Skip to content

Rodolfo D’Onofrio y Jorge Ameal compartieron un chat virtual organizado por la DAIA contra la violencia y la discriminación

Los presidentes de River y Boca formaron parte de un encuentro organizado por la DAIA, bajo el lema "Rivales en el fútbol, aliados para la diversidad"

Rodolfo D'Onofrio y Jorge Ameal compartieron un chat virtual organizado por la DAIA contra la violencia y la discriminación

Rodolfo D'Onofrio y Jorge Ameal compartieron un chat virtual organizado por la DAIA contra la violencia y la discriminación

Esta tarde, el Presidente del Club Atlético River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y su pareja del Club Atlético Boca Juniors, Jorge Amor Ameal, compartieron un encuentro virtual organizado por la delegación de las Asociaciones Argentino-Israelíes (DAIA) bajo el lema “Rivales en el fútbol, aliados para la diversidad”.

“Lo que tenemos en mente es una contribución. Desde nuestra institución, no dudo que Rodolfo, nosotros también, creemos que el deporte y la educación son capaces de hacerlo”, dijo Ameal al principio, antes de las palabras de D’Onofrio: “Desde que llegamos a River, hemos intentado por todos los medios acabar con la violencia. Hemos conseguido que no haya bares en River. No tenemos ningún Barrabrava. Hay una habitación vacía, un agujero que demuestra que no están ahí. Una lucha que el fútbol argentino debe librar. Es complejo y difícil. No discriminamos a nadie.

El presidente de

River continuó: “Tratamos de estar muy cerca de las comunidades. Donde no hay discriminación. Estamos en la misma línea con Boca. La creencia de que estos dos clubes deben trabajar juntos para vivir en una sociedad mejor. Somos los presidentes, tenemos una responsabilidad, pero tenemos comités y socios para hacerla realidad.

Casi 200 personas participaron virtualmente en la reunión. Fue moderado por el periodista Victor Tujschinaider, que hizo las preguntas a los presidentes.

Antes de comenzar, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, dijo: “Gracias, Jorge y Rodolfo, por participar en una actividad simbólica. Se trata de la diversidad. Nos referimos a la diversidad, similitud o multiplicidad de conceptos culturales, étnicos o religiosos. Muchas veces entendemos que es una adversidad contra la que la DAIA lucha constantemente”.

“Debemos poner fin a este tipo de historia, esto es lo que nos está pasando con Bolivia y Paraguay. Creo que tenemos que trabajar, el fútbol argentino es el deporte más importante y nuestras instituciones son muy importantes. Sería muy importante no terminar en esta reunión, sino hacer un llamado a nuestra gente de Boca y River para que continúen usando este espacio. Hacemos muchas cosas. Tenemos un plan de trabajo y tenemos el compromiso de entregar un mensaje constante; no debemos olvidarlo. Esto debe ser una expresión de amor y afecto; no puede seguir así”, dijo Ameal.

D’Onofrio añadió: “En River estamos trabajando mucho en estos temas. Hemos creado una junta consultiva contra las situaciones de discriminación y violencia de género. Y con el tema de la cuota de mujeres. En las próximas elecciones, cinco de los 25 líderes en el cargo serán mujeres. Todos los lugares deben tener ese porcentaje. Pensamos que es sólo el suelo, no algo que deba permanecer allí. Las mujeres deben ocupar todos los espacios que poseen. Y en la diversidad de género, porque puede haber quejas dentro del club.

Respecto a los cantos insultantes y discriminatorios, el Presidente de River reveló una anécdota sobre ellos: “Como soy el Presidente de River, una de las cosas que siempre cuento es ésta. Hago muchas cosas con River en el Barrio 31, y un día cuando volví a los 31 años después de una invitación, uno de los chicos me dijo que estaba triste. Me dijo que estaba rodeado de fans de River gritando como si fueras boliviano o paraguayo – o peor. Mientras que yo salí a hablar y a posar. Y por suerte la AFA para los juegos. Nunca olvidaré a ese niño llorando. Y que aquellos que escuchen sepan que si creen que son graciosos, están haciendo algo malo a una comunidad.

“En este caso no culparía al fútbol, sino a la sociedad y la cultura. El fútbol es la imagen espejo. Lo que sucede en el mundo, en mi opinión, tiene que ver con una sociedad que debe reaccionar y poner fin a toda xenofobia. En lo que respecta al mundo, me parece que la FIFA y las organizaciones están trabajando para detener el juego. La pena es esta: No te doy el espectáculo, te quito la diversión y el entretenimiento. Los clubes deben identificarlos, suspenderlos temporalmente y excluirlos como miembros. Esta es la manera de marcar que si alguien va demasiado lejos y está en contra de la sociedad, hay que reaccionar de una manera civilizada y dentro de una democracia”, enfatizó el Presidente del Río.

