Skip to content

Sergio Berni cuestionó a los municipios de Cambiemos que anunciaron que comprarán Tasers

El Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires aseguró que los intendentes de La Plata, Lanús, Vicente López y Tres de Febrero son demagógicos y declaró que no tienen control sobre su policía local. "Si quieren comprar las armas, pueden comprarlas, pero los funcionarios las van a usar", ironizó.

Sergio Berni cuestionó a los municipios de Cambiemos que anunciaron que comprarán Tasers

Sergio Berni cuestionó a los municipios de Cambiemos que anunciaron que comprarán Tasers

En medio del debate sobre el uso de las pistolas paralizantes, cuatro intendentes del área metropolitana de Buenos Aires analizan la regulación de su aplicación en sus distritos. Todos pertenecen a Juntos por el Cambio: Julio Garro de La Plata, Néstor Grindetti de Lanús, Diego Valenzuela de Tres de Febrero y Jorge Macri de Vicente López . La decisión del bloque de la oposición provocó una reacción del Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, quien aseguró que los líderes de la comunidad no controlan su policía local y por lo tanto no pueden organizar el uso de armas electrónicas.

El funcionario llamó a la estación de radio La Red y pidió salir al aire después de escuchar una entrevista con el secretario de seguridad y jefe de personal de Lanus, Diego Kravetz, quien explicó los detalles del plan del distrito para adquirir estas armas no letales. Visiblemente consternado por lo que había escuchado, Berni explicó: “Lanús no tiene policía; si quieren comprar las armas, pueden comprarlas, pero las usarán entre los oficiales. La policía local es parte del Bonaerense”.

El funcionario dijo estar sorprendido por la decisión de los intendentes y se preguntó si era ignorancia o demagogia cuando “un ministro de seguridad dice ‘los metemos en la cárcel’ como si tuvieran su propia policía; o dice ‘compraré pistolas taser para mi policía’; y la verdad es que la policía viene de Buenos Aires y responde a la dirección de la provincia de Buenos Aires”.

“Necesitamos dejar de hacer un poco de demagogia y empezar a pensar en un plan de seguridad integral y cómo implementarlo. Lanús puede comprar todas las armas que quiera, pero no sé para quién las usará. Aquí está la persona que dirige la policía de Buenos Aires y desarrolla el plan de seguridad, el ministro de seguridad provincial, no el municipio”, subrayó.

Berni recordó que los fondos proporcionados por la nación para reforzar la seguridad en el área de Buenos Aires no están destinados a la compra de tasers. “El presidente Alberto Fernández asignó un punto importante para el plan de seguridad para proporcionar tecnología a la fuerza, para no permitir que nadie compre lo que quiera para una fuerza policial que no le pertenece.

“Es una falta de respeto hablar de la policía local, porque si la policía local comete errores, no se hace responsable. Ellos (las comunidades) no detienen a nadie, el que lo hace y el que trabaja es la policía de Buenos Aires que yo dirijo”, ratificó Berni.

Tras la muerte de Roldán en Palermo, el teniente de intendente de Buenos Aires, Diego Santilli, confirmó que se reactivará la licitación para que la policía municipal compre 300 armas Taser. Ahora los cuatro intendentes de Cambiemos se unieron a esta iniciativa. Pero Berni les dejó muy clara su posición y la de la provincia.

“Debemos dejar de mirar las encuestas para saber lo que tenemos que decir mañana por la mañana. No podemos ver las encuestas y decir que queremos las Tasers. Necesitamos tomar un baño de cordura y empezar a pensar en políticas a largo plazo. No hay una política a largo plazo porque cada uno trae agua para su propio molino y no piensa en el bien común”, se lamentó.

En este sentido, recordó que quienes tienen el deber de definir las políticas públicas en materia de seguridad son los ministros de seguridad de cada provincia y no los secretarios de seguridad de los distritos, que “se apropian de la policía local como si fuera la suya propia, pero si dan problemas, no lo saben”.

“Debemos dejar de confundir a la gente: la policía local no es propiedad del intendente, sino de la policía de la provincia de Buenos Aires. El plan de seguridad es el de la provincia, y el dinero que se ha ganado se utilizará para proporcionar tecnología a las tropas y, sobre todo, para entrenar y profesionalizar la fuerza”, confirmó Berni.

Además, el Ministro recordó que la adquisición de este material no es barata y que su uso y entrenamiento no es fácil. Ni siquiera sabe el precio de las pistolas paralizantes, no lo sabe en absoluto. Las armas han cambiado la tecnología. El policía que lleva una pistola paralizante en cuanto la tira dispara una alarma a la orden y graba no sólo audio sino también vídeo. El problema no es cuánto vale, sino cuánto cuesta entrenar a un policía para usar este sistema. No es lo mismo entrenar a un policía con un arma de fuego, porque la munición es muy barata, que entrenar un cartucho taser, que es muy caro”, dijo.

En cuanto al entrenamiento, Berni dijo que es mucho más complejo. “Un arma de fuego dispara un solo proyectil, con la pistola taser salen dos electrodos, y estos electrodos tienen dos caminos diferentes porque transmiten electricidad. Para que la corriente fluya en el cuerpo humano, debe haber una diferencia en el rendimiento, es decir, cuanto más separados estén los electrodos, más eficaz será su uso. Con un arma de fuego hay que apuntar en una dimensión, mientras que con una pistola paralizante hay que apuntar en tres dimensiones”, explicó.

Finalmente, Berni aseguró que la Ministra de Seguridad Nacional, Sabina Frederic, aún no había cumplido su promesa de suministrar las armas Taser compradas por la administración anterior . “Las Tasers que fueron al GEOF, el Ministro había prometido entregarlas en la provincia de Buenos Aires. Todavía estoy esperando su llegada”, concluyó.