Skip to content

Macri, enfadado por la filtración de datos personales en la causa del espionaje: “Esto es parte de la persecución permanente

Mañana su secretario privado, Darío Nieto, tiene que testificar en la investigación.

Macri, enfadado por la filtración de datos personales en la causa del espionaje:

Macri, enfadado por la filtración de datos personales en la causa del espionaje: "Esto es parte de la persecución permanente

El ex presidente Mauricio Macri se siente perseguido. Informó de ello a este diario después de que se filtraran sus datos personales en relación con el proceso penal de Lomas de Zamora, que debía investigar si la AFI había fundado durante su mandato una asociación ilegal que realizaba espionaje político.

“Esto es parte de la persecución en curso”, dijo Macri a este diario. E insistió en que la difusión de esos datos era una violación de su privacidad.

Su secretario privado, Darío Nieto, debe comparecer mañana – por zoom – como testigo en este caso, junto con los ex jefes de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, que ya han sido acusados en un capítulo de este megacaso, que trata de los sucesos del Instituto Patria y la vigilancia de la ex presidenta Cristina Kirchhner, ahora vicepresidenta.

La reacción de Macri se basa en lo que se ha conocido en las últimas horas: Según Nieto, en el expediente se incluyeron algunos datos personales del ex jefe de Estado, lo que no ayuda a la investigación en sí. La presentación estuvo a cargo del abogado defensor, Gervasio Caviglione Fraga, quien asegura que estuvieron involucrados en el caso: “a) números de teléfono personales y de negocios; b) dirección de su oficina y residencia donde vive; c) dirección de correo electrónico; d) usuario y contraseña de Facebook; e) su usuario y contraseña de Mercado Libre; f) fecha de nacimiento; g) número de CUIT y número de identificación fiscal; h) número de tarjeta de crédito, entre muchos otros datos personales del ex presidente Mauricio Macri, en flagrante violación de su privacidad y claramente la de mi cliente”.

Aunque esto no se menciona en la carta, también aparecen fuentes que se refieren a este diario, el código de Netflix o su pin de Blackberry, sus matrículas de coche, la fecha de su matrimonio o incluso su talla de zapatos. Era toda la información que Nieto tenía en contacto con el ex presidente porque era su secretario privado.

El caso de Lomas de Zamora tiene tres patas: espionaje político de partidarios y opositores, descubierto por el chivatazo del narcotraficante Sergio “Verdura” Rodríguez; espionaje a los presos de Kirchner y vigilancia de Cristina Kirchner en el Instituto Patria – informado por la actual investigadora informática de la AFI Cristina Caamaño, que procesó a los ex directores de la AFI, a un jefe de contrainteligencia y a un agente especial, Alan Ruiz.

La semana pasada, la defensa de Nieto renovó una moción de desestimación contra los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, quienes lo acusan de ser parte de la organización ilegal que están investigando. Sin embargo, también solicitó la destitución del Juez Juan Pablo Augé porque apoya el trabajo de los fiscales como lo hace. “Todo esto es invisible a los ojos del juez que se niega, que, en su calidad de juez que controla el juicio, tiene que poner límites a los excesos de los fiscales y, por el contrario, en el juicio nunca ha encontrado una solución, en contra de las exigencias que han formulado”, dijo. Augé llegó al caso precisamente después de la desestimación del primer juez, Federico Villena, que fue desestimado a petición de tres espías – Leandro Araque, Facundo Melo y Jorge Saez.

El caso de espionaje político – en el que aparece Cristina Kirchner como demandante – ha adquirido una importancia inusual debido a la cuestión de quiénes eran las víctimas y los acusados, pero también por la información sensible con la que está tratando.

Ya se ha producido un escándalo, , que fue destapado por este diario hace unas semanas y que dio lugar a una investigación penal en el juzgado de María Servini: un documento enviado por la auditora de la AFI, Cristina Caamaño, fue subido al sistema Lex 100 de la autoridad judicial, dejando a la identidad de los agentes secretos , que no tenía nada que ver con la investigación en Lomas de Zamora. Dado que muchas partes tienen acceso al archivo, nadie ha asumido la responsabilidad de la difusión de este material. La verdad es que su contenido fue finalmente publicado en las redes sociales.

Los fiscales que delegaron el caso pidieron al Juez Augé que pidiera a las partes que evitaran la difusión de datos sensibles. Pero la defensa de Majdalani, a través de la defensa de Juan Pablo Vigliero, dijo que a los fiscales “les faltó la verdad para encubrir su propia responsabilidad y a la señora que intervino con la AFI”.

