Skip to content

¿Quiénes son los “embajadores” de PJ que cultivaron la amistad estratégica con el gobierno chino

Durante años han formado parte de delegaciones que viajan a reuniones con el Partido Comunista de Xi Jinping. Algunos ocupan áreas en defensa y política exterior

¿Quiénes son los

¿Quiénes son los "embajadores" de PJ que cultivaron la amistad estratégica con el gobierno chino

Como un juego de Mahjong, el peronismo participa en un juego político amistoso con el Partido Comunista de China (PCch), que se ha profundizado en los últimos diez años a través de viajes, visitas y un intercambio fluido de alto nivel. Ni siquiera la presidencia de Mauricio Macri interrumpió el desarrollo de la diplomacia “argentina”, que hoy ayuda a engrasar una política exterior inclinada hacia Beijing.

A finales de septiembre, el Presidente Alberto Fernández llamó por teléfono a su homólogo chino, Xi Jinping, y ratificó la alianza estratégica, al tiempo que fijó la fecha en que se uniría formalmente a la Iniciativa de Franjas y Rutas (OBOR). OBOR es un renacimiento geopolítico de la antigua y milenaria “Ruta de la Seda” anunciada por China en 2013 y consiste en un atractivo plan de inversión e intercambio comercial con los países de Asia, África y América Latina. Diecinueve países de América Latina ya se han sumado a esta iniciativa.

China se convirtió este año en el socio comercial más importante de la Argentina, aunque el país parece ser un capítulo más de la creciente influencia de China en América Latina y el Caribe. El comercio del gobierno chino con la región ha crecido de menos de 20.000 millones de dólares en 2000 a 266.000 millones de dólares en 2017, y el objetivo principal de la capital es construir corredores de infraestructura para asegurar el flujo de recursos estratégicos.

La diplomacia oficial y comercial se lanza después de una larga marcha en la arena política en la que el Partido Justicialista (PJ) y su presidente José Luis Gioja fueron los actores privilegiados de las relaciones amistosas con el comité del partido de Xi Jinping. El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y ex canciller Jorge Taiana es otro representante de las relaciones exteriores con el PCCh. Taiana no sólo es un experto en política internacional, sino también una fiel referencia a Cristina Kirchner y su visión geopolítica de la Argentina.

En un hecho poco comentado, se le pidió a Taiana que confirmara al jefe del departamento internacional del PC chino, Song Tao, que el vicepresidente proporcionaría el apoyo de Argentina para unirse a la Iniciativa Franja y Ruta. La comunicación tuvo lugar en agosto, un mes antes de la llamada entre Xi Jinping y Alberto Fernández.

La embajada “diplomática” de Taiana tuvo lugar en uno de los ciclos conjuntos de capacitación en materia de políticas y , dirigidos por los dirigentes de PJ y del PC chino, en los que se compartieron experiencias sobre las políticas de erradicación de la pobreza. Son reuniones con rigidez de protocolo, pero en las que está en juego una de las dimensiones de la diplomacia china.

“Hemos celebrado muchas reuniones telemáticas de partido a partido, donde compartimos los valores de la justicia social. La relación con China es más que importante. Creo que contribuye a una mayor integración e inversión. Todo se suma y se complementa”, dijo Gioja en un diálogo con este diario.

La relación entre el PCCh y los partidos políticos de América Latina es uno de los mecanismos que permiten consolidar las relaciones bilaterales entre los países individuales y la Nación Dragón. Una de las instituciones regionales que sirve de enlace es la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Coppal), a la que pertenecen más de 60 organizaciones latinoamericanas y en la que la CJ desempeña un papel destacado.

En septiembre, sólo dos facciones fueron invitadas por Coppal a hablar en una sesión plenaria virtual oficial del PC chino en la provincia de Guizhou. Uno era el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, Alejandro Moreno Cárdenas, y el otro era José Luis Gioja. El PJ suele ser un invitado de honor en la agenda internacional del régimen comunista.

Como cualquier nación con pretensiones hegemónicas, el gobierno de Xi Jinping persigue una política de seducción o de poder blando en su lucha geopolítica con los Estados Unidos. En tiempos del Coronavirus, el Partido Comunista Chino trató de contrarrestar las acusaciones del Presidente Donald Trump sobre el “virus chino” con la “diplomacia de barbijo”, que consistía en entregar elementos de protección de la salud.

