Skip to content

Sergio Berni gestiona la compra de 300 Tasers para las Fuerzas de Operaciones Especiales de la Policía de Buenos Aires

Tramita un expediente administrativo heredado de la dirección de María Eugenia Vidal para autorizar el uso de armas no letales. Ya ha sido aprobado por la policía y las Direcciones Jurídicas y Técnicas, entre otras áreas

Sergio Berni gestiona la compra de 300 Tasers para las Fuerzas de Operaciones Especiales de la Policía de Buenos Aires

Sergio Berni gestiona la compra de 300 Tasers para las Fuerzas de Operaciones Especiales de la Policía de Buenos Aires

Pocos días después de tomar posesión de su cargo, Sergio Berni, Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, recibió de los comandantes supremos de la Policía de Buenos Aires el expediente número 21.100-409.349/19, que “promueve la autorización del uso del arma electrónica TASER X2”. El nuevo funcionario distribuyó los documentos a varios organismos para obtener su opinión sobre la “viabilidad” de proporcionar el nuevo Superintendente de Operaciones Especiales (SFOE), creado el 17 de julio de 2019. La extensa documentación incluye los peritajes técnicos realizados con el Grupo Halcón, que -según los informes- demuestran que la Taser X2 no es letal si se utiliza correctamente y los que la van a operar están entrenados. Tanto es así que las pruebas se realizaron en el cuerpo de un oficial bajo estricta supervisión médica.

Como pudo saber este diario por fuentes oficiales, el proyecto ya ha sido aprobado por el Superintendente de Planificación y Operaciones Especiales, es decir, entre otros, el Jefe de Policía del Comisionado General, Daniel García, la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos, Técnicos y Administrativos, las Fuerzas de Operaciones Especiales y la Dirección del Grupo Halcón.

“El proyecto comenzó con la gestión anterior, cuando Cristian Ritondo era ministro, y la misma documentación fue entregada a Sergio Berni. Es un proyecto serio, desarrollado por el Grupo Halcón con la colaboración de la Policía Científica, expertos en balística, la Dirección de Salud y el Cuerpo Médico, para probar la letalidad de estas armas electrónicas. Además, uno de los miembros del Grupo Halcón se ofreció a realizar las pruebas con maniquíes. Estos informes se recogieron para la compra”, dijo a este diario uno de los funcionarios que trabajaron para la incorporación de este tipo de armas en la policía de Buenos Aires.

“El proyecto no estaba destinado a equipar a toda la fuerza policial, pero para los grupos de intrusión, los grupos tácticos, había 300 tasers. Con la pandemia, el expediente quedó en circulación. El ministro Berni se mostró muy contento y entusiasmado cuando vio los resultados técnicos y científicos. Es muy posible que el proceso se acelere ahora. Estas armas se usan para salvar vidas, no para tomarlas, y eso se ha demostrado aquí y en todo el mundo. El trabajo realizado establece incluso el grado de penetración de las agujas, el voltaje de descarga, la distancia óptima para el uso de las armas, el procedimiento, las partes del cuerpo que no deben ser golpeadas e incluso el lugar del uniforme donde deben ser usadas. La Taser X2 tiene un dispositivo de grabación para que todo quede registrado y no haya dudas de cómo y cuándo el dinero usó el arma”, añadió un segundo oficial que forma parte de la dirección actual.

El proyecto ya ha sido visto y aprobado por la Unidad Táctica de Operaciones de Emergencia, la Dirección del Grupo de Apoyo Departamental, el Grupo de Acción de Emergencia (IAG) y, por supuesto, la Dirección de Fuerzas Especiales Halcón.

Bajo el subtítulo “EL USO DEL TASADOR DE ARMAS ELECTRÓNICAS X2 EN OTRAS FUERZAS DE SEGURIDAD INTERNACIONALES”, el documento resume la importancia que estos policías le dan al arma electrónica. Destaca que la pistola paralizante X2, entre otras fuerzas, ya ha demostrado su eficacia en la Real Policía Montada del Canadá; . Policía Federal Australiana; Policía; Policía de Nueva Zelandia; Militar de Indonesia. Los 50 estados de los Estados Unidos. Policía Metropolitana de Londres; Policía Nacional Holandesa; Guardia Civil Portuguesa; Policía Militar Israelí; Policía Estatal Alemana; SWAT alemán en los 16 estados; Cobra Austríaca; Policía Nacional Colombiana; Panamá SENAFRONT; Policía de las Bermudas; Islas Vírgenes Británicas; Justiça Federal do Distrito Federal – Brasil; Carabineros de Chile (GOPE)”.

El artículo 2 del proyecto ministerial -todavía no firmado- que autoriza “la utilización, el porte del arma electrónica ‘TASER X2’ y su estuche de transporte” estipula que la utilización del arma no letal “está sujeta a la aprobación de una formación inicial, continua y renovada en la utilización del arma electrónica ‘TASER X2’, dirigida por la Dirección de Seguridad Especial ‘Halcón'”.

