Skip to content

Los diputados de Juntos por el Cambio denunciaron criminalmente a Miriam Lewin por la organización NODIO

Se la acusa de abuso de autoridad y violencia en los deberes de un funcionario público. La denuncia fue presentada en el tribunal por María Eugenia Capuchetti, con la intervención del fiscal Carlos Stornelli

Los diputados de Juntos por el Cambio denunciaron criminalmente a Miriam Lewin por la organización NODIO

Los diputados de Juntos por el Cambio denunciaron criminalmente a Miriam Lewin por la organización NODIO

Los diputados de “Juntos por el cambio” denunciaron este martes a la jefa de la Oficina de Defensores Públicos, Miriam Lewin, a través de el proyecto NODIO , “un observatorio contra la desinfección de la información y la violencia simbólica”. El periodista fue acusado de abuso de cargo y violencia en el desempeño de sus funciones de funcionario público. La denuncia fue presentada al tribunal por María Eugenia Capuchetti con la intervención del fiscal Carlos Stornelli.

A raíz de la denuncia a la que tuvo acceso este diario, los legisladores de la oposición afirmaron que la información disponible a través de NODIO era “escasa y difusa”, pero “bastaba con advertir de los riesgos que este servicio policial tiene en ciernes, y en pocas horas se escucharon muchas voces de reticencia y rechazo a esta institución oficial, no a la Iniciativa Ciudadana”. En sus palabras: “La mera creación de NODIO por una autoridad estatal es importante para emitir órdenes o resoluciones que contradigan la constitución nacional.

“Está claro que no es una iniciativa ciudadana, sino el resultado de una autoridad estatal bajo la responsabilidad de una funcionaria, la Sra. Miriam Liliana Lewin. Dado que este es el caso, su creación debe estar respaldada por un acto administrativo de nombramiento y otros requisitos que se ignoran. Este ‘secreto’ es conspicuo y es obviamente contrario a las acciones del gobierno que son parte de un sistema republicano”, dijeron.

En respuesta, la legislatura pidió al Ministerio de Justicia que determinara “quiénes son las personas designadas para integrar este Observatorio; sus antecedentes; la categoría administrativa asignada; de quiénes dependen y a quién informan; y, entre otras cosas, si se han asignado partidas presupuestarias y si sus miembros reciben alguna forma de retribución del Estado”.

Añadieron que “las funciones anunciadas como destinadas a NODIO van más allá de las establecidas para la propia Defensoría Pública por el artículo 19 de la Ley 26.522”, mientras que “el ámbito de actuación de la Defensoría Pública se limita a los medios de comunicación regulados por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que claramente no incluye las plataformas digitales”.

La denuncia fue presentada por los diputados de los Juntos por el Cambio Waldo Wolff, Fernando Iglesias, María Graciela Ocaña, José Luis Patiño, Julio Enrique Sahad, Adriana Noemí Ruarte, Héctor Antonio Stefani, Martín Grande, Omar De Marchi, Alvaro de Lamadrid y Jorge Ricardo Enríquez.

La presentación cuestiona que “una agencia estatal ‘destapará y desarticulará’ aquellos mensajes que el propio estado califica como ‘maliciosos’, con el objetivo de ‘proteger a los ciudadanos de los mensajes falsos, maliciosos y engañosos'”. De hecho, según el propio Lewin, NODIO se fundó con el objetivo de promover el debate sobre “los aspectos éticos del ejercicio de la libertad de expresión en Internet”.

“En nuestra opinión, es evidente que el objetivo fijado por el Estado con la creación de NODIO está explícitamente enunciado en el artículo 14 de la CN y en el 13.3 de la CADH (asumido por el artículo 75, inc. 22, a nuestra Carta Magna), en la medida en que -según el propio Lewin- se prevé ejercer una censura previa, restringir el derecho a la libertad de expresión (si el propósito de NODIO es detectar y difundir noticias que califiquen al mismo organismo como malicioso; al mismo tiempo, se pone en entredicho el ejercicio del derecho a la libertad de expresión -según el Diccionario de la Real Academia Española, el debate es importante para desencadenar la controversia, la discusión, la lucha o el combate; la conclusión no puede ser otra).

Ahora los diputados deben ratificar la denuncia, y el juez escuchará al fiscal Stornelli para decidir si se debe iniciar un proceso penal contra Lewin.