Algunas de las entradas y herramientas utilizadas para combatir el COVID-19 tenían un vínculo con JP, como lo confirmó Gioja. “Donaron alrededor de 50.000 barbijos, entre otras compras e insumos. Lo pasamos al Ministerio de Salud”, dijo el líder de la lista de justicia y vicepresidente de la Cámara de Diputados.

Las delegaciones

Durante el gobierno de Cambio, Gioja tuvo la tarea de seleccionar y reunir delegaciones de líderes peronistas que viajaron a la tierra de la Gran Muralla. En Argentina, diplomáticos y líderes del comunismo chino dieron el regalo en el cuartel general de PJ en la calle Matheu.

Según los conocedores de la política exterior china, estos viajes y entrevistas con los partidos políticos funcionan como un mecanismo para mejorar el entendimiento mutuo y promover acuerdos políticos.

“La característica especial de la cultura china es que la confianza y los lazos no se desarrollan de la noche a la mañana. Si mantenemos estos intercambios durante tanto tiempo, la cooperación será más intensa y madura, ya sea en el gobierno o en la oposición. Esta es una relación estratégica”, dijo al periódico Francisco Cafiero, secretario de asuntos internacionales del ministerio de defensa y uno de los vínculos de PJ con el Partido Comunista Chino.

“La cooperación entre los partidos esta vez se centró en el intercambio de información sobre diferentes experiencias de justicia social y programas para sacar a la gente de la pobreza. Es una forma de aprender de nuestros sistemas”, añadió el experto en relaciones internacionales. “Conocer las experiencias de la mayor parte del mundo facilita el diálogo, crea una agenda de contactos y ayuda en el ejercicio de la diplomacia de los partidos”, concluyó.

Francisco Cafiero comenzó su relación con el PCch en 2006 a través de Coppal, donde es Vicepresidente. El líder asume este papel casi por tradición familiar: Antonio Cafiero ya había alcanzado la presidencia de la unidad regional del partido.

Antes de convertirse en Ministro de Defensa, Cafiero dirigió el Centro Latinoamericano de Estudios Políticos y Económicos en China (Clepec), un think tank que tiene como objetivo promover las relaciones con el país asiático. Uno de sus patrocinadores es Electroingeniería, la empresa argentina involucrada en el desarrollo de las represas de Santa Cruz, Néstor Kirchner y Jorge Cepernic hasta que sus acciones fueron vendidas a la empresa china Gezhouba.

A través de Gioja, el peso del PJ de San Juan tuvo una importante influencia en el diseño de los seguidores a China. Otros nombres que han servido como “embajadores” del PC chino en los últimos años son Daniela Castro, secretaria de ciencia, tecnología e industria del Ministerio de Defensa, y Guillermo Carmona, presidente del Instituto de Asistencia Financiera para el Pago de Pensiones y Jubilaciones Militares (IAF), entre otros líderes provinciales del Partido de la Justicia.

Tanto el politólogo Castro como el ex diputado Carmona han integrado, junto con otros partidos políticos y legisladores, el grupo de parlamentarios de la amistad con la República Popular China. Desde su función, han promovido actividades de cooperación sino-argentina y diversos tipos de intercambio en los últimos años. Durante el gobierno de Gioja, Castro trabajó en varios proyectos de interés mutuo, como el acuerdo para instalar un radiotelescopio chino-argentino (CART) en el departamento de Calingasta.

Junto con Francisco Cafiero, Castro y Carmona comparten una característica común: dependen del Ministro de Defensa, Agustín Rossi. La cartera interviene en parte de las inversiones y proyectos compartidos con el gobierno de Xi Jinping. Además de las represas, la más conocida es la Estación de Espacio Lejano en la “Bajada del Agrio” , en la provincia de Neuquén.

– ¿Hay una causalidad en estas designaciones?

– “No es una estrategia roja”, bromeó Francisco Cafiero a este diario. “Estamos muy de acuerdo con el Partido Comunista Chino antes de que se convirtiera en un gobierno, y nuestra participación siempre vino de la vida interna y de las reuniones que canalizamos como el Partido de la Justicia”, dejó claro.