y otros funcionarios explican, el déficit de vivienda es un problema urgente que el gobierno se ha comprometido a resolver, qué es lo que le impide hacerlo en este caso”, y lo interrogaron: “Si, como usted dice, la escasez de viviendas no está siendo resuelta por la policía, ¿por qué no se le pide al juez que cancele la orden de desalojo y promueva soluciones concretas mediante la asignación de tierras a las familias que se acaban de asentar en Guernica?

En el texto, los delegados de los usurpadores afirman: “Si las ocupaciones son una respuesta urgente al problema de la vivienda que afecta a 4 millones de familias, es evidente que se necesita urgentemente un plan de transferencia de tierras, viviendas y urbanización para restablecer este derecho”.

El texto también pide al Jefe de Estado que: “Si, como señala, desde la dictadura no ha habido más opciones que el acceso a la tierra, ¿por qué los sectores más desatendidos deben encontrar otra manera de acceder a la tierra contra reloj en medio de la crisis mundial y en el extraordinario contexto del estallido de una pandemia? Después de casi tres meses de acoso policial, ataques de patriotas, presión del juez y menos de 24 horas desde la fecha del desalojo, el tiempo exige una acción urgente y por consiguiente”, le intimidan y le piden: “En vista de lo anterior, le pedimos que nos reciba lo antes posible, dada la urgencia de la situación”.

En la carta abierta, los delegados, apoyados por el Polo Obrero, el FOL, el MST y los Barrios de Pie entre otros, afirman que “Hemos escuchado a la Intendenta (del Presidente Perón, Blanca) Canteros decir, frente a los funcionarios provinciales, que debe dar prioridad a los ’18 Países’ del distrito que quieren crear campos de rugby y lagos artificiales para deportes acuáticos”.

En la carta de dos páginas, los organizadores y delegados de la Usurpación también informaron a Alberto Ferández: “Hemos visto la negativa del Ministro de Desarrollo de la Provincia de Buenos Aires (por Andrés Larroque) a examinar la propuesta de urbanización elaborada por la Comisión de Urbanismo y presentada al gobierno provincial; y también ante el juez Martín Rizzo, que intervino en el caso. Es una propuesta concreta que, al cumplir con la Ley 14.449, que obliga a los barrios cerrados a ceder el 10% de los terrenos propiedad de las empresas, y al añadir la enajenación de otra parte de los terrenos que se encuentran en estado de abandono, “terrenos no urbanizados”, de los que nadie reconoce como propietarios, permitiría solucionar la cantidad de parcelas necesarias además de las zonas verdes, etc.”.

En un diálogo con este diario, el Ministro Larroque insistió en que, junto con su equipo y en nombre del Gobernador Kicillof, “seguiríamos buscando una solución pacífica y consensuada con las demás familias que aún no han llegado a un acuerdo”, y recordó, que “en la búsqueda de una solución sustancial” que tiene que ver con la generación de 3000 lotes para el municipio de Presidente Perón, no sólo para los que firmaron el convenio, sino para todo el distrito, que ha duplicado su población en un período de 10 años, mientras que en los demás municipios era del 10%”.

Según el funcionario, casi el 80% de las familias que participaron en la toma de posesión ya la han abandonado, y las que quedan son “las más radicalizadas, muchas de las cuales están haciendo política en lugar de hacer más por los necesitados”.

Al final de la carta abierta a Fernández, los delegados de la toma de posesión Larroque y Kicillof parecen responder: “Cuando el gobernador, unos días antes de la fecha del desalojo, aprobó un plan de 91 de las familias que habían participado en la toma de posesión, dijo que las familias que habían participado en la toma eran las más radicales, muchas de las cuales estaban haciendo políticas en lugar de hacer más por los necesitados. 000 parcelas de tierra con servicios, y otros funcionarios pidieron al juez una prórroga del plazo para permitir la mesa de negociaciones, pensamos que una solución estaba cerca, pero sólo recibimos “parches”, retrasos y nada concreto para el problema subyacente: sólo la presión de abandonar la propiedad a cambio de promesas de “soluciones en 6 meses”.

Hasta ahora, el Presidente no ha respondido oficialmente a la solicitud de una entrevista. Sin embargo, extraoficialmente, el personal de Fernández dijo a este diario que la toma de Guernica era un asunto que debía ser resuelto por la provincia de Buenos Aires, aunque admitieron que estaban siguiendo el conflicto “muy de cerca” desde la Casa Rosada.