Skip to content

Rodríguez Larreta, Vidal, Lousteau, Frigerio Stolbizer y López Murphy se presentaron juntos y dieron un mensaje anti-crack

En un acto organizado por el ex Ministro del Interior para "el día del amigo desarrollista", los líderes de la oposición destacaron la importancia de un amplio consenso para gobernar. Facundo Manes también participó

Rodríguez Larreta, Vidal, Lousteau, Frigerio Stolbizer y López Murphy se presentaron juntos y dieron un mensaje anti-crack

Rodríguez Larreta, Vidal, Lousteau, Frigerio Stolbizer y López Murphy se presentaron juntos y dieron un mensaje anti-crack

En la histórica sede nacional del MID en la calle Ayacucho, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Martín Lousteau, Margarita Stolbizer, Facundo Manes y Ricardo López Murphy pudieron presentarse juntos. Nadie habló de elecciones o alianzas a solicitar, pero quienes siguieron el evento por streaming sabían que estos líderes de diferentes partidos formarían parte del mismo espacio, la mayoría de ellos ya en 2021.

El evento fue organizado por el ex ministro Rogelio Frigerio, quien, disculpándose por el “Día del Amigo del Desarrollo”, pidió un evento para reflexionar sobre una agenda de consenso que pudiera restaurar el crecimiento o, como dijo Rodríguez Larreta, “un acuerdo que garantice que pueda crecer al 3% anual durante 30 años”.

María Eugenia Vidal, que era la única en la videoconferencia, se disculpó porque pudo celebrar el cumpleaños de su hija por primera vez en varios años. Los demás estuvieron presentes, junto con otros líderes de las diferentes salas, como el Ministro de Gobierno Bruno Screnzi y el ex legislador Sergio Abrevaya. La moderación estuvo en manos del periodista Paulino Rodrigues.

El Día del Amigo del Desarrollo es el 2 de noviembre, como homenaje al nacimiento de Rogelio J. Frigerio, figura inevitable en el gobierno de Arturo Frondizi y abuelo del ex Ministro del Interior. El evento fue organizado por Mauricio Colello, Subsecretario de Estado de la CABA, y un activista del desarrollo que aportó otra buena idea al evento.

Dio a cada uno de los invitados una lectura del discurso de Frondizi en la apertura de las sesiones ordinarias del 1 de mayo de 1958, para que pudieran elegir su frase favorita y comentarla a la audiencia. Como todos acordaron, la relevancia de la perspectiva y el diagnóstico que Frondizi hizo hace 62 años es sorprendente. O, como dijo Lousteau, “los problemas son todos iguales, pero exacerbados. No hay un solo problema nuevo en Argentina, repetimos la misma escena una y otra vez”.

Stolbizer se mostró especialmente satisfecho con la propuesta de reflexionar sobre el discurso de Frondizi, “una iniciativa tan bienvenida como oportuna”. Eligió la frase de que “el establecimiento del sistema jurídico y un poder judicial independiente que proteja al ciudadano de los excesos del poder administrativo son condiciones indispensables para el progreso económico”.

López Murphy eligió el párrafo de Frondizi, que habla de la redistribución de la riqueza. “Aumentar la producción y permitir su distribución más justa son los dos objetivos que deben conciliarse. Un aumento de la riqueza producida por el país en su conjunto, que no beneficia a toda la población, no es un bien socialmente significativo. Una distribución que desaliente los esfuerzos productivos conduce al empobrecimiento de todos”.

Mane, por su parte, se centró en el que dice que “una inmensa tarea nos espera”. Debemos luchar contra el atraso, el estancamiento, el desánimo y la desesperación”, otro punto de gran actualidad.

Rodríguez Larreta fue particularmente bien recibido en la ceremonia de clausura. Primero mostró una foto, que le regalaron, con su padre Horacio junto al viejo Frigerio en una mesa de juego. También dijo que Rogelio era su padrino y recordó los tiempos en que le hablaba de política. También fue posible entender aún mejor el final del discurso de Frondizi, que comentó en el evento.

Con tono dramático, el estadista argentino dijo: “El destino nos ha dado la tremenda responsabilidad de ocupar el primer lugar en esta columna, que será lanzada hoy. Apelamos a las reservas morales del país para que nos inculquen su fe y tenacidad para guiarnos y ayudarnos. Pedimos a Dios que nos dé la fuerza necesaria para afrontar y superar todos los obstáculos, para tener serenidad, determinación y energía ante las dificultades más graves, para tener la capacidad y el equilibrio para ser justos”. Y esbozó la necesidad urgente de construir puentes, presas, carreteras, oleoductos, centrales eléctricas y fábricas, para convertir tractores, generadores y maquinaria agrícola en todos los sectores. Está claro que se vio a sí mismo en esta escena.

Pero sobre todo, se detuvo en un punto diferente del texto cuando dijo: “Para realizar este emprendimiento, es un prerrequisito e indispensable sellar definitivamente la reunificación de todos los argentinos. Debemos eliminar los motivos de amargura, los pretextos de venganza, debemos erradicar el odio y el miedo en los corazones de los argentinos”.

“Eliminar los motivos de odio”, repitió el jefe de gobierno de Buenos Aires, porque “para construir un proyecto hay que poner un ladrillo sobre otro, es la única garantía de hacerlo bien, y es el modelo que es posible para los argentinos”.

Junto con Lousteau y Vidal, tanto Manes como López Murphy y Stolbizer estuvieron de acuerdo con este mensaje anti-crisis. Y es muy probable que la foto de hoy surja en el mismo espacio político para las elecciones parlamentarias de 2021, salvo en el caso de López Murphy, que ya ha previsto que formará parte de un frente liberal en la ciudad o en la provincia para formar una gran coalición en 2023 con la que derrotar al Frente de Todos.

Leer más:

Alberto Fernández está evaluando la flexibilización de la cuarentena en el AMBA para impulsar su propia agenda

El funcionario responsable del portal de educación donde se publicó “El Gorila Gorila” ha sido despedido

El mercado libre, imparable en la pandemia Casi ha duplicado sus usuarios y su facturación ha aumentado en un 85% en dólares