Skip to content

Miriam Lewin en el Observatorio NODIO: “Este no será el ministerio de la verdad

La jefa de la Oficina del Defensor Público aseguró que no busca limitar la libertad de expresión. Por su parte, la diputada Karina Banfi presentará una solicitud de informes sobre la controvertida iniciativa.

Miriam Lewin en el Observatorio NODIO:

Miriam Lewin en el Observatorio NODIO: "Este no será el ministerio de la verdad

“Este no es el Ministerio de la Verdad, no es en absoluto la Gestapo de la Información, lo cual es particularmente doloroso para mí porque una gran parte de mi familia fue asesinada en el Holocausto”, dijo Mirian Lewin, jefe de la Oficina del Defensor Público de Comunicaciones Audiovisuales, en diálogo con este diario. La creación de NODIO, el Observatorio de Desinformación y Violencia Simbólica para “proteger a los ciudadanos de noticias falsas, maliciosas y engañosas”, suscitó la preocupación de la opinión pública y el periodista que sustituyó en junio a Rodrigo “Rodra” Rodríguez, un dirigente vinculado a Máximo Kirchner, trató de calmar la situación.

añadió: “Tal vez sea mejor no hablar de un observatorio, porque no tenemos poderes de sanción. Tal vez sea mejor presentar a NODIO como un centro de estudios que busca promover el derecho a la comunicación y la libertad de expresión, porque si se habla con violencia, se discrimina a los migrantes con un discurso misógino, homofóbico, odioso y se promueve la discriminación, se limitan los derechos de los grupos vulnerables”.

Las aclaraciones de Lewin son relevantes De los 215 observatorios de medios de comunicación que existen en el mundo, sólo 7 han recibido financiación estatal. Esto se aplica a países como, por ejemplo, Nigeria, Malasia y, por supuesto, Venezuela. El país gobernado por Nicolás Maduro no sólo contaba con un ministerio popular de la verdad, sino que en noviembre de 2017 aprobó una ley constitucional contra el odio, por la coexistencia pacífica y la tolerancia, conocida como “Ley contra el odio”, que preveía penas de 20 años de prisión, el cierre de canales de comunicación y multas para las empresas y los medios electrónicos.

La Defensoría Pública de Derechos es un organismo creado hace 11 años por la Ley de Comunicaciones Audiovisuales y depende de la Comisión bicameral de Comunicaciones Audiovisuales, cuyo presidente es la diputada Gabriela Cerruti y cuyo vicepresidente es el senador Alfredo Luenzo, ambos kirchneristas. La oposición acaba de ser representada en la secretaría de la Comisión por la diputada radical Karina Banfi. Como órgano de control, la presencia del aparato de la administración pública tiene un peso excesivo, no sólo en las autoridades sino también en los cargos bicamerales, ya que 9 están en manos del Frente de Todos y sólo 6 en las de la oposición.

El defensor público aseguró que los que participaron en la introducción de NODIO no formarán parte del Observatorio. La difusión del Observatorio lo dejó claro, pero a petición de los convocados, esta declaración lo expresó más tarde con mayor claridad. Así, con motivo de la presentación de NODIO, María Seoane, Adriana Amado, Jorge Alemán y Damián Loretti dieron sólo “una conferencia” sobre el impacto de la falsa noticia en el debate público. Florencia Saintout, por otro lado, podría ser incluida en una responsabilidad más formal.

Lewin también dejó claro que no hay un presupuesto específico para el desarrollo de un centro de estudios. “Esta no es una institución nueva, no tiene presupuesto, no es una institución que necesite nuevos fondos del erario público, y se gestionará con el personal que ya está en la oficina del Defensor del Pueblo”, explicó. Y dijo que habrá un consejo asesor. Pero “no saldrá del diálogo que tendremos con las plataformas, con las universidades y con las organizaciones de la sociedad civil.

Para el año 2021, el presupuesto de la Oficina del Defensor Público de los Servicios de Comunicación Audiovisual de la Nación es de 255.698.058 pesos, con un límite inferior de 139 puestos, de los cuales 211.384.529 son sueldos del personal. Y como fue creado por la Ley de Servicios Audiovisuales, que explícitamente no incluía las redes sociales en su órbita, los medios incluidos en su control son la radio, la televisión, los medios gráficos en línea y en papel.

La congresista Banfi anticipó que presentaría una solicitud de informes para que se conocieran oficialmente los objetivos de NODIO, quiénes serían los miembros y qué metodología se utilizaría para desarrollar el contenido. Y supuso que su posición sobre este tema sería clara: “La única manera de proteger a los ciudadanos de la información falsa es el acceso a la información pública”.

En este contexto, aseguró que “al contrario de lo que se cree, es más fácil que un político o un funcionario de información falsa, como hizo el Presidente cuando mostró películas con datos falsos de países y provincias o cuando dijo que el Coronavirus no se transmitía por el mate o el té”. “Los periodistas, dijo, están más acostumbrados a controlar, y si no lo hacen, hay otras formas de que el público ejerza sus derechos en virtud de la ley.

Finalmente, en diálogo con este diario, Lewin quiso subrayar que “otra iniciativa que estamos promoviendo desde la oficina del Defensor del Pueblo es tratar de disciplinar a las mujeres, tratar de atacarlas por su apariencia física, por su consumo problemático, por su forma de vestir, por su capacidad de ser madre o no. Creo que esto es definitivamente algo tóxico para la democracia. Apoyo y reafirmo mi compromiso con la libertad de opinión, la libertad de expresión y la pluralidad de voces”.