D’Onofrio insistió: “Cuando hablo de expulsión ¿Qué haces con una persona que está pensando en lanzar una silla en el campo? No puedes decir: “Ven aquí, te educaré. Tienes que dar el ejemplo. Estoy convencido de que con la educación podemos cambiar el país. Simplemente digo que en casos extremos no se puede tener contemplación porque no se puede vivir juntos en esta sociedad.

Ameal respondió en este punto: “Hay eventos aislados aquí. Estas cosas existen realmente. Pero lo que tenemos que hacer es comunicarnos, llamar a los medios de comunicación y hacer que nos ayuden a comunicarnos. Basta con estas preguntas, no existe tal cosa. No debemos animar a estos fantasmas, porque si los animas, aparecerán. Con educación y persuasión lograremos estos objetivos.

Y lo dejó claro: “Con Rodolfo queremos ser parte de esto. Para invocar otras condenas, para hacer una mesa amplia. Usted (en relación con la DAIA) tuvo la idea, continuemos. Pero tenemos que hacer algo de persuasión. Si tenemos éxito, tendremos una mejor Argentina. No veo tanta discriminación. Desde Boca y personalmente me gustaría acompañarte”.

A ambos se les preguntó sobre el progreso y el apoyo del fútbol femenino a través de sus clubes. Ameal dijo: “Lo llevamos a los suburbios y a las provincias. Estamos trabajando duro. Es una forma de integración. Hace 10 o 15 años, nos dijeron que debíamos tomar en serio que las mujeres estuvieran allí para cocinar. No, la mujer tiene que cumplir todas las condiciones. Creemos firmemente en eso. Debemos reunirlos y discutir que tienen los mismos deberes y derechos. Y discutir cuál es el camino. Estamos muy contentos con el fútbol femenino.

D’Onofrio a su vez dijo: “Estamos creciendo en las ligas inferiores del fútbol femenino. Es el camino y la forma. Es otro deporte que hacemos en el club. En las ligas superiores son semiprofesionales. Y eso es bienvenido en cierto modo. Tienes que tener algo que imitar o copiar. La Copa Mundial Femenina fue algo grande. Creo que es muy bueno que exista como otro deporte dentro del club. Y comparto que lo estoy desarrollando en todo el país. Y crecerá exponencialmente.

También se pidió a los presidentes que presentaran sus posiciones y estrategias sobre la violencia de género. “Creamos una junta asesora para intervenir en casos de discriminación. Esto no existía en River. Tenemos otro equipo técnico (interdisciplinario) que tiene que actuar cuando sea necesario. Si se presenta una denuncia de género, tenemos que actuar. Es un tema central, un tema que hay que defender, porque el feminicidio es una realidad”, dijo D’Onofrio.

Ameal acaba de ser consultado sobre el caso del futbolista Sebastián Villa. . El huelguista colombiano fue denunciado por su pareja por violencia de género a finales de abril de este año . “Lo primero que dijimos es que debe ser determinado por la justicia. Tengo otra información. Del jugador y el representante y las fotos que no nos pueden gustar en absoluto. Tenemos un acuerdo colectivo y el jugador tiene que entrenar. Eso debe ser decidido por la justicia. Estamos en los medios todos los días, Boca provoca estas cosas. River goza de buena salud en los medios: no aparece mucho, habla lo justo. Pero no tenemos absolutamente nada.

“Lo más importante es que River y Boca no sólo están juntos en el fútbol. Y estamos de acuerdo en prácticamente todo. Y no hay duda de que tenemos una misión fuera del fútbol que es fundamental. Discutamos ideas, proyectos, pero no personas. La diversidad es que tenemos opiniones, pero debe haber un diálogo que nos permita encontrar soluciones”, dijo D’Onofrio.

Su pareja de Boca continuó: “Mientras eduquemos, mejoraremos. Esto debe concretarse para que sea parte de nuestro mensaje, parte de nuestro viaje. Tenemos el deber de usar la razón. Y la razón es educar. La violencia es un tema muy preocupante”.

Al final, ambos llegaron a la conclusión de que no era factible que un día pudieran ver un Río Boca en la misma habitación. “Esa es una imagen, eso no va a suceder. Voy a ir a la corte con mis amigos. No le desearé suerte a Rodolfo, pero le llamaré de todas formas -dijo Ameal riendo. D’Onofrio añadió: “Si perdemos, lo llamaré para felicitarlo por lo que hice en la última cita. Creo que esto es un deporte y he aprendido que cuando se acaba tengo que compartir con el oponente. Me iré triste o feliz. Lo más importante es que estamos juntos antes y después de los 90 minutos.