El proyecto, al que este diario tuvo acceso exclusivo, incluye un “Manual del usuario” del TASER X2 y describe los objetivos de la integración del arma electrónica en la mayor fuerza de seguridad del país. Por ejemplo, destaca que “de conformidad con los principios básicos para el uso de la fuerza y las armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que ayudan al personal policial a intervenir y resolver un conflicto fronterizo derivado de la función de seguridad, este tipo de ARMA MENOS, conocida como ‘TASER X2’, se utiliza con un uso diferenciado y graduado de la fuerza, protegiendo al mismo tiempo la seguridad del funcionario, del sujeto y del resto de la población”. Asimismo, se hace hincapié en la sensibilización de los agentes de policía sobre el uso correcto del arma electrónica, sobre las técnicas sistemáticas de su utilización y sobre las zonas del cuerpo en las que se realizan acciones defensivas u ofensivas para controlar la situación en la que intervienen en el cumplimiento de su deber, con la obligación legal de comprender que este elemento de trabajo, si se utiliza mal, puede causar lesiones graves o la muerte”.

De hecho, el trabajo describe las áreas del cuerpo que deben ser evitadas: Cabeza, genitales y tórax.

El estudio también se centra en las “distancias de funcionamiento” y en el “alcance y eficacia” de los impulsos eléctricos enviados por las sondas. Explica que la descarga eléctrica “varía según los cartuchos utilizados: el cartucho de corto alcance de 4,6 metros, se caracteriza por sus puertas amarillas blindadas. El cartucho de distancia media 7,6 metros, identificado por sus puertas blindadas negras y el cartucho de distancia máxima 10,7 metros, identificado por sus puertas blindadas amarillas”.

Después del asesinato del policía federal Juan Pablo Roldán, que fue apuñalado cuatro veces en el Barrio Parque, el debate sobre el uso de este tipo de armas ha vuelto a encenderse. El incidente tuvo lugar en un lugar muy concurrido y en presencia de otros miembros, en este caso la policía municipal. El agresor, que inicialmente sufría de problemas psicológicos, se abalanzó sobre el inspector, que se retiró, aparentemente para mantenerlo alejado de la gente que circulaba por la zona.

La pregunta es imposible de responder, pero la pregunta es si su vida y la del atacante, que también murió por las balas que recibió, se habrían salvado con el uso de la Taser.

Desde su llegada al gabinete de Axel Kicillof, el Ministro Berni se ha enfrentado con su homóloga nacional Sabina Frederic sobre el uso de la pistola paralizante por las fuerzas de seguridad. “Es un elemento indispensable que asegura la vida de la policía y de terceros”, dijo el ministro de Buenos Aires cuando fue consultado por TN el jueves. Hizo la declaración diciendo que era consciente de que Frederic y el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero tomaban la posición contraria: “Sé que ellos piensan así. Sin embargo, reveló: “Le pedí al Ministro que me diera todos los tasers que el gobierno nacional ha comprado y no usará”.

El Ministro respondió que Berni nunca los pidió. La discusión en el contexto del asesinato de un oficial de policía y la muerte del agresor con supuestos problemas psicológicos parece endeble. Especialmente cuando los propios funcionarios nacionales no están de acuerdo.

En primer lugar, Cafiero negó que se esté investigando el uso de las pistolas paralizantes para su aplicación. Un día después, Frederic aprobó su uso, pero sólo para el GEOF de la Policía Federal. Más tarde se añadirían otros grupos de élite, como el grupo Escorpio de la gendarmería, el grupo Albatros de la prefectura y un sector especializado de la policía de seguridad aeroportuaria.

“La gente que discute el uso de las Tasers no está en las calles. Lo que le pasó al policía asesinado vale la pena revisar ciertos temas ideológicos que no valoran la vida de Yuta y que tienen a la policía como palanca. La Taser es fundamental para situaciones con las características de lo que pasó en Palermo. Un policía puede sacar un arma basándose en lo razonable de la fuerza, lo que le permite usar la autodefensa. El cuchillo parece un arma inofensiva, pero resulta ser mortal”, dijo Berni.

El intercambio verbal entre los dos funcionarios – que riegan el mismo espacio político, el Frente de Todos – ha estado ocurriendo durante algún tiempo. En diciembre del año pasado, el ministro del Gobernador Kicillof había calificado de “tontería” la decisión del funcionario nacional de abolir el uso de las armas paralizantes, señalando que el antropólogo “nunca anduvo por el 9 de Julio con 200 personas esperando para cruzar un semáforo”, y añadió: “El uso de la pistola paralizante es esencial en ciertos lugares donde llevar un arma de fuego es una tontería”.

La controversia surgió porque la ministra había asegurado a la nación que no usaría las armas electrónicas que el ex ministro Bullrich había comprado. Una decisión que ahora parecía estar invertida.

“Debemos fijar el rumbo y tratar de aprender lecciones de esta tragedia que nos ayuden a evitar situaciones similares en el futuro. La discusión de la pistola paralizante sí o no es abstracta: firmé una resolución autorizándola para las fuerzas especiales. La provincia de Buenos Aires puede comprarlos si lo desea. Cada jurisdicción tiene la autonomía para tomar sus propias decisiones y avanzar”, le dijo el funcionario nacional.

El acto iniciado en los últimos meses de la gobernación por Vidal y el ministro Ritondo ha sido reactivado y ahora está en manos de Berni para acelerar los tiempos en que la pandemia se tornó letárgica.