Skip to content

Sergio Massa presentó el proyecto de ley de Tahiel Contreras, con penas de hasta 25 años para los que matan ejecutando picaduras

Tras la muerte del niño de seis años que murió en una corrida de toros el pasado 13 de septiembre, la iniciativa propone crear la figura del "asesinato en la carretera".

Sergio Massa presentó el proyecto de ley de Tahiel Contreras, con penas de hasta 25 años para los que matan ejecutando picaduras

Sergio Massa presentó el proyecto de ley de Tahiel Contreras, con penas de hasta 25 años para los que matan ejecutando picaduras

En presencia de los familiares de Tahiel Contreras, fallecido a los seis años de edad y víctima de una carrera automovilística, el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el Ministro de Transportes, Mario Meoni, presentaron en el Congreso el proyecto que pretende crear la figura del “asesinato en la calle”, con penas de 8 a 25 años para quienes maten corriendo con una picadura.

En la iniciativa, Massa opinó que “el desprecio a la vida debe tener el mismo castigo en el código penal”. “Es muy importante que este Congreso se centre en la fijación de las sentencias para que los jueces no puedan escapar a los caprichos de la ley”, añadió.

“Que ésta sea la última muerte inútil, y que nosotros, como sociedad y como parlamento, establezcamos nuevas normas de comportamiento para que los hechos no se repitan”, exigió el diputado principal.

El ministro Meoni, por su parte, dijo que “de una vez por todas debemos castigar a los que utilizan un medio de transporte y matar con él”.

El proyecto, redactado por el diputado Ramiro Gutiérrez del Frente de Todos y originado en la Agencia Nacional de Seguridad Vial, lleva el nombre de Tahiel Contreras, quien falleció a los seis años de edad el domingo 13 de septiembre como consecuencia de un bloqueo de caminos en la ciudad de Gregorio Laferrere, Provincia de Buenos Aires.

Los padres de Tahiel, junto con otros familiares de víctimas de accidentes de tráfico, formaron parte de la presentación en el Congreso. Su madre, Noelia Díaz, pidió que el proyecto de ley “se convirtiera en ley” y exigió “justicia por el asesinato de su hijo y por todas las víctimas”.

El texto de la ley prevé penas que van de 8 a 25 años de prisión y estipula que el infractor de tránsito será encarcelado desde el momento de la investigación, así como la pena absoluta de inhabilitación para conducir.

También estuvieron presentes el Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Pablo Carignano, los diputados Carolina Gaillard -Presidenta de la Comisión de Legislación Penal-, Paula Penacca, Carlos Selva, Facundo Moyano -Vicepresidente de la Comisión de Transportes-, Ramiro Gutiérrez y Nicolás Rodríguez Saá, y otros. a. Representantes del Observatorio de las Víctimas de Delitos y Accidentes de Carretera, Sandra Rossi (Directora) y Viviam Perrone

La muerte de Tahiel

Según fuentes judiciales, el incidente ocurrió el domingo 13 de septiembre en la esquina de la Ruta 21 y Soldado Sosa, donde tres hombres a bordo de un Volkswagen Bora, un Vento y un Chevrolet Corsa cometieron una picadura. Nahuel Olivera, de 22 años, que conducía el Corsa, perdió el control del coche y chocó con un Volkswagen Fox de conducción normal. Este último golpeó al chico de Tahiel-Contreras y a sus padres, que estaban esperando para cruzar la carretera, debido a la avalancha. El chico perdió inmediatamente la vida y se quedó en la carretera. El padre sufrió un golpe en la pierna y la madre permaneció ilesa.

Los conductores del Bora y el Vento se escaparon. Olivera, por otro lado, permaneció en estado de shock en la escena del crimen por lo ocurrido, y fue posteriormente arrestada. El caso fue manejado por el fiscal Fernando Garate de la UFI No. 1 Gregorio Laferrere, quien acusó a Olivera de asesinato simple con posible malicia.

Al día siguiente la policía también arrestó a Alexis Escribanti, de 24 años, que conducía el Vento y fue acusado del mismo delito.