Skip to content

“Si hay un aumento del contagio puede haber un retroceso”, advirtió Nicolas Trotta sobre las clases presenciales

El Ministerio de Educación de la Nación se pronunció sobre el retorno a la escuela y advirtió que la "circulación comunitaria" de la COVID-19 es un límite para el retorno completo a las aulas

"Si hay un aumento del contagio puede haber un retroceso", advirtió Nicolas Trotta sobre las clases presenciales

Localidades de Buenos Aires cercanas a la ciudad de Buenos Aires regreso a clases frontales o actividades educativas “no escolares” en espacios abiertos a partir de este martes, poco más de dos meses después de finalizado el ciclo escolar, mientras que algunas provincias podrían analizar un regreso parcial, pero sólo para comunidades sin circulación comunitaria de coronavirus.

En la ciudad de Buenos Aires, los niños y niñas regresan a las aulas en el quinto año de la escuela secundaria, el sexto año de la escuela técnica y el séptimo año de la escuela primaria en la administración pública. El Ministro de Educación Nicolás Trotta advirtió que “si el número de casos” de coronavirus “aumenta”, podría haber “una reversión”, pero si las infecciones “permanecen estables”, la presencia parcial del virus podría persistir.

“La ciudad está en riesgo medio”, dijo Trotta, definiendo el distrito según los nuevos criterios adoptados por consenso en el semáforo epidemiológico para la introducción de la enseñanza física en el aula. “El pasaje para el regreso a las aulas físicas implica que el indicador de objetivo tiene todas las luces en verde. Es el indicador más complejo para el AMBA, mientras haya circulación en la comunidad, el indicador es rojo”, advirtió.

En una entrevista con la emisora La Red, el Ministro de Educación dijo que para que las clases regresen a todos los niveles, “los indicadores deben mejorar sustancialmente, como sucede en otras provincias”, aunque agregó que “este indicador puede ser revisado en las próximas semanas” después de esta primera etapa del nuevo semáforo.

Trotta también reiteró que lo que sucederá a partir de esta semana en el área del Gran Buenos Aires (AMBA) incluye “actividades educativas extracurriculares” y casos de reconexión pedagógica, por lo que no se trata de una vuelta a la normalidad educativa.

Según una encuesta realizada por las autoridades de Buenos Aires, podrán abrir sus puertas 38 escuelas técnicas, 131 escuelas secundarias estatales y 464 escuelas primarias, lo que corresponde a 633 escuelas y 33.221 alumnos. Las primeras escuelas, que comenzarán este martes, están ubicadas en el distrito de Villa Devoto de Buenos Aires.

Después de eso, las clases continuarán en las escuelas técnicas y secundarias y la semana siguiente en las escuelas primarias. “Las escuelas privadas también pueden empezar, pero deben seguir un procedimiento muy simple. Deben ponerse en contacto con la Dirección General de Educación Privada, confirmar que conocen y seguirán el protocolo, y a partir de ahí les permitiremos abrir sus puertas”, dijo la Ministra de Educación de Buenos Aires, Soledad Acuña.

Sobre la cuestión de cómo seguir el calendario educativo, Acuña consideró adelantar el inicio del año escolar 2021 “por unos días o un mes”. Aunque el calendario terminará según lo previsto, actualmente se están evaluando los organismos de calificación “para decidir si los niños necesitan ir a la recuperación”.

“Cuando esto suceda, habrá una escuela de verano en las escuelas estatales para aprender todas aquellas lecciones que no pudieron ser consolidadas este año”, dijo Acuña.

En la ciudad y otros distritos, se espera que la decisión provoque un conflicto sindical con los sindicatos de maestros, ya que el Sindicato de Educación (UTE) y Ademys, las organizaciones con más miembros, han expresado su oposición a la medida.