Skip to content

Sergio Berni llegó a la protesta y pidió a los colectivos que levantaran el piquete

El Ministro de Seguridad de Buenos Aires se presentó en el juzgado de la Avenida General Paz para negociar con el tribunal de conductores. Los conductores reclaman más seguridad después del asesinato de un compañero Virrey de Pino

Sergio Berni llegó a la protesta y pidió a los colectivos que levantaran el piquete

Sergio Berni llegó a la protesta y pidió a los colectivos que levantaran el piquete

El Ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, se presentó ante un grupo de conductores de autobuses que están haciendo un corte a la altura de Alberdi en la Avenida General Paz para protestar por el asesinato de un compañero en Virrey del Pino, distrito de La Matanza. El piquete es parte de una huelga de 24 horas de la Unión de Tranviarios Automotores (UTA), que está llegando a la parte oeste del área del gran Buenos Aires.

Desde la madrugada después del asesinato de Pablo Flores, conductor de la línea 378, que murió de un disparo en la cabeza en el barrio Matancero de San Javier, los conductores se han concentrado en este punto.

Berni llegó al epicentro de la protesta en medio de un clima de profundo malestar. No fue fácil para el oficial presentarse a los manifestantes. Algunos colectivos expresaron su indignación por el crimen de su colega con insultos y fuertes quejas verbales.

“La gente sacará los autobuses. Trabajaremos con los conductores para elaborar un plan que les dé más seguridad. Acaban de matar a uno de sus camaradas”, dijo Berni a la prensa después de iniciar las negociaciones para poner fin al bloqueo de tráfico.

“Me preguntaron lo que todos en la carretera piden: seguridad”, dijo el ministro.

Fiel a su estilo de confrontación, el funcionario estaba molesto por la interrupción y los periodistas que querían hacerle preguntas. “¡Está bien, ahora estoy hablando! ¡Silencio, silencio, uno tras otro, si eso no es nada! Organicémonos”, dijo alrededor de las 9 de la mañana.

Alrededor de las 10 de la mañana, representantes de los conductores de la línea 218 y el Ministro de Seguridad negociaron la elaboración de un plan de seguridad. Los trabajadores esperaban una propuesta concreta para levantar las medidas coercitivas y el piquete del General Paz.

La huelga de los conductores de la UTA tuvo un impacto desigual en más de 40 líneas en la zona oeste de la conurbación de Buenos Aires. Junto con la huelga, se hizo un recorte total en la Avenida General Paz a la altura de Juan Bautista Alberdi.

La protesta tuvo sus momentos culminantes. Un grupo de automovilistas y vecinos realizaron anoche una manifestación frente a la comisaría del Virrey del Pino, que terminó con graves incidentes, entre ellos enfrentamientos con la policía de Buenos Aires, la quema de coches patrulla, balas de goma y gases lacrimógenos.

Esta mañana, el personal de Flores expresó su insatisfacción con el crimen y pidió mayores medidas de seguridad. Mientras tanto, los investigadores trataron de aclarar el motivo del asesinato e identificar a los autores.

“Lo que sabemos es que no fue un robo. Lo más importante es que un colega suyo está muerto y tenemos que darle una respuesta”, dijo Sergio Berni sobre el asesinato.