Es en este contexto en el que vienen las filtraciones de información sobre Macri. Estos datos -que se han venido dando desde hace tiempo, aunque no se han hecho públicos hasta ahora- provienen del secuestro de los teléfonos de Nieto, en un juicio que tuvo lugar el 25 de junio y que ha desafiado a la defensa desde el primer día. Además, se critica la manipulación del teléfono móvil y la extracción de información, en la que se afirma que aparecieron mensajes que no había tenido, por ejemplo con Silvia Majdalani.

“Una y otra vez esta defensa ha comenzado sus presentaciones de la misma manera y con la misma cita – dijo Nieto en su conferencia. En la fatídica tarde del 25 de junio de 2020, con motivo de la insignificante ausencia de un registro domiciliario en la casa de mi cliente, se señaló debidamente -y así consta en el informe sobre el secuestro de ff. 1708 del caso- “que, teniendo en cuenta el papel profesional que desempeñaría mi cliente el Sr. Nieto, podría llevar su caso a una conclusión”. DARÍO NIETO, durante el cuatrienio de gobierno del 10 de diciembre de 2015 al 10 de diciembre de 2019, y dado que la información que se obtendrá en el equipo confiscado contiene datos de gran importancia y relevancia, que están relacionados con el progreso del gobierno pero no con el propósito del caso, esta parte se reserva el derecho de tomar las medidas legales apropiadas en caso de fuga ilegal de toda esta información”.

Y añadió “Como en este resumen – en esta empobrecida novela del estado de derecho, fabricada por los fiscales en contra de mi cliente, y acordada con los Estados Unidos en su ya borrosa y lenta presentación en los tribunales – el Sr. Darío Hugo Nieto fue funcionario del Ejecutivo Nacional durante cuatro años (2015-2019); primero Secretario Privado del Presidente de la Nación y luego Subsecretario de Estado de Asuntos Presidenciales, por lo que es fácil deducir el trabajo y la vinculación personal que tuvo y sigue teniendo con el ingeniero Mauricio Macri, entonces ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina”.

Nieto habló de una serie de irregularidades que le perjudicaban: “Incidente de liberación de la prisión en el que desapareció un recurso presentado legalmente y a tiempo; búsquedas en las que se obtuvieron llaves personales de Nieto y de sus padres y hermano mediante procedimientos coercitivos y bajo amenaza de detención inmediata; distribuir y compartir los datos encontrados en el teléfono móvil de mi cliente con otras investigaciones no relacionadas con el motivo del secuestro, y recopilar información sobre el día y la hora en que me comuniqué con mi cliente en su teléfono móvil en violación del secreto profesional; y violar la cadena de pruebas de esta evidencia digital, alterando, manipulando y produciendo pruebas colocadas ex profeso en el teléfono móvil al Sr. Nieto y construyendo una acusación artificial contra él”.

Y aseguró que “los fiscales han construido una acusación contra mi cliente con argumentos circunstanciales plagados de engaños que ni siquiera son psicológicamente convincentes para un observador imparcial de los hechos que son objeto de este juicio”.

Mañana, Nieto debe presentarse en la investigación ampliada. Majdalani está programado para el miércoles y Arribas para el jueves. (La semana pasada ambos ya aparecieron en la investigación del caso D’Alessio). ) Hoy, Alan Ruiz, ex jefe de operaciones especiales de la AFI y líder del grupo “SuperMarioBros” que descubrió el trabajo de los espías, testificó.

Susana Martinengo, responsable de la documentación presidencial en la Casa Rosada, ya explicó que no es el vínculo entre Macri y los agentes de inteligencia. Los veinte espías, también acusados, se negaron a testificar o se refirieron a lo que habían dicho en la anterior investigación de Villena, o hablaron para refutar las acusaciones y librarse de la sospecha.

Según el Ministerio Público de Lomas de Zamora, existía una “organización delictiva constituida a partir del propio aparato del Estado central, en particular el ejecutivo nacional y una de sus dependencias directas, el Servicio de Inteligencia Federal”. “Con diferentes roles, los que formaron la organización utilizaron su capacidad como funcionarios públicos y utilizaron la infraestructura del estado central para llevar a cabo actividades de inteligencia y/o espionaje en violación de la Ley 25.520, en diferentes períodos y en diferentes jurisdicciones territoriales”, dijeron.

(Con información de Mariana Dhabar)