Skip to content

Sabina Frederic y Diego Santilli se presentaron juntos y atenuaron la controversia generada por el asesinato del policía Juan Roldán

El Ministro de Seguridad y el Viceprimer Ministro de Buenos Aires incluso comenzaron a organizar un homenaje conjunto en honor del uniformado que fue apuñalado hasta la muerte en Palermo el mes pasado

Sabina Frederic y Diego Santilli se presentaron juntos y atenuaron la controversia generada por el asesinato del policía Juan Roldán

Sabina Frederic y Diego Santilli se presentaron juntos y atenuaron la controversia generada por el asesinato del policía Juan Roldán

La ministra de Seguridad Nacional, Sabina Frederic, y el vice-jefe de Gobierno, Diego Santilli, se reunieron este martes para coordinar el trabajo entre las fuerzas federales y la policía municipal, después de haber debatido públicamente hace dos semanas el crimen cometido por el policía Juan Roldán, que tuvo lugar en Palermo.

Durante la reunión, que se denominó “reunión técnica”, se ajustaron tanto las cuestiones operacionales como las operativas de las diferentes fuerzas armadas. Por ejemplo, las operaciones en las entradas de la ciudad y la custodia de algunos edificios como el Congreso o los espacios públicos como la Plaza de Mayo, donde puede haber cierta “superposición” de tropas.

A nivel político, fuentes del Ministerio señalaron que la reunión fue “tranquila y relajada”, sin “entrega de proyectos de ley o discusiones sobre la reciente encrucijada de declaraciones de los medios de comunicación”.

A raíz del asesinato del policía Juan Roldán por un hombre con capacidades mentales alteradas, el funcionario nacional dijo que en la zona donde se cometió el crimen había varios miembros de la policía municipal que evitaron involucrar a en el evento, a pesar de que la seguridad de las calles de la capital depende totalmente de ellos.

“El agresor era un enfermo mental, y un enfermo mental no es un criminal. Por lo tanto, mi consideración es la siguiente: Por qué no aparecieron ni SAME ni la policía de la ciudad”, se preguntó. Y añadió: “Esta persona era conocida en el vecindario. La policía que tiene que actuar es la Policía Metropolitana, y la Policía Federal resolverá el problema omitiendo a otros actores, tuvieron que caminar 200 metros”.

Al día siguiente, el subdirector del gobierno, que también es responsable de la seguridad del distrito, aseguró que “no se involucrará en ninguna controversia”, pero reveló que estaba “orgulloso de la correcta actuación de las fuerzas policiales federales y municipales”. “Aplicaron los protocolos que se aplican a estos casos y trabajaron juntos profesionalmente”, dijo.

Unas semanas después, Frederic y Santilli aprovecharon la reunión para organizar un acto conjunto de homenaje de las fuerzas policiales federales y de la ciudad en un ambiente relajado. Aunque dejaron claro que aún no se había fijado una fecha, el 28 de octubre es el mes del trágico episodio, y podría ser una fecha lógica.

En consonancia con la posición del intendente Horacio Rodríguez Larreta, Santilli, por su parte, trató de mostrar que la gestión coordinada de la seguridad no se vería afectada por el mal momento que atraviesan las relaciones entre el gobierno de Buenos Aires y la Casa Rosada tras la reducción de la cofinanciación por parte de , que ha recibido la ciudad. El Vicepresidente también distribuyó la foto de la reunión con Frederic.

Fuentes que asistieron a la reunión revelaron que no se discutió nada sobre el uso de las pistolas paralizantes, otro tema candente en el campo de la seguridad.