Skip to content

Los reclusos por los actos del 17 de octubre dejaron consecuencias en el Frente de Todos

Había dos estrategias diferentes y una falló. Kirchnerismo vs. Peronismo

Los reclusos por los actos del 17 de octubre dejaron consecuencias en el Frente de Todos

Los reclusos por los actos del 17 de octubre dejaron consecuencias en el Frente de Todos

La semana pasada estalló una ensordecedora guerra interna en todo el frente. Mientras un sector vinculado al Instituto Patria, el grupo La Campora y el Ministerio del Interior organizaron la manifestación virtual el 17 de octubre , otro con fuertes lazos en el mundo gremial, el peronismo más tradicional y los gobernantes utilizaron la Caravana de la Lealtad para llegar a los centros de las ciudades en camiones, coches, autobuses, sin bajarse del coche.

Alberto Fernández decidió, como suele hacer, dar espacio a ambos. Lo más importante para que el gobierno sea sostenible es la unidad, y todos deben sentirse parte de esa unidad. Lo que nadie podía imaginar era que la plataforma digital fracasaría como herramienta de movilización y desataría la ira de los que estaban atascados en su fracaso.

En la Casa Rosada se distanciaron de la iniciativa y aseguraron que el presidente “nunca se dejó entusiasmar demasiado por la idea”. Pero intendentes y dirigentes sindicales confirmaron a este diario que hubo decenas de reuniones en las que explicaron cómo participar en la primera movilización digital de la historia de Argentina, una experiencia que los jóvenes dirigentes quisieron que quedara en la memoria de los participantes para siempre.

La idea era que, así como hay infinitos recuerdos de “cómo viví el 17 de octubre de 45″, con poemas, canciones, entrevistas grabadas, revistas, libros, en fin, acontecimientos difíciles de verificar con la realidad, que suele ser muy diferente de la historia, algo similar se planeó para este evento. La idea era crear un 17 de octubre del siglo XXI, una memoria que funcionara como un antes y un después definitivos, una memoria que permaneciera en la memoria para siempre, como el velatorio de Néstor Kirchner y el bicentenario.

Por eso la cara de la estrategia fue Javier Grosman (el gran productor que fue asumido por Cristina Fernández de Kirchner en su anterior gobierno), con la puesta en escena organizada por Ignacio “Nacho” Saavedra, el brazo creativo del Ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Por otro lado, el primer Secretario de Comunicación del Kirchnerismo, Enrique “Pepe” Albistur, gran amigo del Presidente, que dejó esta función después de que Fernández dejara el gobierno en 2008, tras la crisis con el país.

Albistur convenció a Hugo Moyano de no dejar las calles a la oposición y lo asoció a su propuesta de movilizarse “cara a cara” sin poner en peligro la estrategia sanitaria oficial. Por este motivo, el camionero, que no quiso participar el 17 de octubre, aunque Héctor Daer lo había llamado personalmente para invitarlo a asistir al evento que iba a tener lugar en la CGT, decidió unirse a la iniciativa, la suya propia.

quería que el destino, el hacking o la inexperiencia fuera la movilización que impidiera que el 17 de octubre se convirtiera en un acontecimiento histórico. Con la publicidad de Albistur en las calles, que animó a las caravanas callejeras a salir a celebrarlo, la conferencia de prensa de los sindicalistas que no querían participar en el evento en la CGT organizada por los equipos de comunicación de la Iglesia, y los canales de televisión que mostraban a la gente saliendo en sus coches tocando la bocina y cantando, el Día de la Lealtad salvó las patatas.

“Sin Pepe (Albistur) no sé qué habría pasado. Supongo que la gente quería salir de todos modos y copiar lo que sé en cada marcha de la oposición, coches con banderas y bailes en los coches. Pero se hizo un nombre desde el principio y legitimó este tipo de manifestación con camiones y autobuses”, dijo un funcionario a este diario.

Por supuesto, los fiascos siguieron, como los tweets de Luis D’elía y varios funcionarios del gobierno que estaban orgullosos de la multitud convocada para la 12ª manifestación organizada por la oposición, donde incluso se puede ver una enorme muñeca de Cristina vestida de prisionera. Anécdotas de un 17 de octubre, cuando el interno crepitaba tan raramente en la coalición de gobierno.

Leer más:

Después de la victoria en Bolivia, Evo Morales agradeció a Alberto Fernández y dijo que había sido llamado por el Papa Francisco

Se pide a Pablo Moyano que sea juzgado como jefe de una asociación ilegal junto al Colegio de Abogados de la Independencia

Simulación de la nueva edición